Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Figura Boris Karloff entre grandes clásicos de cine de terror

22/11/2010 04:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El actor británico Boris Karloff, considerado por su actuación de “Frankenstein” entre los grandes clásicos del cine de terror, junto a Lon Chaney Jr. (como El Hombre Lobo) y Béla Lugosi (como Drácula), nació el 23 de noviembre de 1887. Para dicho personaje Karloff portó un incómodo traje y unos zapatos de plataforma, que le causaron daños en la espalda durante el resto de su vida, pero gracias a su aportación al género fue galardonado con dos estrellas en el legendario Paseo de la Fama, en el 1737 Vine Street (por sus películas) y 6664 Hollywood Boulevard (por su trabajo en la televisión). William Henry Pratt, por su nombre real, nació en Camberwell, Londres, Inglaterra, en el seno de una familia numerosa, fue el más pequeño de ocho hermanos. En su vida adulta fue muy aficionado al teatro, por lo que abandonó su carrera diplomática y viajó a Canadá a los 21 años, en busca de fortuna en la actuación. En Ontario se unió a una compañía teatral y cambió su nombre real por el de Boris Karloff. Para costear sus gastos comenzó a trabajar en una granja, mientras se afianzaba como actor teatral en papeles secundarios. En 1916 hizo su debut en la película "The dumb girl of portici", protagonizada por Anna Paulova y Rupert Julian. Durante un tiempo no tuvo suerte como intérprete y estuvo sin trabajo en el medio. Posteriormente, ocupó un puesto de camionero que compaginó con breves apariciones en los espectáculos y durante la época del cine mudo intervino en numerosos títulos como actor secundario. La llegada del cine sonoro fue un punto a su favor, y aunque era contemplado como un hombre tosco y temible, en realidad resultaba lo contrario: cordial, culto, refinado y profundo en la modulación de su expresión oral, lo que facilitó su asentamiento en papeles de cuerpo a partir de los años 30. Su debut en esta nueva etapa fue con "The unholy night" (1929), de Lionel Barrymore; tras lo cual perdió el anonimato entre el público con el filme de Howard Hawks, "El código penal" (1931). Durante esa época vino la recuperación de mitos literarios legendarios de terror, por lo que James Whale quería filmar una adaptación de la novela de Mary Shelley, "Frankenstein" (1931) y deseaba a Bela Lugosi para el papel de monstruo. Lugosi (Drácula) rechazó el papel porque no le interesaba aparecer sin diálogos y totalmente maquillado, ya que no le reconocerían sus fans; Entonces, Whale pensó en Karloff, quien aceptó sin dudarlo poniéndose en manos del experto en maquillaje Jack Pierce. El arte de Pierce, la impresionante creación de Karloff y la realización de Whale consumaron una obra maestra que hizo de Boris uno de los rostros más populares de los 30, dentro del género de terror. Esa década resultó memorable para Boris dentro y fuera del cine de terror, pues le siguieron películas como "Sed de escándalo" (1931), "Scarface" (1932), "La máscara de Fu-Manchú" (1932), "La momia" (1932), "El gato negro" (1934) y "Horror en el cuarto negro" (1935). Asimismo, "La novia de Frankenstein" (1935), "Los muertos andan" (1936), "El hijo de Frankenstein" (1939) y las entrañables, aunque irregulares, películas de "Mr. Wong", que son otros de los títulos más importantes que Karloff protagonizó. Hizo destacada pareja en diversos filmes con Bela Lugosi, como en "El cuervo" y en "El poder invisible" (1936). Posteriormente, coincidieron nuevamente en "Black friday" (1940), "El castillo de los misterios" (1940) y "The body snatcher" (1945). Respecto a su vida amorosa, el histrión tuvo cuatro parejas sentimentales, con: Olive Wilton, Montana Laurena Williams, Helen Vivian Soule y Dorothy Stine, con quien tuvo a su única hija, Sarah. En 1946 encontró la estabilidad al lado de Evelyn Helmore. De los 40 a 60, trabajó tanto en teatro, donde estrenó "Arsenic and old lace", como en cine y televisión. Y aunque muchas producciones fueron de bajo presupuesto, eso no impidió que se convirtieran en estimables trabajos. Otros de sus mejores títulos son: "La zíngara y los monstruos" (1944), "La isla de los muertos" (1945), "Bedlam" (1946), "La vida secreta de Walter Mitty" (1947), "Los inconquistables" (1947), "The terror" (1964) y "La comedia de los horrores" (1964). En ese tiempo, no cesó de parodiarse a sí mismo en títulos cómicos, como los protagonizados al lado de la humorística pareja Abbot y Costello. Además tuvo tiempo para emplear su voz en filmes de animación para televisión como "How the Grinch stole Christmas" (1965). Karloff trabajó hasta poco antes de su deceso a causa de un enfisema pulmonar, el 2 de febrero de 1969, a los 81 años; despidió su gran trayectoria artística con la película "Invasión siniestra" (1971). El actor fue motivo de un homenaje en octubre de 1997 por el American Museum of the Moving Image de Estados Unidos, además de que su legado fílmico aún es programado en diversos canales de televisión. En julio de 2008, fotografías de Boris Karloff fueron incluidas en el cortometraje "He who made monsters: The life and Art of Jack Pierce", de Constantine Nasr, que durante 25 minutos retrata el trabajo de Jack Pierce, considerado el genio del maquillaje de la época dorada del Séptimo Arte, quien creó personajes míticos del terror.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
184
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.