Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

“Se han fijado en mí más de lo que me merezco”, estima Rafael Coronel

01/11/2011 05:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

(Ampliación) * El arte atrae a la gente, por instituto, más que por conocimiento, afirma * “Yo soy un producto auténtico del mestizaje sin negar mis raíces”, dice Por Juan Carlos Castellanos C. México, 1 Nov. (Notimex).- Con la experiencia de los años, con la humildad que da el estudio constante, y con la modestia de quien hasta hoy ha cumplido a placer su misión en la vida, el artista y pintor mexicano Rafael Coronel Arroyo (Zacatecas, 1931) aseguró aquí “se han fijado en mí más de lo que me merezco”. Entrevistado por Notimex en el marco de la exposición extraordinaria “Rafael Coronel. Retrofuturo”, que se exhibe en el Palacio de las Bellas Artes hasta el próximo día 6, quien fuera yerno del muralista Diego Rivera señaló que “el arte en general siempre atrae a la gente, por instituto, más que por conocimiento”. Dijo que “a la gente le gusta el arte porque todos somos artistas; no lo produce, pero lo sabe apreciar. Los mexicanos, en América Latina y en cualquier parte del mundo, tenemos una personalidad y una autenticidad reconocida a pesar del arte hemisférico que hace que un artista de aquí se parezca a otro de por allá”. El arte hemisférico ha hecho que en cada país al que llega uno, ve la obra de un artista que se parece a otro de una nación diferente, y sin embargo, en medio de esa globalización, “los mexicanos todavía tenemos ese hálito de tratar de ser personales ante las influencias universales que están acabando con todo”, dijo. Reconoció, en ese sentido, que artistas como él nos hacen aferrarnos a lo nuestro cuidando las raíces, aunque éstas muchas veces desaparecen. “Pero la étnica del arte sigue adelante a pesar de los ‘jaloguins’ y de algunas otras influencias que padecemos. En los pueblos de Perú, Bolivia o Brasil, uno encuentra esa étnica”. El ex estudiante de la Escuela Nacional de Arquitectura añadió que esas étnicas están naufragando ahora, haciendo un enorme esfuerzo por subsistir entre la música rock y pop. “Uno va a los pueblos, y los sones siguen tocándose con gran categoría y gusto de la gente, y se bailan como si no existiera otra música”. Luego, Rafael Coronel Arrollo, quien desde 1956 ha presentado exposiciones de su obra en México, Estados Unidos, Japón, Puerto Rico y Brasil, apuntó que “en el mundo, ciudades grandes son 500, pero pueblo pequeños son 500 millones y es imposible que acaben con las étnicas, todas de gran valor estético individual”. ¿En medio de esa enorme vorágine, qué sitio ocupa el maestro Coronel? “Somos mestizos, tenemos sangre española e indígena. Yo, soy un producto auténtico de ese mestizaje, mi pintura es así y no niego las raíces hispánicas, italianas ni las mexicanas, y en ese contexto, evidentemente mi pintura es totalmente mestiza”. El entrevistado fue más allá al asegurar que “ahora todos se parecen a todos en el mundo, y hasta eso que llaman ‘Ruptura’, que no sé que rompieron porque no he encontrado los pedazos, había autenticidad y cariño al huarache, a la memela, a la cantina y al tequila, pero ahora, se les da el mismo valor que al olvido”, dijo. Explicó que el olvido es esa circunstancia en la que no se quiere recordar nada. “No es que uno no se acuerde, sino que no se quiere recordar”. Ejemplificó al decir que a México vienen cantantes de otros países y el público se vuelca a verlos y escucharlos, olvidando que en aquí hay músicos de valor monumental. “Igual pasa con los pintores, aquí hay mucho muy buenos. Lo que pasa es que el dinero que le meten a los programas culturales en México no se compara con lo que invierten en Inglaterra, Francia o Italia. Así, de inmediato, todos esos países imponen su forma de ver el arte, pero nosotros, nunca nos podemos imponer”. Ganador del Premio “Córdoba” en Sao Paulo, Brasil, (1965) y el Primer Premio en la Bienal de Tokio, Japón (1975), Rafael Coronel dijo categórico que “Yo no pertenezco a la generación de los ‘rompedores’, siempre dicen que soy parte de esa generación pero soy de la Escuela Mexicana de lo que estoy muy orgulloso”. Aseguró que no tiene tentación de ser parte de otra escuela o de otra generación. “He vivido en Japón, en Nueva York, en la India y numerosas ciudades y países del mundo y nunca olvido México, porque tiene tanta pureza y fuerza como los demás países”. En una palabra, concluyó, “los mexicanos somos chingones”. La entrevista del maestro Rafael Coronel con Notimex tuvo lugar durante la presentación del libro “Retrofutura. Rafael Coronel”, una obra monumental, de alrededor de 600 páginas, 400 imágenes y varios kilos de pesos, realizado en idioma español (5 mil ejemplares) y en inglés (mil ejemplares). El libro es un recuento por partida doble. Por un lado, es una amplia iconografía de su producción y, por otro, una revisión crítica con nueve ensayos que fueron escritos ex profeso para esta ocasión. Permite identificar el universo de Coronel, una lectura de su plástica y lo que de ella se ha dicho en México de 1951 a 2011. La exposición “Rafael Coronel Retrofuturo” está conformada por 120 piezas únicas de la pintura mexicana de mediados del siglo XX a la actualidad y se presenta hasta el 6 de noviembre en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
120
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.