Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miguel Ángel Núñez escriba una noticia?

El fin... no justifica los medios

20/02/2012 14:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dr. Miguel Ángel Núñez

He escuchado la frase tantas veces que perdí la cuenta, se dice de manera tan natural que pareciera que fuera verdad, pero, por mucho que se repita una mentira, la repetición no la hace verdadera. Ayer se la escuché nuevamente a un prominente dirigente:

image

No hay que alterarlos, es preferible que se queden con sus ignorancias, porque de otro modo podrían confundirse.

Otra versión dice: No los violentes, déjalos, así son felices ellos con los que siempre han conocido. Una versión menos directa afirma:

Con la gente hay que ir muy lentamente, enseñarles en dosis muy pequeñas, para que no se alteren y puedan entender. Esta última tiene un matiz paternalista que enferma y una falta de respeto a la inteligencia de otros que extraña que saliera de la boca de otro prominente dirigente eclesiástico.

La última que escuché y que aún me paraliza es:

No importa si saben o no, lo que realmente importa es ganar más personas para la iglesia. Es decir, en palabras de buen castellano, el evangelio convertido en mercancía y los prosélitos en ganancias de mercader.

Es la vieja idea vendida por la iglesia popular de que al pueblo hay que mantenerlo en la ignorancia porque es incapaz de manejar o entender la verdad.

Desde esta perspectiva, enseñar, educar, formar, contradecir los errores, refutar los mitos, desmitologizar, sería simplemente una alteración del orden constituido. Del mismo modo los que enseñan e intentan educar en la verdad serían considerados alteradores, provocadores o violentadores de la tranquilidad mítica.

image

¿Por qué estas frases esconden mentira?

1. Porque negar la verdad con el propósito de no alterar a otro es no entender la verdadera esencia del evangelio que consiste en trastocar todo. De hecho, la biblia habla de conversión y en buen castellano eso significa "cambiar la mirada", trastocar la perspectiva totalmente. Jesús además dijo:

No crean que he venido a traer paz a la tierra. No vine a traer paz sino espada. (Mateo 10:34). La versión de Lucas dice:

¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión . (Lucas 12:51). Jesús sabía que sus enseñanzas producirían resistencia y en muchos casos persecución y muerte.

2. Porque es una falta de respeto un espíritu paternalista que suponga que otros no tienen la capacidad de entender la verdad que tú has conocido. Si no lo entienden de la manera en que lo expones, entonces, es preciso buscar otra forma, pero no quedarse con la idea de que no pueden. No existen malos alumnos sino pésimos maestros. La verdad da luz, no enseñar correctamente es mantener a las personas esclavizadas a normas, legalismos y estructuras que en vez de liberar atormentan no dando paz ni seguridad en la fe. ¿Por qué deberíamos afligirnos porque alguien conozca la verdad del evangelio? Jesús dijo:

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo (Juan 14:27). 3. Porque al no exponer la verdad de manera clara y nítida, se priva a las personas de conocer la verdad plena del evangelio y por lo tanto, no se les da la oportunidad de conectarse vitalmente con Dios y su gracia entera. Muchas personas languidecen en iglesias y grupos cristianos que han perdido el norte y que han hecho de la religión una cuestión de liturgias, normas, leyes, estructuras denominacionales y han perdido de vista la vitalidad energizante del evangelio. La verdad vivida en cada instante y no sólo en cultos que desfallecen y que más parecen ceremonias fúnebres que reuniones de alabanza y celebración. Sin verdad no hay libertad posible. Jesús dijo:

La verdad os hará libres. (Juan 8:32).Para enseñar la verdad es preciso antes sacarlos de la ignorancia.

Guías de ciegos

La persona que no comunica la verdad plena del evangelio, y en cambio sólo ofrece normas, convenciones, prácticas litúrgicas, ritos, y otras formas religiosas, como si eso fuera el evangelio, en realidad ofrece un cristal a cambio de oro, lo mismo que hicieron los conquistadores con los indígenas cuando llegaron a estas tierras.

Una persona ignorante no es libre. La ignorancia produce inmovilidad. Una comunidad de ignorantes es un rebaño de esclavos y por lo tanto, fácil de manejar, asustar y manipular. El temor que tengo es que esa sea precisamente la intención de quienes pregonan estas frases cargadas de dobles intenciones.

Una persona que conoce la verdad no se deja manipular, porque ha conocido la luz, no va a aceptar que le vendan basura como si fuera oro, sabe y a quien sabe no se lo puede manipular, ni asustar ni mantener doblegado a costa de mitos y medias verdades.

La verdad, ciertamente hace libres, y eso, es atemorizante para los mercaderes de la religión. No se puede mantener esclavos a quienes son liberados por la gracia. A quienes han confundido el verdadero sentido del evangelio les cuesta entender que la verdad de Cristo no es neutral ni tampoco políticamente correcta .

Copyrigh: Dr. Miguel Ángel Núñez


Sobre esta noticia

Autor:
Miguel Ángel Núñez (56 noticias)
Fuente:
alpasarlashoras.blogspot.com
Visitas:
558
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.