Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Informanet escriba una noticia?

Mi fin es mi principio. Viaje polifónico vocal otorgado por New York Polyphony

17/11/2011 16:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Bienvenidos al Sitio Web www.informanet1.com Director General: Erasmo Martínez Cano... Comentarios y sugerencias: Editor: Erasmo Martínez / Javier Tlatoa ( portal@informanet1.com ) ( erasmocano@gmail.com ) Informanet Videos

Morelia, Michoacán, a 16 de noviembre de 2010. El cuarteto vocal New York Polyphony es una agrupación con una reputación ya establecida que se ha especializado en la interpretación de ensambles que van desde la música vocal medieval hasta obras de vanguardia. Este año el XXIII Festival de Música de Morelia Miguel Bernal Jiménez se ha complacido en presentarlos en el Templo de San Agustín.

image La música vocal es siempre bien recibida por el público, y no hay duda que esta no fue la excepción, quedando satisfecho con la demostración vocal que llevaron a cabo los newyorkinos. La noche estaba fría pero no por eso dejó de estar abarrotado el recinto, que además; fue bastante apropiado para el tipo de piezas que se presentaron, ya que fueron piezas de polifonía sacra específicamente francesa.

Iniciando el concierto presentaron Absalon fili mi de uno de los compositores de polifonía vocal más importantes y conocidos, Josquin Desprez, este motete se caracteriza por la entrada en canon de cada una de las voces para después ir tomando diferentes líneas melódicas que crearán una polifonía sin igual, recreando el entretejido de las cuatro voces. La voz grave siempre estuvo sosteniendo la armonía, recordando que aún en este momento se usaba el bajo continuo. El cuarteto logró un balance manteniendo las voces a igual volumen y sutileza, permitiendo así disfrutar aún más la concordia de sus voces.

En la obra Vide, Domine quoniam tribulor, el cuarteto demostró la grandeza no sólo de esta composición del siglo XVI escita por el compositor Jacob Clement, a quien se le conocía mejor con el apelativo de Clemens non Papa, sino de la maleabilidad de sus voces y su capacidad como ensamble vocal logrando una verdadera polifonía al conjugar sus voces para lograr una eufonía al mismo tiempo que lograron llenar los requerimientos técnico-sonoros de la composición.

Siguiendo el programa interpretaron las Lamentaciones de Jeremías para el Jueves Santo del compositor Thomas Crecquillon, quien también perteneció al siglo XVI y guarda similitudes con el tipo de polifonía que realizaba Josquin Desprez. La parte comprendida por el Réquiem de esta obra no había sido presentada por ningún grupo en México, todo un honor para el Festival de Morelia haber tenido el estreno de una pieza tan importante interpretada por un grupo tan habilidoso como lo es New York Polyphony.

Casi para terminar el concierto, tocó el turno a las bellas obras de Francis Poulenc, de quien se presentaron inicialmente Cuatro pequeñas Plegarias de San Francisco de Asís. Obra del siglo XIX, en donde la polifonía ya no es tonal logrando así sorprender al público ya que la armonía presentada en la primera parte del concierto desaparece pero la calidad vocal sigue ahí, entendiendo que se trata de estilos diferentes.

La belle si nous etions, de Canciones francesas op.30 es una obra alegre de ritmo juguetón y constante que lleva la línea melódica en el tenor; realizando el acompañamiento por medio de monosílabos en las demás voces, mostrando el objetivo de este grupo que es tener un ensamble vocal más parecido a un cuarteto de cuerdas y menos similar a un coro en donde todos mantienen el mismo tono en interpretaciones niveladas; al tratar la música como si cada voz fuese un instrumento, se logra una musicalidad totalmente distinta y una armonía que confirma la capacidad vocal que tiene cada uno de estos cantantes.

De este ciclo se terminó con Clic Clac, Dansez Sabots, del mismo compendio de canciones francesas, en la que se mantiene el ritmo animado, pero en esta ocasión se cambia de voz la línea melódica pasando por las cuatro secciones vocales, conquistando un acoplamiento más allá de lo musical, mismo que fue logrado haciendo uso tanto de gestos faciales como de movimientos corporales que les permitieron jugar con la sonoridad recreando un ambiente completo en la transmisión del mensaje musical.

Finalmente, se despidieron con la obra que dio nombre a este concierto Ma fin est mon commencement del compositor Jackson Hill, obra en la que el bajo se destacó por su sutileza y firmeza, se debe reconocer además el balance de las voces que hace que ninguna de las cuatro se destaque más que otra, logrando una armonía que se puede disfrutar. Esta obra a pesar de haber sido realizada en pleno siglo XXI, conserva y rinde un homenaje a la polifonía medieval de Guillaume du Machaut y por ello es que incluso conserva el nombre del original.

Despedidos con un público de pie, los músicos se mostraron satisfechos y agradecidos por la respuesta, interpretando como ancore una pieza de la que el mismo Christopher Dylan intervino haciendo una esfuerzo al hablar en español; que era una canción folklórica de la región de los Estados Unidos. Esta obra se caracterizó por la sensibilidad en las melodías y los ritmos populares de esta región.

Puedes consultar la programación completa en www.festivaldemorelia.com y al teléfono (443)3211635.

¡No te quedes fuera! ¡Compra tus boletos con tiempo!

¡Ven y vive el Mejor Festival de Música de Concierto en México!

regresar/home


Sobre esta noticia

Autor:
Informanet (2467 noticias)
Fuente:
informanet1.blogspot.com
Visitas:
197
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.