Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Finalizó temporada “Grandes hombre vemos... Perversiones no sabemos”

05/11/2011 04:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con la develación de una placa alusiva, a cargo del promotor cultural Salvador Riestra y del actor Arturo García Tenorio, anoche concluyó temporada la puesta en escena “Grandes hombres vemos… Perversiones no sabemos”, bajo la dirección de Octavio Sálazar, en el Teatro Coyoacán. Con las actuaciones de Al Castillo, Ramón Sámano y Klaudia Casillas, la obra se presentó todos los viernes, a las 20:30 horas, desde el pasado 12 de agosto. La trama aborda la temática de la historia de la sexualidad, individual y colectiva. A través de una escenografía completa, que incluyó un cuarto de hospital, los actores desarrollan la trama a través de dos personajes históricos aunque atemporales: Charles Darwin y Sigmund Freud. Se trata de una ágil comedia que hace digeribles las teorías de Darwin, el padre del evolucionismo, y de Freud, artífice del psicoanálisis, plática en la que se hace presente una serie de personajes históricos y un tanto histéricos. El actor Al Castillo lleva al espectador de la mano, y de la risa, en un recorrido por la esquizofrenia, la represión sexual, las teorías de Darwin y otros grandes hombres y mujeres; mantiene pendientes de cada uno de sus actos a lo largo de 70 minutos de carcajada y reflexión, una extraña combinación que logra excelentes resultados. En escena lo acompaña el actor dramático Ramón Sámano, una revelación en su versión de un doctor que cree ser Sigmund Freud. Logra seguir la vertiginosa creatividad de Al Castillo y crea un diálogo ameno, emotivo y cargado de sentido, lo que aporta mucho a la hilarante obra. El director Octavio Salazar-Villava por segunda vez aborda un texto de Marcos Lifshitz, pues esta dupla ya había realizado anteriormente el montaje de “Frida, un canto a la vida”, el musical sobre la vida de la artista plástica. Completa el cuadro la coreógrafa Klaudia Casillas, quien no sólo asiste el montaje, sino que apoya en escena a los dos actores cuando aparece como una muda enfermera.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
58
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.