Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Finalmente, Brittany Maynard murió por suicidio asistido

03/11/2014 10:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageAgencias/El Clarín

Tras un amago de postergación de su suicidio asistido, finalmente se quitó la vida Brittany Maynard, según informó Compassion and Choices en Facebook. Ayer se dijo que había resuelto darle una oportunidad más a la vida, pero ella ya había cumplido su promesa y se suicidó el sábado en su casa de Portland, estado de Oregon, donde ese tipo de suicidio asistido es legal.

Brittany, de 29 años, sufría un cáncer terminal en el cerebro y eligió el suicidio asistido antes que padecer el deterioro que le produciría su enfermedad. Contó su historia en un video que conmovió al mundo e incluso generó un aluvión de pedidos para que siga adelante.

"Falleció en paz, en su cama, rodeada de la familia cercana y los seres queridos", informó Compassion. Y ella se despidió así: "El mundo es un lugar precioso, viajar ha sido mi gran forma de aprender, mis amigos cercanos y colegas son quienes más dan. Incluso ahora, mientras escribo, tengo un aro de apoyo alrededor de mi cama... ¡Adiós mundo. Difundan buenas energías. Retribuyan!".

En otro mensaje anterior, alentó alguna esperanza de supervivencia. "Todavía me siento lo suficientemente bien, todavía tengo la suficiente alegría, todavía río y sonrío con mi familia y con mis amigos, así que creo que este no es el momento adecuado", había dicho en un video en la página web www.thebrittanyfund.org creada para recaudar fondos para quienes piden el derecho a la muerte digna. Incluso se defendió allí contra las críticas de quienes decían "no parecés tan enferma como decís que estás" relatando las horribles convulsiones que padecía.

En abril, Brittany recibió el diagnóstico de un cáncer terminal. Le dieron como mucho seis meses de vida. Apoyada por su esposo y su familia, se mudó de California a Oregón, uno de los cinco estados de EE.UU. en los que está permitido el suicidio asistido. Ahora se sabe que murió en su cama rodeada por sus seres queridos y en la fecha elegida, para festejar antes el cumpleaños de su marido.

"Adiós a todos mis queridos amigos y la familia que amo. Hoy es el día que he elegido para morir con dignidad debido a mi enfermedad terminal, este cáncer cerebral terrible que se ha llevado tanto de mí... pero que se podría haber llevado mucho más", escribió la joven en su cuenta de Facebook, según informa la revista Time.

Más sobre

El debate ético

"Ni el suicidio asistido ni la eutanasia tienen amplia aceptación, sino más bien un alto grado de rechazo por el valor que se le da a la vida y el hecho de atentar contra ella -explica Juan Carlos Tealdi, director del Programa de Bioética del Hospital de Clínicas-. Desde lo filosófico se entiende más, por el sufrimiento, porque no hay salida y si el demandante es racional. Pero esta teatralización de la muerte, el límite entre lo público y lo privado y la respuesta de millones de personas da para reflexionar. Lo de las redes sociales no es un debate ético, es una reacción social".

Ocurre que Brittany Maynard -estaba casada y tenía 29 años- difundió videos en los que cuenta su historia con detalles (su diagnóstico de cáncer terminal, los seis meses de vida que le dieron en abril, su mudanza a Oregon donde es legal el suicidio asistido). Millones de personas la vieron y reaccionaron con mensajes de esperanza. Entonces llegó otro video, donde se permitía la duda: "tal vez no sea el momento".

Para Rubén Revello, director del Instituto de Bioética de la UCA, "no se puede ser insensible con el dolor de los demás, pero eso no justifica habilitar un suicidio. Esta chica mostró ese video porque está angustiada. Es como un grito desesperado de auxilio y cariño".

"No podría juzgarla, como a nadie que tome esta decisión, porque hay que tener coraje para hacerlo, y también para seguir -opina Dinah Magnante, abogada, magister en Etica Biomédica-. Difundir su decisión es una manera de sentirse acompañada en su dolor, está siendo protagonista de algo que trascenderá después de su muerte".

Para la filósofa Beatriz Firmenich, magister en Etica aplicada a la Salud de la UBA, "lo que causa conmoción es la contradicción que generan sus palabras con su imagen joven, linda y sana, pero hay que entender que no es ella que decidió no vivir sino que es un diagnóstico el que corta su vida. Es paternalismo creer que no puede tomar decisiones porque está vulnerable, pero nadie se fija en su calidad de vida. Hay que abrir la capacidad de entender que alguien no quiera seguir si se corta su proyecto vital y además tiene sufrimiento".

Es que el sufrimiento aterra. Lidiar con ellos es la clave de los cuidados paliativos. Lo explica Vilma Tripodoro, del Instituto de Investigaciones Médicas Alfredo Lanari: "Los cuidados paliativos establecen una estrategia de asistencia que no acelera la llegada de la muerte, pero tampoco la pospone artificialmente. Proporciona alivio al dolor y otros síntomas angustiantes, además de integrar aspectos psicológicos y espirituales del tratamiento del paciente y su familia".


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
127
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.