Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redliteraria escriba una noticia?

Flotando en el exceso

02/01/2011 08:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Jorge Cortés Ancona

Mucho se ha hablado de los "demasiados libros", de la gran cantidad de publicaciones que se editan o se importan, sobre todo en nuestro país a pesar de sus endémicos bajos índices de lectura y de nivel educativo.

Un hecho que me estremece es el de la cantidad de libros en exposición y venta en tantos lugares. Ese factor de que obras de importancia indudable coexistan con otras de dudoso o ignoto interés. Obras de carácter universal con otras muy localizadas en sus alcances regionales. Sabemos que hay distintos tipos de público y distintos tipos de necesidades, pero también que en el mundo se está editando a gran escala, en unas cantidades que parecen inconmensurables.

image

En una librería de libros usados de la ciudad de México me encontré con un letrero que ofrecía libros en francés a diez pesos. Esa mesa estaba atestada de ejemplares empolvados de treinta años para atrás y que me puse a revisar con detenimiento sin que hallase nada, ni temas ni autores ni referencias a los que pudiera yo asirme para adquirir algo. Eran cientos y cientos de libros que al parecer no tendrán más destino que el reciclaje en las cartoneras, aún cuando quizá no todos merezcan terminar de ese modo. Tal vez habrá quien sepa encontrar lo valioso de ese cementerio editorial.

Dos años antes había estado en un centro cultural en la Avenida Juárez de Guadalajara donde tenían a la venta varios centenares de libros de autores jaliscienses y de estados cercanos. Ninguno de ellos era de autores para mí conocidos. Hojeé algunos, aquellos que me latían pero no me llevaban a nada. Le pregunté a uno de los que atendían que me recomendara algo, pero las obras recomendadas no me convencieron en la revisión rápida. Había también una exposición de pintura, igualmente de muchos autores y temas, todo un tutti-frutti, que me dejó indiferente. Salí con las manos vacías y esa sensación de que se está propiciando una saturación que sólo nos deja flotando en el vacío del narcisismo y del tiempo perdido.

A veces me despierta sospechas tanta publicación, no en sí misma sino por sus altos precios y su público objetivo. Es de ver el modo en que se inundan las librerías, al grado de que hay algunas que sólo exhiben los libros en calidad de novedades durante uno o dos meses, mientras que otras lamentan no contar con más espacio para ofrecer todo lo que se les envía. Para las primeras, todas de la iniciativa privada, todo libro que no se vende es devuelto sin piedad a la casa editora o distribuidora. No hay paciencia ni consideraciones por cuestión de valores cualitativos, autores, tipo de editorial o precios.

A su vez, las editoriales privadas cuentan con saldos que a menudo se ofrecen en bloque en remates de precios inauditos y de no ser adquiridos son enviados a la recicladora. Por ello, existe en la ciudad de México una feria especializada en saldos de libros. Ahí sí que lo que no sea vendido no tiene más destino que perecer en el ciclo vital de los libros actuales, para dar paso a otros materiales destinados a otros de los tantos usos del papel. Flotamos en el exceso, pero la metamorfosis del papel nos da una salida ecológica.

Buena parte del problema deriva de la falta de información, del insuficiente número de notas y reseñas, que nos orienten y motiven dentro de este inmenso mar editorial.


Sobre esta noticia

Autor:
Redliteraria (173 noticias)
Fuente:
redliterariadelsureste.blogspot.com
Visitas:
194
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.