Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Floyd Mayweather Jr, un campeón mundial más a la cárcel

06/01/2012 03:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con la sentencia al multicampeón mundial Floyd Mayweather Jr se incrementa la lista de boxeadores profesionales que han estado tras las rejas por su carácter violento abajo del ring. Floyd estará en la prisión del Condado de Clark, en Las Vegas, Nevada, con una condena de 90 días por violencia contra su exnovia Josie Harris y se une a la lista de famosos boxeadores prisioneros como Sonny Liston, Jake LaMotta, Mike Tyson, Diego Corrales, Edwin Valero, entre otros. Los peleadores, en su mayoría de origen humilde, provienen de barrios marginados, de cinturones de miseria donde los golpes y la violencia son la única forma de sobrevivir. Es la ley de la selva, donde el más fuerte gana. De un delincuente a boxeador profesional sólo hay que traspasar las cuerdas del ring, entrenar, ponerse los guantes y enfrentar a su rival en las mismas condiciones de peso y con un reglamento: es la lucha del hombre contra el hombre. Con este caso de Floyd Mayweather Jr, campeón mundial en las divisiones superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter, se “fortalece” la conexión entre el boxeo y los barrotes de la prisión. Para definir la complejidad de los practicantes de este deporte único, que apasiona a millones de seres humanos en el mundo, del que surgen ídolos y deportistas famosos que llenan arenas, se debe entender que algunos son seres violentos, que en su mayoría escaparon de las drogas al practicar el boxeo o bien incrementaron sus adicciones con las inmensas fortunas que alcanzaron. Desde su reglamentación, varios boxeadores profesionales han sido encarcelados y la historia inicia con el primer campeón afroamericano de peso completo, Jack Johnson, y la historia se actualiza con Floyd Mayweather Jr. Jake LaMotta desde niño peleaba con los chicos de su misma edad en su barrio del Bronx, por lo que llegó a decir que "pelear era algo muy natural para mí". Durante su adolescencia empezó a robar junto con amigos de su entorno, pero su carrera criminal terminó cuando fue puesto en un reformatorio a los 16 años. Allí comenzó a boxear y era el encargado del gimnasio. Al salir del reformatorio inició su carrera como boxeador. Fue campeón mundial y su vida se narra en la película "Toro Salvaje" con Robert de Niro. Sonny Liston “El oso feo", quien perdió en dos ocasiones con Muhamed Alí, también tuvo una vida tormentosa con 62 ingresos a prisión. Perdió la vida en 1971 a los 39 años de edad por supuesta sobredosis de drogas en Las Vegas y siempre su carrera fue relacionada con la mafia. El argentino Carlos Monzón, uno de los mejores campeones mundiales que ha nacido en Argentina, ya retirado, ingresó a prisión por el homicidio de su esposa Alicia Muñiz. Posteriormente falleció en accidente automovilístico en 1995. Otro destacado peleador que fue privado de su libertad por su conducta inapropiada abajo de los cuadriláteros fue Bernard Hopkins. Con sólo 13 años de edad asaltó a varias personas y recibió tres puñaladas. Con 17 años fue condenado a 18 años en la prisión de Grateford, Pennsylvania, tras cometer nueve delitos graves, entre los que figuraban intentos de asesinato y robos a mano armada. En su estancia en prisión presenció violaciones y muertes por discusiones absurdas, pero también conoció su pasión por el boxeo. Tras cinco años en la cárcel y al salir en 1988, decidió dar un cambio radical a su vida. Se pasó al islam y utilizó el boxeo para escapar de su vida de delincuencia, con lo cual se convirtió en uno de los mejores peleadores de la historia. Otro famoso que fue encarcelado y el más caso publicitado fue el del neoyorquino Mike Tyson, el peleador más taquillero de la historia en la máxima división, quien acaparó los titulares de los periódicos por sus hazañas en el ring con su estilo volcánico y también por pisar la cárcel. En la cúspide de su carrera fue encarcelado por violar a una concursante de certamen de belleza, Desiree Washington, en 1991. El "Iron Man" entró a la cárcel en 1992 y recuperó su libertad en 1995, tres años que le impidieron sostener más peleas y por supuesto, más millones de dólares a su cuenta bancaria. Antes de ser campeón mundial, el chihuahuense Jesús "Matador" Chávez también pisó la cárcel en Illinois, tras cometer en su adolescencia un robo a mano armada con una pandilla de Chicago. Después ganaría los cinturones mundiales superpluma y ligero y en la actualidad es entrenador. Otro campeón del mundo que fue privado de la libertad fue el californiano Diego "Chico" Corrales. De padre colombiano y madre mexicana, desde muy temprano en su vida estuvo relacionado con peleas y violencia. Cuando estaba en la escuela se peleaba permanentemente hasta que las autoridades de la misma "lo invitaron a irse". Creció peleando en la calle como muchos púgiles, en su ciudad natal de Sacramento a la edad de 13 años. Muchos amigos de Corrales eran miembros de pandillas y fue testigo del asesinato de su mejor amigo cuando le dispararon desde un auto. Diego Corrales fue puesto en prisión en 2001 después de perder por nocaut precisamente ante Floyd Mayweather Jr por un episodio de violencia doméstica con su esposa. La condena original era de dos años, pero por buen comportamiento estuvo en prisión un año y cuatro meses. El 7 de mayo del 2007, a dos años exactos del aniversario de su gran victoria frente al mexicano José Luis Castillo, Diego Corrales murió en un accidente en su motocicleta que conducía en la autopista de Las Vegas. El último campeón que cayó en prisión y se suicidó tras las rejas fue el venezolano Edwin Valero, imbatido monarca mundial en peso ligero, quien asesinó a su esposa y se quitó la vida en las instalaciones de la Policía del Estado Carabobo en abril del 2010, donde estaba recluido por haber confesado el homicidio de su cónyuge. La lista de boxeadores presos es interminable por su incontenible vida agresiva y sólo se menciona a los más destacados o polémicos, pero sin duda la relación no tendrá fin y aumentará al paso de los años. Los pugilistas parecen encontrar tras las rejas y con el uniforme a rayas su habitat natural, una extensión de su barrio, de su cinturón de miseria, de un ambiente lleno de violencia, de su identidad social, de delincuencia. Los boxeadores son, en su mayoría, seres violentos arriba y abajo del ring y la historia, como la de Floyd Mayweather Jr, se seguirá repitiendo hasta el fin de los tiempos en una relación inseparable de boxeo y cárcel.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
106
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje
Lugares
Boxeadores

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.