Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Formal prisión sin derecho a condicional para madre asesina..

18/06/2009 10:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Acela Lozano Jiménez, la mujer que envenenó a su hija de tan sólo 8 años de edad quedó desde ayer formalmente presa por el delito de homicidio calificado

Formal prisión

Lozano Jiménez concluyó su declaración ante el Juez Primero Penal, Eduardo Sarabia Sánchez, quien determinó que la filicida quedará sujeta a proceso y recluida en el CERESO femenil de San José el Alto, en virtud de que todos los indicios la colocan como la probable responsable de causar la muerte de su hija, Frania Andrea Ramírez Lozano.

En su declaración, Acela Lozano Jiménez expresó al Ministerio Público que una de las razones por las que "tuvo" que matar a su hija era para que no sufriera lo que ella había venido sufriendo.

Mi esposo era muy agresivo y me lastimaba de voz o de palabra y también me llegó a pegar, me dejó moretones en los brazos, por eso es que decidí liberar a mi hija, para que no pasara lo mismo que yo, a mí me fue mal desde mi infancia", dijo Lozano Jiménez.

"Por eso es que la ahogué...también hice lo mismo con Pupi, así se llamaba la perrita de mi hija, ya luego saqué a mi hija, la puse en la cama, le cambié la ropa, le puse su ropa interior, su pantalón, su playera y la acomodé sobre su lado izquierdo, su cara se quedó viendo hacia la ventana del cuarto, le acomodé su perrita al lado de su estómago de la niña, estuve un ratito abrazándola y dándole besos a mi bebé, le dije -hija, ya eres libre, ya nadie te va a hacer daño", agregó.

Acela Lozano Jiménez fue puesta a disposición del juzgado a las 16:05 del 14 de junio de 2009, mientras que su declaración preparatoria inició a las 16:05 del 15 de junio de 2009, aunque esta diligencia fue suspendida poco antes de las 19 horas por una crisis nerviosa que sufrió la inculpada.

El 16 de junio se reanudaron las declaraciones y ayer, a las 16 horas se dictó el auto de formal prisión, con lo que se cumplió el plazo de las 72 horas que exige la ley para determinar la situación legal de cualquier indiciado.

La filicida fue consignada el domingo pasado, gracias a su captura -cuatro días antes- en las calles de Coroneo, Guanajuato, lugar donde fue encontrada deambulando y con la mirada perdida. Acela Lozano desapareció desde el 5 de este mes, día en que fuera encontrado sin vida el cuerpo de su hija, Frania Andrea Ramírez, al interior de su domicilio, ubicado en la colonia Tejeda del municipio de Corregidora.

Antes de que Acela pudiera declarar fue sometida a diversos exámenes psicológicos debido a que supuestamente le habían detectado esquizofrenia, enfermedad que fue descartada por los especialistas de la Procuraduría General de Justicia del Estado, quienes dieron a conocer que lo único que presentaba la acusada, era un cuadro depresivo, por lo cual no existía problema alguno para que pudiera ser procesada como cualquier otra persona.

De acuerdo con fuentes consultadas por DIARIO DE QUERÉTARO, ya existía un deterioro notable en el núcleo familiar de Acela Lozano, Raúl Ramírez y la pequeña Frania Andrea, pues incluso esta última había desplazado físicamente a su madre en el lecho conyugal, con el argumento de que la mujer no se bañaba ni se arreglaba y que la niña sólo quería estar con su papá.

Este podría ser uno de los móviles del crimen, pues en su declaración, la filicida señaló que tanto su pareja como su hija hacían comentarios despectivos en su contra, además de que era objeto de desprecios y humillaciones, conducta que solía imitar Frania Andrea.

Sin embargo, la mujer manifestó en su declaración que no mató a su hija por querer lastimar a su esposo, sino que fue "porque se la quería quitar", aunque presuntamente ya habían llegado a un acuerdo de separación en donde Raúl Ramírez Rivero se quedaría con la custodia de la niña de 8 años.

La pena a la que se haría acreedora Acela Lozano por el cargo de homicidio calificado sería de 15 a 50 años de prisión

LA NOCHE DEL 5 DE JUNIO

A las 23:30 horas del viernes 5 de este mes, la Agencia del Ministerio Público recibió reporte en el que informaban que en el inmueble marcado con el número 226 de Cerrada de Moscú, en el Fraccionamiento Tejeda, se encontraba el cuerpo sin vida de una menor de edad.

Acto seguido el Ministerio Público se constituyó en el lugar donde localizó, sobre la cama de la habitación principal a la menor, quien presentaba "hongo espumoso" en nariz y boca; además, a un lado de la cama, sobre el piso, fueron localizados dos frascos de un insecticida "Autan".

El cuerpo de la niña presentaba los labios morados y las uñas negras, señales típicas de envenenamiento. En seguida, el papá de la occisa llamó al número de emergencias, por lo que al lugar se presentaron paramédicos de Protección Civil del municipio de Corregidora, quienes solamente confirmaron la terrible noticia.

La hoy fallecida Frania Andrea, fue encontrada junto a su mascota (también muerta por envenenamiento) en la habitación principal de su domicilio ubicado en Cerrada de Moscú 226 colonia Tejeda.

Elementos de Seguridad Pública del municipio de Corregidora llegaron como apoyo al domicilio antes mencionado. Más tarde, arribó al sitio personal del Ministerio Público y de Servicios Periciales.

El cuerpo de la pequeña fue trasladado al Servicio Médico Forense (SEMEFO) para que le fuera practicada la necropsia y conocer la causa de su fallecimiento, una vez obtenidos los resultados, se determinó que la niña murió de congestión visceral generalizada -envenenamiento-, con un tiempo de haber fallecido de entre 12 y 15 horas previas a su hallazgo.

En su sangre, contenido gástrico, orina y tejido de bilis se encontraron restos de compuestos organofosforados, es decir, ingredientes propios de insecticidas y en este caso, de un repelente para insectos.

Los alimentos encontrados en la casa de la familia, salchichas y caldo de pollo, también estaban contaminados con estos tóxicos y se estableció que fueron consumidos por Frania Andrea y su pequeña mascota aproximadamente entre las 14:20 y las 18:20 horas.

Su propia madre mezcló el repelente de insectos con los alimentos, lo que le produjo primero una intoxicación aguda, que a su vez le causó congestión visceral generalizada y posteriormente, la muerte.

EN ESPERA DE LA SENTENCIA

El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Jesús Garduño Salazar dio a conocer que en relación al caso de Acela Lozano Jiménez, sólo falta que el juez primero de Primera Instancia Penal le dicte sentencia, lo cual de acuerdo con la Ley, se tiene un plazo no mayor a un año para determinar esta acción jurídica.

"Un proceso penal, según la constitución, no puede durar más de un año, sin embargo en ocasiones el mismo procesado y su defensor solicitan la prórroga de ese plazo para gozar de mayor tiempo para mejor defensa, habría que esperar haber qué hacen sus defensores de Acela Lozano", explicó Garduño Salazar.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3892 noticias)
Visitas:
3856
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.