Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Funcionó a Canadá aplicar el requisito de visa a mexicanos

10/12/2011 06:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La mañana del 14 de julio de 2009, cientos de mexicanos que se disponían a viajar a Canadá se enteraron súbitamente que requerirían visa para entrar a ese país. La mayoría de los viajeros (muchos con sus pasajes en la mano), acudieron a la Embajada de Canadá en México o intentaron hablar por teléfono para aclarar lo que creyeron era un rumor. En realidad, sí era cierto: Canadá había decidido, literalmente de la noche a la mañana, imponer el requisito de visa para los mexicanos, ante los descarados abusos respecto al Programa de Asilo para Extranjeros. Afuera de la embajada, en Polanco, se produjeron enormes y desordenadas filas de aspirantes a viajeros e incluso se hizo necesario aplicar operativos para defender físicamente a los funcionarios consulares, ante el acoso de la gente. Se produjo una crisis diplomática que debió enfrentar el entonces embajador de Canadá en México, Guillermo Richinsky, quien fue llamado a la cancillería para explicar lo ocurrido… parecía una medida desproporcionadamente ruda, sobre todo para un socio. La explicación ante las autoridades diplomáticas y ante el público fue la misma: había que terminar con los abusos contra el Programa de Asilo para Extranjeros. Incluso había empresas que anunciaban por Internet la garantía de obtener el asilo, incluyendo “entrenamiento para convencer a los funcionarios de la Embajada”. La indignación del público fue grave y la reacción de la cancillería mesurada. Hubo quien la criticó de “excesivamente mesurada”. Sólo se aplicó visa (como medida “espejo”) al personal diplomático. Autoridades de las secretarías de Turismo y Relaciones Exteriores insistieron una y otra vez que, con más de un millón de canadienses viajando cada año a México, sería un grave riesgo para el turismo imponer la visa a los paseantes. En ese entonces, apenas se iba saliendo del peor momento de la historia para el turismo en México: la crisis de la influenza. Casi dos años y medio después, el embajador Richinsky ya no está a cargo de la Embajada; el 26 de agosto fue nombrado representante de Canadá ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El 6 de octubre, el gobierno de ese país designó a Sara Hradecky como la nueva embajadora ante México y ella ya despacha en la Embajada, si bien no ha presentado sus cartas credenciales ante el presidente de la República y por ello, no ha hecho declaraciones públicas. En entrevista con Notimex, el ministro consejero gerente del Programa de Inmigración de la Embajada de Canadá en México, Georges Boissé, consideró que se consiguió el objetivo perseguido con la aplicación de la visa. Se acabaron los abusos en el Programa de Asilo, si bien sigue abierta la posibilidad de que, quienes cumplan con los requisitos, obtengan el beneficio. No había otra forma de hacerlo y de hecho, en las condiciones actuales del mundo, todos los países exploran maneras de garantizar la seguridad de sus fronteras y agilizar la entrada de visitantes. “Hemos perdido mucho en materia turística”, reconoció, aunque en el último año, según la Comisión de Turismo Canadiense, “podríamos terminar con un crecimiento de ocho o 10 por ciento en el número de mexicanos viajando a Canadá, algo así como 130 mil personas”. Dijo que a lo largo de estos meses, el proceso para obtener la visa se ha facilitado mucho. De hecho, la tasa de otorgamiento de visas supera 90 por ciento. Además, se introdujeron cambios, como otorgar visas hasta por 10 años sin límite de entradas al país, lo que disminuye mucho la presión sobre el trámite consular. También, se contrató una empresa para establecer centros de atención a los viajeros y hay una oficina en el Distrito Federal, otra en Monterrey y una más en Guadalajara, por lo que la gente no tiene que ir a la Embajada. El funcionario explicó que para las agencias de viajes, mayoristas y especialistas del sector, hay trato y líneas especiales, de manera que se agilice el proceso para grupos. Especialmente, se han creado procedimientos especiales para quienes manejan grupos de viajes de incentivo y cruceros, dijo. Pera el ministro consejero Boissé, el funcionamiento de la relación bilateral es bueno. Señaló que más allá del turismo, los programas de estudiantes y el de Trabajadores Agrícolas Temporales no se han visto afectados. Este último, funciona especialmente bien y la Secretaría del Trabajo mantiene una estrecha colaboración que permite a muchas personas laborar hasta por ocho años seguidos en el programa. Pero Andrea Gálvez, abogada de la Alianza de Trabajadores Agrícolas sección México, opinó que el programa acusa vicios y dificultades. En entrevista, dijo que los mexicanos no reciben el trato justo y digno que se supone, pues muchos viven prácticamente presos en sus lugares de trabajo, además de que es frecuente el maltrato de los dueños de las empresas. Además, añadió, existe una “lista negra” de trabajadores que se quejan o intentan organizarse ante los abusos a que son sometidos y que esa lista la maneja la propia Secretaría del Trabajo, de lo cual, aseguró, “tenemos pruebas documentales”.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
85
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.