Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

El futuro de Michoacán se mantendrá incierto caso el Estado no asegure la seguridad del sector minero

14/09/2014 11:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Redacción

El conflicto en Michoacán es muy complejo. El resquebrajamiento del tejido social es tan grande que la gente se acostumbró a tener niveles de tolerancia a la delincuencia de alguna manera. Uno de los sectores más afectado es la minería que ha desencadenado una ola de violencia por el control de un sector de ingrsos milionarios . Violencia alentada por los altos precios del hierro y por la debilidad de la respuesta del estado en materia de seguridad.

El incremento de más 1, 000% que experimentó el precio del hierro en los últimos 10 años, lejos de representar una buena noticia para Michoacán, que ocupa el primer lugar en su producción nacional, resultó ser el origen de una cruenta disputa por el control de su producción.

En su pico más alto, el hierro (llamado indistintamente fierro) alcanzó un precio internacional de 187 dólares por tonelada en diciembre de 2010, luego de haber iniciado una escalada que provocó que su valor pasara de 13 dólares en 2003 a 135 dólares actualmente, según datos de The Steel Index. La bonanza que vivió la producción de hierro en Michoacán en los últimos años fue tal que ni el descenso de precios de 187 dólares por tonelada en 2010 a casi 151 a finales de 2013 detuvo el apetito de grupos delictivos que se asentaron en la entidad, ávidos de obtener ganancias ilícitas mediante la explotación y exportación ilegal del mineral hacia China.

La guerra que destapó la alta valoración de esta materia prima para producir acero involucró a ejidatarios, grupos de las denominadas "autodefensas", organizaciones del crimen organizado como Los Caballeros Templarios, La Familia, el cártel Guadalajara Nueva Generación, Los Zetas, importantes siderúrgicas y hasta "empresarios" de origen chino.

Sin embargo, a pesar del severo clima de inseguridad que padece Michoacán desde hace años, la producción de fierro en la entidad mantiene crecimientos de doble dígito, pues el efecto de la violencia aún no ha dañado los beneficios que las empresas reciben, aseguraron especialistas.

"El tema de la inseguridad sí les afecta, pero como las condiciones de mercado son tan favorables, pues asumen el costo", señaló el junior researcher del Centro de Investigación para el Desarrollo AC (CIDAC), Miguel Toro.

En ese estado, la extracción de mineral de fierro creció más de 25% en los primeros 10 meses del año pasado respecto al mismo periodo de 2012, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El empleo en el sector tampoco registró grandes cambios, pues sufrió una caída de 300 plazas, al pasar de 7, 816 a 7, 547 entre 2011 y 2012, según datos del INEGI y de la Cámara Minera Mexicana (Camimex).

En 2012, México fue el cuarto país que mayor inversión captó en el sector a nivel mundial, sólo por detrás de Canadá, Australia y Estados Unidos, al alcanzar los 8, 043 millones de dólares (mdd), lo que significó un incremento de 43% respecto al año anterior.

Grupo México, la mayor minera del país, ha invertido en el estado cerca de 131 mdd en el proyecto de mina "Angangueo", que comenzará a operar en 2015, y donde pretende producir tres millones de onzas de plata; 10, 400 toneladas de cobre; 9, 700 toneladas de zinc y 3, 000 toneladas de plomo al año.

La explosión de los precios de las materias primas en general provocó que los ejidatarios en Michoacán exigieran mejores tratos para permitir la explotación de las minas que se encontraban en sus tierras, lo que detonó diversos conflictos entre 2007 y 2013.

"Cada vez tienen más problemas para atraer a altos directivos a estas zonas... pero gente queriendo trabajar de minero, esa sobra", explicó una fuente con conocimiento del asunto que pidió no ser identificada por cuestiones de seguridad.

El sector empresarial tampoco ha logrado coordinar una estrategia de presión contra las agresiones que han sufrido -en abril de 2012 asesinaron a un alto directivo de Arcelor Mittal-, tal y como sucedió hace un par de años en el norte del país, indicó el director de seguridad del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Alejandro Hope.

La espiral de violencia en Michoacán orilló al Gobierno de Enrique Peña Nieto a tomar el control del estado con el traslado de militares y la creación de la Comisión para la Seguridad y Desarrollo Integral de la entidad, que preside el ex titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Alfredo Castillo Cervantes.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) dijo que la delincuencia, en especial el secuestro y extorsión, cuestan cerca de 75, 000 millones de pesos al año, cifra que no equivale ni al 0.1% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional. Incluso el sector minero generó por sí mismo casi 280, 000 millones de pesos en 2012.

La Camimex estima que el año pasado, las empresas habrían gastado cerca de 41 mdd en seguridad privada, lo que significaría un alza de 13.9% frente a los 36 mdd de 2012.

Inseguridad:¿ insostenible a futuro?

Analistas subrayaron que los altos niveles de violencia en algunas entidades del país no son sostenibles en el tiempo, por lo que en algún momento terminarán por dañar la competitividad.

"Yo mismo intenté entrar con un proyecto a Michoacán, pero el hecho de que los mismos dueños de la concesión no se atrevían a ir, nos dio el indicio de que no debíamos ni pararnos", reconoció el presidente ejecutivo del fondo de inversión Vander Capital, Roberto Charvel.

México se ha vuelto uno de los países más inseguros para realizar inversiones mineras, y los capitales extranjeros se muestran cada vez más adversos a arriesgar su dinero en una zona que perciben con grandes conflictos por la presencia del crimen organizado.

El descontrol en la entidad comenzó a crecer cuando Los Caballeros Templarios, liderados por Servando Gómez, alias 'La Tuta', comenzaron a amenazar de muerte a los directores comerciales de las grandes compañías de la zona para obligarlos a pagar a tiempo sus facturas a los proveedores, además de cobrar un sobreprecio por estos servicios, actuando casi como firmas de factoraje.

"Los Templarios tomaron dos actividades principales del Estado: la administración legal de la violencia y el cobro de impuestos... eran más efectivos que el SAT", comentó la fuente.

Un ejemplo de la situación de inseguridad y de cómo ha afectado en la última década a las comunidades de Michocán, es el caso de la minera Las Encinas, propiedad de la siderúrgica italo-argentina Ternium, que involucra a 467 comuneros de San Miguel Aquila, uno de los municipios más pobres de ese estado, pero al mismo tiempo una de las zonas con mayor cantidad de yacimientos de fierro, oro, plata y cobre.

De acuerdo con el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL), que agrupa a más de 40 organizaciones sociales en la región, el caso de Las Encinas inició en 1998 cuando los ejidatarios buscaron renegociar el pago de regalías.

Durante más de dos décadas, los comuneros recibieron cerca de 1, 500 pesos mensuales por el uso de sus tierras, pero en 2011 y luego de haber mantenido un plantón de tres meses para impedir la extracción del metal, los ejidatarios llegaron a un nuevo acuerdo de compensación.

"En abril de 2011, los comuneros acordaron con Ternium que pagara 3.3 dólares por tonelada de hierro obtenida de la mina Las Encinas, lo que cumplió hasta marzo de 2012?, según lo documentado por OCMAL.

Un año más tarde, la empresa pagaba cerca de 18, 000 pesos mensuales a cada comunero, aunque según una averiguación previa integrada por la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, la compensación podría haber alcanzado los 33, 000 pesos al mes.

Estos pagos atrajeron el interés de grupos delictivos como Los Caballeros Templarios, quienes comenzaron a cobrar 2, 000 pesos mensuales a los comuneros por una especie de "derecho de piso".

Este caso sería el inicio de la batalla por controlar una "jugosa mina", que si bien no era de oro, sí estaba dejando ganancias millonarias a los productores de hierro en Michoacán.

El último reporte anual del Fraser Institute de Canadá, cuyo objetivo es medir el grado en el que una nación resulta atractiva para la inversión con base en 17 factores de política, destacó que inversionistas han considerado dejar proyectos en México debido a la extorsiones.

México aparece en el lugar 42 de 96 regiones con mejores condiciones para invertir en la industria minera a nivel mundial, pero lo ubica en la posición 87 cuando se les pregunta a las firmas canadienses sobre la seguridad.

"Después de descubrir múltiples y muy ricas betas de recursos minerales en un estado mexicano, nos convertimos en el objetivo de grupos muy poderosos. Esto sigue en curso, así que no daré nombres. Estos grupos contrataron a grupos mexicanos y canadienses antimineros que convirtieron en el objetivo número uno nuestras operaciones", dijeron fuentes cercanas al sector

Los Templarios, la Mafia china y la recuperación del Puerto de Lázaro Cárdenas

La agencia Reuters documentó recientemente la participación de "empresarios chinos" en las exportaciones ilegales de productos mineros desde el puerto michoacano de Lázaro Cárdenas.

Los grupos pagan a los ejidatarios entre 50 y 65 dólares por tonelada de fierro extraída de forma ilegal, una cifra mucho más alta a los 3.3 dólares que ofrecían los corporativos establecidos dentro del marco jurídico.

"La extracción ilegal del hierro no es nueva, de hecho se da desde la administración pasada", afirmó el presidente del fondo de inversión de proyectos mineros Vander Capital, Roberto Charvel.

Explicó que este mineral resulta mucho más fácil de extraer a diferencia de otros como el carbón, que conlleva más riesgos y complicaciones técnicas.

Esta problemática provocó que a principios de noviembre de 2013 el presidente Enrique Peña Nieto pusiera en marcha un programa de intervención para tomar el control del puerto Lázaro Cárdenas, para estrangular la vía comercial que explotaban los Caballeros Templarios.

La toma del control del puerto fue el primer paso para tratar de restablecer el estado de derecho en Michoacán.

El puerto ahora está en poder de autoridades federales. Ya tenemos nosotros el control, el tema es que el puerto es la salida de los productos con los que se financiaban los delincuentes, es la gasolina con la que se alimentan, porque por ahí sacaban el hierro y todo lo que se produce. La delincuencia se ha ido adueñando de los centros de producción.

Este año entraron en vigor las modificaciones a la Ley Aduanera, que planean poner fin al monopolio de los agentes aduanales al crear la figura de "representantes legales", que permitirán a las compañías nombrar a una persona que podrá realizar trámites comerciales, siempre y cuando se ajusten a evaluaciones anuales de criterios que establecerá el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

El futuro de Michoacán se mantiene incierto, pues a pesar de la incursión del Ejército, resulta complicado predecir por ahora cuál será el rumbo que tomarán las empresas y los trabajadores en ese estado.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
393
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.