Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Otakutlan escriba una noticia?

Game of Thrones end season: ¡Los marginados heredarán el Trono!

04/06/2012 00:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta noche finaliza la segunda temporada de la aclamada serie de corte fantástico, Game of Thrones . El sitio de honor, antes reservado para eventos deportivos y show bussines , reconocen en las series de televisión, sea drama, comedia o musical, un digno competidor en la carrera por los niveles de audiencia que desde siempre ocupan y preocupan a la industria de la televisión.

image

Conforme la hora marcada se acerque, el ruido generado en torno a la emisión del capítulo final sorprenderá a propios y extraños. Y no es para menos. En medio de una crisis financiera que no tiene para cuando ofrecer tregua, la narrativa extraviada en la vida de millones de personas que la están pasando mal, hallan refugio en historias que por muy fantásticas que parezcan, se vinculan con nuestra realidad mucho más de lo que imaginamos.

Contrario al lugar común de clasificar el género fantástico como un escape inmaduro de la realidad, o bombardear desde una postura elitista injurias hacia la cultura pop, mainstream, huérfana de valor crítico y artístico, Game of Thrones no sólo reivindica el universo de lo imaginario, sino que además derrumba mitos en torno al muro que alguna vez dividió al arte del entretenimiento.

No en vano surgen opiniones que alaban el gran nivel de ficción producida para en televisión en la actualidad, sin ir más lejos, el Departamento de Educación de EU afirmó que ver un solo capítulo de la serie de TV británica Downton Abbey equivale a leer un libro entero. Game of Thrones , además, pone en tela de juicio la supremacía europea sobre la estadounidense en materia de calidad televisiva. Antes de apresurarnos a proclamar una nueva era dorada para la pantalla chica, debemos agradecer que la televisión, cuando menos, vive un renacimiento creativo después de que más de uno vaticinara su agonía desde los inicios del siglo XXI.

La superproducción de HBO, basada en la saga literaria de George R. R. Martin , ilustra con maestría un mundo paralelo que en más de una ocasión ata cabos con el mundo real, lo que a su vez genera un estrecho vínculo entre los personajes, la audiencia y su entorno. Cargada de intriga, drama, traiciones, magia y supersticiones, la primera temporada transmitida durante el 2011, muy pronto transformó el interés de algunos en devoción de muchos.

Con un ritmo narrativo que alimenta el suspenso con cada entrega, la trama poco a poco se deslinda de fórmulas probadas que definen de antemano héroes y villanos, que premian las virtudes y castigan los defectos. De tal suerte, el linaje Real de los protagonistas que les supondría un estado de privilegio, de pronto se muestra como una fuente interminable de conflictos y desdichas. El cuento de hadas sepultado en la ingenuidad de los inocentes: adiós a las fábulas de reinos prósperos, eternas primaveras y finales felices. Game of Thrones invita a la fantasía no como ejercicio de distracción sino como un llamado de alerta; nos recuerda que por muchos días soleados, el invierno, tarde que temprano, llega.

La íntima relación entre personajes y televidentes nace precisamente de esta ruptura estructural del relato. Los grandes momentos que han marcado la historia del Juego de Tronos no provienen de actos heroicos súper humanos, tampoco de hazañas individuales que enaltezcan la fuerza física, mucho menos por intervención divina a favor de algún reino. Los momentos épicos quedan inmortalizados por frases cortas que exaltan la pasión, astucia, crueldad, avaricia, lealtad e inteligencia contenida en cada personaje, que además lo significa.

Mejor aún, las acciones memorables provienen de aquellos personajes que no contaban con credenciales propias de un partido desequilibrado, cuya única regla es dictada por la supervivencia del más fuerte. Por fin los marginados cuentan con la oportunidad de brillar en primer plano ¡y se lucen! Los bastardos, desterrados, la escoria condenada a la eterna servidumbre rechaza su destino y construye a través de la voluntad, su propia historia.

image

Por un lado tenemos a Jon Snow, hijo ilegítimo de Eddard Stark, Rey de Invernalia, que renuncia a su pasado noble para sumarse a las filas de la Guardia de la Noche, en el Muro del norte. Desde ahí afianza lazos de amistad y lealtad que difícilmente encontraría al interior de los Siete Reinos.

Ultramar, Daenerys Targaryen, heredera legítima al Trono de Hierro, e incansable forastera, deambula en medio de la nada en busca de revancha. Tras ser intercambiada como simple mercancía por su hermano Viserys, más tarde se revela como el legendario "Principe Prometido" de la casa Targaryen. Su determinación inspira y lo sabe al pronunciar: "No soy una mujer ordinaria. Mis sueños se hacen realidad".

Por último y no menos importante, "el enano" Tyrion Lannister. Su madre murió después del parto. Víctima del desprecio de sus hermanos mayores: Cersei Lannister, Reina Regente y Jaime Lannister, "el Matarreyes", Tyrion se percata que la única ventaja con la que cuenta, además de haber nacido en una familia noble, es su mente, así que se dedica a educarla a través de la lectura. También conocido con el mote de "mediohombre", no dilata en demostrar que su persona vale por miles, el reto es demostrárselo a su padre Tywin Lannister.

En concreto, Juego de Tornos se convierte en un tratado sobre la administración del Poder, desde el ascenso para conseguirlo, el temple para conservarlo y el coraje para defenderlo. El conflicto, propone R. R. Martin, no es que el Poder corrompa, sino que frecuentemente cae en las manos de sujetos ineptos que no tienen la menor idea de cómo usarlo, los asusta y terminan abusando de él. ¿Les suena?

La promesa tácita de que los excluidos heredarán el mundo, es lo que llena el vacío narrativo que actualmente aqueja el plano llamado realidad. De tal forma, resulta trascendente que las audiencias (ahora mundiales) estén pendientes el próximo domingo de triunfos arrebatados, glorias perdidas, y reconozcan en los marginados de los Siete Reinos certeza de un horizonte justo, sutil detalle donde la épica fantástica, a diferencia de nuestra realidad, no falla.

Una colaboración para la sección Televisión del portal Monsters&Geeks

Game of Thrones HBO Tyrion Lannister Jon Snow Daenerys Targaryen George R.R. Martin


Sobre esta noticia

Autor:
Otakutlan (56 noticias)
Fuente:
otakutlan.blogspot.com
Visitas:
582
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.