Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Humex escriba una noticia?

Ganar con las elecciones

02/07/2009 08:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una de las razones de un proceso electoral es ganar algunos centavos, no se trata de compra de votos, sino de coadyuvar a la economía familiar

La necesidad de concientizar a los votantes de que su preferencia electoral es una cuestión más que política, es económica es acogida por los llamados movilizadores de voto. Cada uno de los partidos políticos acuden a su ayuda. Para ello brigadas peinan zonas en los distritos electorales que se escudan en pegar carteles, fijar mantas entre los postes, distribuir volantes. Los bigadistas mastican preguntas, indagan sobre la preferencia electoral, y en caso de coincidencia, lanzan las palabras mágicas, que finalmente es su objetivo: ¿cuántos votos puede asegurar el día de las elecciones? Apuntan nombre, dirección, intención de votos.

Éste último se traduce en votos en la mente de los políticos, es como miden la preferencia electoral, saber dónde tienen que reforzar su tarea proselitista. Los datos ya están procesados, cada uno de los candidatos sabe, aunque no con precisión, qué le repara el 5 de julio.

Estamos en México, en el Distrito Federal. Desde el 2 de julio los ciudadanos tienen tres días para reflexionar el destino de su voto. En teoría. Muchos saben que no acudirán, otros que anularán su voto, y otros que votarán por el partido de su preferencia.

La labor de los movilizadores, aquellos que aseguraron poder llevar a tantas y tantas personas a las urnas, empieza el mismo día 5 de julio. Ellos son los encargados de avisar, de presionar a que los votantes que ellos aseguraron a los brigadistas vayan a las mesas de recepción de voto.

Existen, aunque pocos movilizadores que realizan esta noble labor por "amor al partido". La mayoría de los movilizadores conjugan la conciencia con el beneficio económico. Saben que en un proceso electoral se maneja muchísimo donero. Su deseo de recibir, aunque un pedazo mínimo, del pastel, es legítimo. Fue y es el mismo sistema que refuerza la repartición de los recursos.

La pregunta es: ¿cuántos pesos por voto? La tarfifa depende de muchos factores: de la capacidad económica de los partidos, de la posibilidad de ganar en un distrito determinado, de la avaricia de los brigadistas, encargados de movilizar a los movilizadores.

El día 5 de julio las calles, las plazas se llenarán de personas que intentarán de pasarse por turistas para no llamar la atención de los vecinos. Los vecinos los aceptarán como turistas, en el juego electoral sin complicidad no habrá vencedor


Sobre esta noticia

Autor:
Humex (1 noticias)
Visitas:
177
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.