Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Ganó “Jauría” el premio tamaulipeco de teatro “Rafael Solana”

06/09/2011 03:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por mostrar el lado oscuro de la personalidad humana, como reflejo de una sociedad en decadencia, la puesta en escena “Jauría”, de Enrique Mijares, obtuvo cuatro premios del Concurso Estatal de Teatro de Tamaulipas “Rafael Solana”, que rememora al dramaturgo fallecido el 7 de septiembre de 1992. Medardo Treviño y su grupo Tequio fueron galardonados con el premio a la mejor actriz, para Arely Padilla; mejor actor, Marcos Beas; mejor director, Medardo Treviño, y mejor obra de la edición del certamen tamaulipeco. El polifacético escritor mexicano Rafael Solana, quien lo mismo cultivó la poesía, el cuento, la novela, el teatro, el ensayo y el periodismo político, nació en Veracruz, Veracruz, el 7 de agosto de 1915. Sus estudios profesionales los hizo en las facultades de Derecho y Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y para 1938 fundó, al lado de Efraín Huerta, Octavio Paz y Alberto Quintero, la revista "Taller". Escribió para los principales periódicos y revistas de México y publicó más de 30 libros; además, dirigió un taller poético. A decir de los estudiosos de su obra, sus cuentos y comedias expresan su filosofía en forma inteligente y humorística, pues tuvo la capacidad de descubrir su propia filosofía y expresarla al público en cada obra. Dentro de las múltiples facetas del escritor veracruzano, está la de cronista taurino, para la cual utilizó el seudónimo de "José Cándido". En el ámbito periodístico fue colaborador de “El universal”, “El hijo pródigo”, “Tierra nueva”, “Siempre!”, “El día” y “Excélsior”. Entre sus libros figuran los poemarios "Ladera" (1934), "Los sonetos" (1937), "Los espejos falsarios" (1944) y "Alas" (1958); además de los libros de relatos "El envenenado" (1939), "La trompeta" (1941) y "La música por dentro" (1943). Entre sus 27 obras teatrales destacan "Debiera haber obispas" (1954), "Vestida y alborotada" (1965), "Sólo quedaron las plumas" (1961), "Pláticas de familia" (1988), "Pudo haber sucedido en Verona" (1984), "Lázaro ha vuelto" (1955) y "A su imagen y semejanza" (1957). A Solana le fue concedido el doctorado Honoris Causa por la Universidad de Yucatán, el día que lo recibió reveló que nunca, ni un sólo día, había dejado de estudiar, leer y aprender algo nuevo. También recibió los premios nacionales de Crónica en 1975, Periodismo en 1981 y Letras, 1986; el Premio Nacional de Ciencias y Artes y fue nombrado caballero de la Orden al Mérito de Francia. Durante su trayectoria, Solana fue secretario particular del destacado intelectual mexicano Jaime Torres Bodet, cuando éste fue secretario de Educación Pública, en el gobierno del presidente Adolfo López Mateos (1958-1964). También fue director de Relaciones Públicas del Comité Organizador de los XIX Juegos Olímpicos, celebrados en este país, en octubre de 1968. Secretario general de la Federación de Autores Teatrales en varios periodos, jefe de prensa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y subgerente de Conacine. Miembro de la Comisión de Calificadores de Publicaciones de la Secretaría de Gobernación, y consejero para Asuntos Teatrales del entonces Departamento del Distrito Federal. Asimismo, se desempeñó como director del teatro foráneo y de publicidad del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); empresario y director de teatro y televisión, y secretario del interior de la Unión Nacional de Autores. Además de secretario general de la Federación de Uniones Teatrales, presidente de la Asociación de Críticos de Teatro de México y presidente de la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y Música. Rafael Solana falleció el 7 de septiembre de 1992, en la Ciudad de México. Actualmente, varias calles y avenidas de diferentes poblaciones del país llevan el nombre de Rafael Solana en su honor y recuerdo, lo mismo que un teatro en esta metrópoli, en el Centro Cultural Veracruzano, y el premio estatal de teatro de Tamaulipas.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
169
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.