Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

El genio y figura de Luciano Pavarotti será evocado en Módena

05/09/2012 06:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al cumplirse cinco años de la muerte del tenor italiano Luciano Pavarotti, amigos y colegas le rendirán un tributo musical en el Teatro de Módena encabezado por la soprano Montserrat Caballé, el tenor Andrea Bocelli y el director de orquesta Enio Morricone. En una velada que se antoja nostálgica por el lustro sin Pavarotti, pero al mismo tiempo festiva como era el carácter del afamado tenor, se recordará no sólo la música del intérprete que fue, sino la obra que continúa realizando su Fundación en apoyo a nuevos talentos operísticos. Reportes de prensa internacional señalan que en el recital “Pavarotti & friends” también estarán los italianos Elisa y Lorenzo Jovanotti; Zucchero y el guitarrista británico Jeff Beck. Ese elenco apadrinará a los nuevos talentos promovidos por la Fundación que continúa el legado del intérprete de grandes roles de la ópera mundial, quien murió hace cinco años a consecuencia de un cáncer de páncreas contra el que había estado luchando desde tiempo atrás. Carismático y muy querido dentro y fuera de su país, Pavarotti vino al mundo el 12 de octubre de 1935; su padre era un panadero, fiel amante de la ópera, un género musical que estimuló a Luciano desde pequeño, impulsándolo a estudiar el canto lírico. Pavarotti concluyó sus estudios en la “Scuola Magistrale”, donde obtuvo el título de profesor de primaria y después se dedicó a estudiar canto en su ciudad natal con el tenor Arrigo Pola (1919-1999). Con 26 años, el 29 de abril de 1961, Luciano Pavarotti debutó en Reggio Emilia, encarnando a “Rodolfo”, de “La bohéme”, papel que tres años más tarde lo haría uno de los tenores más famosos, pues en 1963, sustituyó a Giuseppe di Stefano en el Covent Garden de Londres. Ese año apareció por primera vez en Viena, Zurich, interpretando a Edgardo en “Lucia di Lammermoor” y debutó en Barcelona, España con una única presentación de la famosa ópera “La traviata”. El siguiente año apareció en el Festival de Ópera de Glyndebourne, en el papel de Idamante, junto a la cantante Enriqueta Tarrés, mientras que su primera presentación ante el público estadounidense la realizó el 1965, en Miami, Florida. De acuerdo con la biografía del tenor publicada en el portal “biografiasyvidas.com”, tras conocer al director de orquesta Richard Bonynge, realizó una gira por Australia con la compañía operística de la soprano Joan Sutherland, quien más tarde fue su pareja en óperas de Gaetano Donizetti y Vincenzo Bellini. A los 31 años, en 1966 cantó por primera vez en el Teatro de la Scala de Milán, escenario al que regresó en el papel de Des Grieux de la ópera “Manon”, de Jules Massenet, y en 1967 con el “Réquiem”, de Giuseppe Verdi, que fue interpretado con motivo del centenario del músico italiano Arturo Toscanini. Dos años más tarde se presentó en el Metropolitan de Nueva York, donde interpretó el que en algún momento señaló fue su papel favorito: el de “Rodolfo” de “La bohème”. A pesar de algunos fracasos puntuales, como el de La Scala, con Don Carlo de Verdi en 1992, Pavarotti fue un tenor de reconocido prestigio, dueño de una bella voz de brillantes agudos y elegante estilo, que apenas perdió colorido al paso del tiempo. Junto a Nicolai Gedda ha sido de los pocos tenores capaz de cantar el famoso “Fa5” en falsete escrito en la parte final de la ópera “I puritani”, en la que mostró su singular pureza de voz, su disciplina técnica y extraordinaria musicalidad. Entre sus numerosas interpretaciones se le recuerda como el duque de Mantua en “Rigoletto” de Giuseppe Verdi; Nemorino de “L'elissir del amore”, de Gaetano Donizetti, y Otello en versión de concierto con la Orquesta Sinfónica de Chicago bajo la dirección de Sir Georg Solti. Tuvo diversos trabajos discográficos entre los que se pueden mencionar: “Arnold, Orombello” y el rol principal de la ópera “L'amico Fritz”, de Pietro Mascagni. A partir de los años ochenta, Pavarotti gozó de gran popularidad a través de grabaciones, vídeos y conciertos, en los que se presentaba un amplio repertorio, que incluyó música popular. Pavarotti además fue un filántropo que participó en conciertos benéficos para contribuir a la reconstrucción de los teatros de La Fenice (Venecia) y del Liceu (Barcelona), y en apoyo a niños con cáncer y sida. Parte de su tiempo lo ocupó en impartir clases magistrales en diversos conservatorios del mundo e impulsar a jóvenes cantantes, ejemplo de ello es el certamen que lleva su nombre “Luciano Pavarotti International Vocal Competition”, cuya primera edición se celebró en 1980. Hasta los últimos años de su vida, Pavarotti se mantuvo activo pese al cáncer de páncreas que padecía y que le quitó la vida el 6 de septiembre de 2007, un día después de haber ganado el Premio Excelencia en la Cultura de Italia.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
195
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.