Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Webpyme escriba una noticia?

Gerencia familiar

23/01/2011 11:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la actualidad los padres requieren de orientaciones sobre el manejo adecuado de las conductas disruptivas. La gerencia familiar será de gran utilidad como herramienta en el proceso de manejo de dichas conductas. Otro punto importante que se expone es la identificación y definición de las conductas más frecuentes en el hogar así como las estrategias que se deben utilizar para la disminución o eliminación de la conducta problema. Introducción Las conductas disruptivas son un tópico muy común en los hogares y continuamente se escuchan a los padres hablar sobre esta situación en las cuales, ellos utilizan con frecuencia lo que conocemos como las palizas o muchas veces lo dejan así. Lo que no saben ellos es que con las palizas y el dejarlo así, incrementan la conducta no deseada trayendo como consecuencia la fractura y armonía del hogar. En vista de esta necesidad surge la gerencia familiar como herramienta a solucionar o canalizar las conductas disruptivas; la misma se debe aplicar en caso de que existan conductas que no son aceptadas por la familia o la sociedad. Sin embargo es importante resaltar que para que esta gerencia tenga efectividad los miembros deben estar de acuerdo y compartir su estructura. Gerencia Familiar En los últimos años la gerencia ha sido aplicada a diversos ámbitos obteniendo una gran aplicabilidad y mejora en todas las organizaciones. En las ultimas década se ha evidenciado el descontrol del manejo de conductas disruptivas por parte de los padres, esto se debe al desconocimiento de las herramientas que ayudan o ayudaran a disminuirlas, lo fundamental es poder instaurar y desarrollar nuevos comportamiento en sustitución de los disruptivos; los cuales permitirán al niño/a una integración adecuada en su entorno. En la actualidad se observan continuamente que los padres buscan estrategias que los orienten en el manejo conductual; la gerencia es una herramienta que los orientará en el manejo; sin embargo se unificará gerencia y familia con el fin de de desarrollar la Gerencia familiar la cual puede definirse como: el cargo que ocupan los padres dentro de la familia la cual tiene dentro de sus funciones, representar, proteger, cuidar y guiar a los miembros de la misma con la finalidad de coordinarlos y lograr los objetivos familiares propuestos y establecidos. (González, 2009). La gerencia familiar brindará a los padres estrategias que los guíen y orienten por la gran necesidad que tienen sobre el manejo conductual que suelen presentar sus hijos y que en la mayoría de los casos desconocen los métodos o estrategias que se pueden ejecutar para disminuir o eliminar ese comportamiento disruptivo. Los padres han asumido la tarea de educar a sus hijos, especialmente la de modificar el comportamiento disruptivo que suelen presentar los niños con necesidades especiales, vista desde todos los ángulos (retardo mental. dificultades de aprendizaje, deficiencias visuales y auditivas, entre otras). Características del Gerente Familiar Un gerente familiar debe poseer ciertas características, las cuales lo guiaran en el manejo de las estrategias que deberá emplear en las conductas disruptivas: • Observador; poder distinguir las conductas disruptivas que se evidencian en el hogar. • Comunicador; pueda exponer con claridad las reglas y normas que se deben cumplir en el hogar. • Planificador: poder administrar y ejecutar las estrategias para el cambio de conducta. • Líder: en el grupo familiar uno de los padres es que debe poseer esta características y será aquel que conviva mas con el niño; el será el gerente familiar. • Binomio autoridad – afecto; este será quien establezca las normas, reglas y la administración de las estrategias. • Guía: conducir a su hijo hacia el comportamiento adecuado, esto se logrará a través de la administración de premios y castigo. Conductas Disruptivas Las conductas disruptivas son un conglomerado de conductas inapropiadas que obstaculizan la interacción adecuada del niño/a dificultando el aprendizaje y las relaciones interpersonales. Es común observar distintas conductas y a veces los padres no reconocen cuales son disruptivas y cuales no, en la mayoría de los casos los mismos se ríen del comportamiento de sus hijos y no reconocen que están reforzando una conducta no apropiada. En ocasiones se hace necesario reducir e incluso eliminar aquellas conductas que alteran, dificultan o impiden una buena adaptación del niño/a al medio social. Por otra parte, el estilo con que los padres manejen las conductas de sus hijos están estrechamente vinculadas a sus propios valores y a las expectativas de los mismos. Algunos padres pudieran optar por controlar las conductas de sus hijos estableciendo reglas estrictas y aplicándolas con rigor. Otros padres pueden tener un estilo más flexible de control, permitiendo un margen mayor cuando establecen las normas de conducta. En algunos hogares nadie parece tener el mando porque las reglas son ambiguas, no se aplican con firmeza, el niño y los padres parecen estar al mismo nivel. En cierta medida, el estilo que utilicen los padres al educar a sus hijos variará con cada niño en la familia; ya que algunos necesitan más supervisión y control que otros. Es importante que los padres identifiquen cuales son las conductas disruptivas que presentan sus hijos, a continuación se exponen y definen algunas de ellas, las cuales son consideradas las más comunes en los hogares, según D´Ascoli (1.988) • Desobediencia; no cumplir órdenes, instrucciones o reglas dadas por los padres u otro adulto significativo de la familia. • Agresividad Física; patear, morder, pegar, escupir, empujar, halar el cabello, lanzar objetos o tirar puertas. • Agresividad Verbal; protesta verbal que consiste en gritos, llantos, malas palabras, insultos, amenazas dirigidas a un adulto y/o niño. • Desorden; no guardar sus pertenencias en el sitio adecuado, dejando regado por la casa o el cuarto: artículos de vestir, útiles escolares y juguetes. • Rabietas; tirarse al suelo, llorar, gritar y/o privarse cuando no se le da lo que quiere o cuando no se hace lo que el niño desea tanto en el hogar como en la calle. • Intranquilidad mientras realiza la tarea escolar; en la hora de hacer la tarea escolar pararse, brincar, saltar, correr por el cuarto, mover o mecer la silla, mover las extremidades dejando la tarea de lado. • Mentiras; no decir la verdad a los padres referente a labores de la casa, escuela, amistades, salidas y/o actividades realizadas. • Robos o Hurtos; A.- traer a la casa objetos, juguetes que no son de su propiedad ni se lo han comprado o regalado. Estrategias para el Manejo de Conductas Disruptivas Existen numerosos métodos y/o estrategias para disminuir o eliminar comportamientos disruptivos, algunos con un nivel de profundidad y otros más sencillos, sin embargo para el conocimiento y manejo de los padres se deben utilizar herramientas sencillas de fácil acceso y con poco nivel de complejidad. Para Bianco (1.998), el verdadero motivo por el cual los niños actúan como lo hacen, está basado en las leyes del comportamiento humano. Los procedimientos que se mencionan a continuación proporcionan la posibilidad de modificar las conductas para adquirir, disminuir o eliminar las mismas. Los principales procedimientos para la adquisición de nuevas conductas son: A.- Reforzamiento Positivo, B.- Reforzamiento Negativo, C.- Moldeamiento por Aproximaciones Sucesivas y D.- Imitación. A.- Reforzamiento Positivo; es la probabilidad de aumentar la frecuencia de una conducta cuando esta genera una consecuencia agradable. B.- Reforzamiento Negativo; es el aumento en la probabilidad de que una respuesta se presente como consecuencia de la omisión de un estímulo o objeto en determinadas ocasiones, es difícil emplear el reforzamiento negativo para la adquisición de nuevas conductas. C.- Moldeamiento por Aproximaciones Sucesivas; es un procedimiento que se utiliza para establecer respuestas que no existen en el repertorio del sujeto. Consiste en reforzar una escala de respuestas que se han desglosados previamente desde la más sencilla hasta la más compleja. D.- Imitación; es un procedimiento para fomentar la adquisición de nuevas conductas. En general, puede utilizarse con niños que poseen un repertorio conductual mínimo. Existen diversos procedimientos supresores de conductas. Se revisarán a continuación aquellas que son de mayor utilidad para los padres: A.- Castigo, B.- Tiempo Fuera, C.- Costo de Respuesta, D.- Sobrecorrección, E.- Extinción, F.- Reforzamiento de Conductas Incompatibles. A.- Castigo; es el procedimiento mediante el cual se logra el decremento en la probabilidad de frecuencia de determinadas conductas, cuando a continuación de su emisión se presentan consecuencias desagradables. B.- Tiempo Fuera; este procedimiento se aplica cuando el reforzador que mantiene la conducta no se puede suspender. Consiste en retirar al sujeto de la situación en la cual emite la conducta que se desea suprimir. C.- Costo de Respuesta; denominado también castigo negativo, consiste en quitar al sujeto un reforzador positivo, como consecuencia de su conducta. D.- Sobrecorreción; se refiere a la corrección de los efectos ambientales ocasionados por la conducta inadecuada. E.- Extinción; consiste en la suspensión del reforzamiento o supresión de las consecuencias reforzantes que siguen a determinadas conductas consideradas inadecuadas. F.- Reforzamiento de Conductas Incompatibles; es un procedimiento para disminuir la ocurrencia de conductas no adecuadas sin necesidad de utilizar estimulación aversiva. Administración de Premios y/o Castigo Es importante destacar que los padres requieren ser entrenados para aplicar las técnicas antes expuestas, sin embargo es importante tomar en consideración que estas técnicas deben ir acompañadas por premios y recompensas entre los cuales se encuentran: Materiales: (golosinas, regalos, juguetes, paseos, viajes, entre otros), son los más utilizados por los padres, más fáciles de aplicar; ya que se dan ocasionalmente y no exigen una observación diaria. Sociales: palabras de aprobación social como: ¡Qué lindo lo hiciste!, ¡Te quedo muy bonito!, ¡Sigue así!, entre otras. Afectivas: un beso, un abrazo, una palmada en la espalda, pasar la mano por la cabeza como señal de aceptación de una actividad realizada por el niño. La primera tarea que enfrentan los padres es enseñarles la conducta adecuada de forma que puedan entenderla. Por ejemplo: cuando se enfrentan a las rabietas de sus hijos, los padres no sólo tratan de restablecer la calma y el orden en sus hogares, sino que tratan de enseñar a sus hijos cómo manejar la frustración y la ira de manera más apropiada. Un padre que acepta lo que hace el hijo en casa puede darse cuenta de que otros padres no lo aprobarían; entonces, ese padre puede decidir hacer algo respecto a esa conducta inadecuada. Los niños no conciben su conducta como un problema; ellos simplemente no han aprendido todavía la conducta adecuada o las formas de autocontrol. Referencias Bibliográficas Bianco, F (1.998) Educación para Padres. CIPPSV. Caracas – Venezuela. D´Ascoli, D (1.988) Entrenamiento a los Padres en el Aprendizaje de técnicas de modificación de conducta que podrán aplicar en el hogar con ayuda de un especialista. Editorial Greco. Caracas - Venezuela. Sergio González Basalo


Sobre esta noticia

Autor:
Webpyme (127 noticias)
Fuente:
web-mix.ws
Visitas:
329
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.