Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Guerrilla colombiana confirma captura de general pero dice que quiere avanzar en proceso de paz

18/11/2014 16:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageReuters

Por Rosa Tania Valdés y Luis Jaime Acosta

La guerrilla de las FARC reconoció el martes la captura de un general que llevó al Gobierno de Colombia a suspender el proceso de paz y lo calificó como un acto de guerra, pero instó a su contraparte a retomar las negociaciones que buscan acabar un viejo conflicto armado.

El proceso de paz de Colombia, que debía reanudarse el martes, quedó en el aire y sumido en su peor crisis en dos años, luego de que el presidente Juan Manuel Santos ordenó a su equipo negociador no viajar a La Habana hasta que se libere al general Rubén Darío Alzate, capturado el domingo junto a otras dos personas en la selva colombiana. [ID:nL2N0T70IS]

"Los tres fueron capturados por nuestras unidades, en razón a que se trata de personal militar enemigo, que se mueve en ejercicio de sus funciones, en área de operaciones de guerra", dijeron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en un comunicado.

El militar colombiano fue detenido cuando desembarcó de una lancha de civil y sin escoltas, en un caserío cercano a la ciudad selvática de Quibdó, convirtiéndose en el primer general capturado por la insurgencia en la historia del conflicto.

Su captura puso nubarrones sobre las negociaciones, que desde noviembre del 2012 han logrado más avances hacia el fin del conflicto interno que todos los intentos pasados.

"Estamos dispuesto a encontrarle una pronta, tranquila y justa solución a este problema", dijo en conferencia de prensa Pablo Catatumbo, uno de los negociadores de las FARC, en La Habana, donde se han llevado a cabo las negociaciones.

Mientras tanto, las Fuerzas Militares de Colombia desplegaron tropas por aire, tierra y ríos en la región donde fue capturado el general en un esfuerzo por rescatarlo. El Comité Internacional de la Cruz Roja también está colaborando para lograr la liberación, al igual que Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz.

"El compromiso de las FARC está puesto a prueba. De su decisión depende seguir avanzando hacia el fin del conflicto y la reconciliación", había dicho el lunes por la noche Santos, que logró su reelección con promesas de perseguir un acuerdo de paz.

La crisis suscitó temores entre los colombianos de que se suspenda la negociación y se intensifique el conflicto, porque otros procesos de paz con la guerrilla se han roto en el pasado por secuestros.

La negociación que inició el ex presidente Andrés Pastrana colapsó en 2002 después de que las FARC obligaron a aterrizar un avión en una carretera del sur del país y retuvieron al senador Jorge Eduardo Géchem.

Más sobre

"Esto puede tumbar el proceso, es un atentado contra los esfuerzos de paz. Me preocupa que pueda terminar si no llegan a un acuerdo, no vamos a progresar en este país jamás", dijo en el norte de Bogotá Wilfredy Barreto, de 31 años y empleado de una compañía de exportaciones.

INSISTEN EN ALTO AL FUEGO

A pesar de que las partes están sentadas a la mesa de negociaciones, los enfrentamientos, ataques y bombardeos en la selva y en las montañas colombianas han continuado en un conflicto que ya lleva más de medio siglo y ha dejado 200.000 muertos y millones de desplazados.

Las FARC han instado al Gobierno a pactar un cese bilateral al fuego, pero Santos se ha negado hasta ahora argumentando que dilataría el proceso de paz y que los rebeldes podrían aprovecharlo para fortalecerse militarmente.

"Un cese bilateral al fuego generaría un medioambiente más tranquilo", dijo el martes Catatumbo.

"Mientras continúe la confrontación, se van a presentar hechos como este e incluso hasta mucho más graves. Es la hora de la sensatez, es la hora de pensar con la cabeza fría y de pensar que a Colombia le llegó la hora de la paz", agregó.

Las FARC siguen siendo la mayor guerrilla de Colombia con 8.000 combatientes y aún tienen capacidad para realizar acciones de gran impacto a la infraestructura productiva del país.

"Queremos que este impasse sea resuelto lo más pronto posible para que el proceso siga avanzando sin sobresaltos hacia el acuerdo final", dijo el representante de las FARC Pastor Alape en Cuba. "Seguiremos en La Habana trabajando por la paz y dispuestos a continuar las conversaciones".

En La Habana las partes han conseguido acuerdos parciales para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, sobre garantías para la transformación de la guerrilla en un partido político y para combatir el narcotráfico.

Antes de que las negociaciones fueran suspendidas, los dos bandos debían continuar discutiendo el sensible tema de la compensación a las víctimas del conflicto.

Esta es la segunda vez que las conversaciones son interrumpidas. La primera fue en agosto del año pasado, cuando las FARC declararon una pausa para estudiar una propuesta gubernamental pero el escollo quedó superado horas después.

(Reporte adicional de Nelson Acosta en La Habana y Julia Cobb, Helen Murphy y Nelson Bocanegra en Bogotá. Editado por Pablo Garibian y Silene Ramírez)


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
154
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.