Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Tiene que haber pasión en la danza: Fabienne Lacher

18/03/2011 07:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La bailarina y maestra francesa Fabienne Lacher, radicada en México desde hace 32 años, hace un recuento de su trayectoria y el lugar que tiene este país en su desarrollo personal y profesional. Se graduó con honores de la Academie Internationale de Danse, de París, en un momento en que parecían cerrarse las puertas para desarrollarse como bailarina de ballet clásico. Para los estándares europeos empezó muy tarde en el ballet, a la edad en 15 años, “incluso me dijeron -recordó- que era un caso perdido, pero dije, no hay peor lucha que la que no se hace. “Todo estaba cerrado por mi edad, pero en esa institución particular me ofrecieron una formación multidisciplinaria, que me permitió abarcar clásico, flamenco, jazz contemporáneo, aunque la línea era para ballet”, agregó. Dentro del plan de estudios, “justo la materia de la barra al piso es la que yo puedo decir que me sacó adelante en cuanto a análisis y conocimiento para trabajar, no sólo en la repetición o en una fachada, sino en el deber ser o lo que debe ser el ballet”. En 1979, a la edad de 20 años, llegó a México invitada por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), como solista del Ballet de Aguascalientes. A partir de 1982 formó parte del cuerpo de baile y posteriormente fue maestra ensayista de la Compañía Nacional de Danza (CND), del INBA. En 1988 fue bailarina fundadora del Ballet Jazz Mex, dirigido por Ema Pulido, y ha sido maestra de ensayos de grupos independientes como La Cebra, Alicia Sánchez y Compañía Nemian, Antonio Salinas y Tania Pérez-Salas. Fue a partir de su trabajo con José Rivera, director del grupo La Cebra Danza Gay, en 1996, que se dio cuenta que los grupos de contemporáneo “eran profesionales, muy bien entrenados, pero no tenían un concepto intelectual del movimiento y decidí trabajar con los bailarines para que se apropiaran del conocimiento necesario y lograran pasarlo corporalmente”. Bajo esta premisa es que en 2003 creó el Centro de Formación Profesional en Danza Contemporánea, convirtiéndose en pionera en este tipo de espacios dirigido a jóvenes de entre 16 y 25 años que desearan instruirse como bailarines capaces de encontrar su propio camino en el mundo de la danza. Todo ello como artistas creadores activos o docentes, a través de herramientas cognitivas técnicas y teóricas para que desarrollen habilidades de aprendizaje, autónomo y creativo. Fue así como empezó a trabajar con personas que al igual que ella en sus inicios, parecían tener pocas oportunidades para bailar o entrar a una institución educativa con perfiles de ingreso muy delimitados en edad o condición física. “Estoy convencida por mi propia experiencia de que quien quiera bailar va a encontrar dónde –señaló Fabienne Lacher–, porque, claro, es el conocimiento, el cuerpo, el entrenamiento, las habilidades que se adquieren trabajando, pero tiene que haber pasión. “Cuando hay pasión es como el agua, cuando tiene que brotar, sale; puede ser un gran río, o no importa que sea un riachuelo, por eso para mí, lo importante es ubicar a la juventud. Muchos sueñan con hacer ´Lago de los Cisnes´, ´Giselle´ y yo les digo que está bien, pero en la danza hay otros campos que abarcar”, precisó. “Tal vez el alumno no es tan buen ejecutante, pero tiene una creatividad increíble. Hay que canalizar esa pasión y luego la vida se encargará de hacer una selección natural. Permitir al que dice querer bailar que tenga un material de conocimiento, lo considero mi deber, mi visión, mi pasión”, añadió la bailarina, coreógrafa y profesora. El Centro de Formación Profesional forma parte de EfeL Danse, un conjunto de proyectos (Escuela Francesa de Ballet, Concurso Internacional de Danza Attitude, la Compañía EfeL Dance, Centro de Capacitación Pedagógica y Studio EfeL Dance) dirigidos por la maestra Lacher, que abarcan diferentes facetas de la danza dirigidos a niños, niñas, jóvenes, adultos principiantes, amantes de la danza, profesionales, investigadores o profesores. En EfeL Danse también se imparten clases de Barra al Piso, método Kniaseff, importado en México por la maestra Fabienne Lacher, y se puede encontrar su libro “Manual básico de barra al piso”, editado en 2001 con el apoyo de Escenologia A.C. y Conaculta. Lacher explicó que la barra al piso no es una técnica y aunque es un acondicionamiento físico, muscular y mental, va más allá. Es un trabajo personal a partir de un estricto análisis de la mecánica del movimiento. La profesora reconoció que aunque le gusta la docencia, también disfrutó los tiempos de estudiante y ejecutante, a pesar de los momentos difíciles. En cuanto a sus motivaciones para radicar en México, la maestra Lacher no duda: “Lo que me hizo quedarme en México fue la calidad humana. Me fascina ese rasgo cultural de que, a pesar de las dificultades, las cosas se terminan haciendo y hay que tratar de no quedarse con el hubiera podido sido mejor, muy típico de mi educación en Europa. “México tiene una riqueza y una gente tan creativa, ese es un aspecto que me ha fascinado, aquí todo es estético, todo es artístico, desde la presentación de la fruta en los mercados, es una creatividad impresionante, con cualquier cosa ya volaron”, manifestó. “En danza sí hay muchos creadores, mucha apertura para desarrollar propuestas y técnicas por eso quiero empujar a los jóvenes porque si realmente el otro tiene algo que ofrecer va a encontrar su camino”, concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
123
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.