Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Habló Ignacio Padilla de la impureza del lenguaje al ingresar a la AML

27/09/2012 14:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La impureza del lenguaje, y la defensa que ha realizado de él a través del relato de su experiencia académica, lingüística y literaria, fue el tema que Ignacio Padilla (Ciudad de México, 1968) abordó al ingresar de manera formal esta noche a la Academia Mexicana de la Lengua (AML). En su discurso de ingreso, el literato, docente y diplomático se refirió también a la ambigüedad de la palabra, y se pronunció por mantener la frescura del habla de la gente. “Algo que suele perderse mucho, y creo que las academias de todo el mundo deberían impedir en todo lo posible, es la muerte del humor”, dijo. Al respecto, el autor de una veintena de obras, muchas de ellas traducidas al inglés, francés, italiano, alemán, portugués, neerlandés, turco, ruso, polaco, griego, coreano, sueco y hebreo, subrayó que “la impureza del lenguaje y el humor son lo que dan vida a nuestro idioma”. Consecuentemente, abundó Padilla, “es fundamental que hoy, la obsesión por la pureza que hemos venido arrastrando durante siglos desaparezcan al fin, para que podamos recuperar la risa, para que volvamos a jugar con la lengua, para que podamos escuchar cómo hablan los niños y cómo hablamos todos”. Durante la sesión pública solemne para el ingreso de Padilla a la AML como académico correspondiente en el estado de Querétaro, cuyo discurso fue respondido por Vicente Leñero, el autor de “La isla de las tribus perdidas” señaló a esa entidad como su “amada patria chica”. En el acto celebrado en el Palacio de Bellas Artes, el director de la Academia, Jaime Labastida, recordó que en su sesión plenaria del pasado 10 de febrero se le eligió académico. “Así, la Academia Mexicana de la Lengua honra a tan destacado escritor y se enriquece con su presencia”, explicó luego Labastida. Presencia, añadió, de un narrador, prologuista, traductor y autor de obras para niños, columnista en publicaciones periódicas, crítico, cronista, promotor de la cultura, políglota y dramaturgo, quien en agosto de este año anunció una gran investigación para detectar las aportaciones lingüísticas de Querétaro. El objetivo es hallar palabras sólo usadas en la entidad y que se incorporan al español de México o del mundo. Se busca entre los queretanos de al menos cuatro generaciones, para ver las palabras de uso original de la región o si existe una incorporación para el uso de palabras en “queretano-chilango”. Padilla es egresado de la Universidad Iberoamericana, se graduó de maestro en la Universidad de Edimburgo y de doctor en la Universidad de Salamanca. Ha sido profesor-investigador en la Universidad de las Américas y es maestro en la Universidad Iberoamericana e investigador del Centro de Estudios Cervantinos. El autor de “Subterráneos” (1990), “Trenes de humo al bajo alfombra” a (1992), “Los papeles del dragón típico” (1993/2001), “Últimos trenes” (1994), “Imposibilidad de los cuervos” (1994/2000), “La catedral de los ahogados” (1994) y “Si volviesen Sus Majestades” (1996/2004), se dijo feliz por su ingreso a la AML. Otras obras suyas con “Las tormentas del mar embotellado” (1996/2001), “Amphitryon” (2000), “Las antípodas y el siglo” (2001), “Crónicas africanas. Espejismo y utopía en el Reino de Swazilandia” (2002), “Una forma falsa de verdad” (2003), “El diablo y Cervantes” (2006) y “El peso de las cosas” (2006). Igualmente, “Heterodoxos mexicanos” (2006), “Si hace Crack es Boom” (2007), “La vida íntima de los encendedores” (2009), “El androide y las quimeras” (2008), “Por un tornillo” (2009), “Todos los osos son zurdos” (2010), “Los anacrónicos” (2010) y “Estigmas de la amnesia: Arte y olvido de los sismos de 1985” (2010). En 1989 obtuvo el Premio Alfonso Reyes de las Juventudes Literarias, en 1994 el Kalpa de Ciencia Ficción, el Nacional de Literatura Infantil Juan de la Cabada, el Nacional de Ensayo “Malcolm Lowry”, el Nacional para Primera Novela “Juan Rulfo” y el Nacional de Cuento “Efrén Hernández”. En 1998, el nuevo académico de la lengua obtuvo el Premio Nacional de Cuento “Gilberto Owen” y el Nacional de Ensayo “José Revueltas”. En 2000 obtuvo el Primavera de Novela y el Nacional de Cuento San Luis Potosí, junto con Jorge Volpi, Alejandro Estivil y Eloy Urroz. En 2003 recibió el Premio NH de Relatos, en 2006 le fue concedido el de Ensayo “Guillermo Rousset-Banda” y en 2007 el Mazatlán de Literatura. En 2008 obtuvo el Internacional de Relato “Juan Rulfo” y el prestigiado Internacional de Relato Semana Negra de Gijón. También el Premio Nacional de Dramaturgia, el Nacional de Obra de Teatro para Niños, el Málaga de Ensayo y el “Luis Cardoza y Aragón” para Crítica de Artes Plásticas; en 2009 obtuvo el Premio “García Márquez” de Estación Palabra; y en 2010 el Debate Casa América.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
202
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.