Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Hacen cuenta cuentos revalorar el poder de la palabra

23/07/2011 05:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al participar en el ciclo “La hora del cuento”, anoche en el Centro de Creación Literaria “Xavier Villaurrutia”, los narradores orales Dora María Esquivel, Ana María Salinas, Lorena Salayandía, Sara Rojo, Rita Dellacqua (Argentina) y Benjamín Briseño hicieron revalorar el poder de la palabra. Mediante el programa “De mujeres coraje”, los promotores de historias narraron cuentos que hicieron volar la imaginación de niños, jóvenes y adultos, quienes permanecieron atentos a las historias como “Piel de foco”, “Asalto en la noche”, una leyenda tzotzil sobre el origen de los colores y “Canción por un cabello”. El público rió, aplaudió, coreó y correspondió a los espontáneos diálogos del narrador en turno mientras esperaban en suspenso los sorpresivos finales. Una vez terminado el espectáculo, los asistentes manifestaron su agrado con una lluvia de aplausos. Entrevistada por Notimex, Sara Rojo explicó que un cuento no sólo relata algo a través de una descripción lineal, sino que se puede hacer también a través de un canto. En ese sentido, dijo que la finalidad de la oralidad se centra en transmitir mensajes recubiertos de los sentimientos de quien habla, del cariño por lo que se ha vivido o del espanto por lo que se ha pasado. Anotó que la acción de narrar requiere de mucho valor, pues la expectativa del público que escucha es la que se tiene que satisfacer, es por ello que una historia no se debe memorizar para contarla, se trata más bien de leer, reinventar y apropiarse de los acontecimientos del relato. Una de las características de la narradora es platicar historias que, aunque sean tragedias, terminan adaptando un final humorístico, inesperado o sorpresivo, abundó. Rojo, quien además se ha ejercido como profesora de escuelas primeras, señaló que los espacios en los que se rescata la oralidad resultan importantes para despertar el interés de la gente hacia la lectura, ya que la curiosidad por descubrir lo que se le ha platicado finalmente los conducirá a las fuentes originales. Para la argentina Rita Dellacqua, en la narración lo más importantes es la comunicación gestual, que indica si el público escucha, entiende o abstrae las palabras de quien habla. Concordó con Sara al expresar que un cuento no se memoriza para ser relatado, pues existen técnicas como las que ha aprendido, en las que se trabaja con imágenes mentales a fin de que con la literatura, las personas puedan llegar al proceso total del entendimiento de lo que se habla. Por lo tanto, explicó, narrar un cuento significa comunicarse con el otro y que éste pueda saber comunicar al mismo tiempo, no con palabras, sino con un lenguaje no verbal, con gesticulación que aprueba o no lo que se dice. En su opinión, los espacios de narración oral resultan importantes porque generan comunicación y le dan valor a la palabra que en la actualidad se encuentra tan desgastada y desvalorizada y que se ha utilizado para promesas vanas, haciendo perder así la credibilidad por lo dicho. La palabra sirve para que el hombre sea libre, para que las personas estén atentas ante lo que se dice, lo cual se logra a partir de los mensajes y la narración y así poder tener una libertad de elección. Finalmente, el organizador, Armando Trejo, señaló que ésta presentación es sólo como el comienzo de lo que será el XXII Festival Internacional de Narración Oral Cuentalee 2011, que se inaugurará mañana en el Palacio de Bellas Artes.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
92
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.