Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sabinista escriba una noticia?

Para hacer el amor con una diosa

13/08/2009 02:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No reside la importancia en la persona que tiene la buena fortuna de aspirar el aroma de una rosa, sino en el aroma mismo de la flor

“No reside la importancia en la persona que tiene la buena fortuna de aspirar el aroma de una rosa, sino en el aroma mismo de la flor; es necesario no perderse en la mano de quien te muestra las estrellas, para permitirse el tiempo y la apertura de mente requeridas, al apreciar cada una de las constelaciones que se presentan, en toda su magnificencia…

Para hacer el amor entre dos mortales, es suficiente un ejercicio físico de entrega y posesión; para hacer el amor con una diosa hay que permitir al tiempo que descanse en las miradas, que dé oportunidad a que ése beso, el inicio del comienzo, nazca solo, cobre vida porque tiene toda la intención de ver la luz; ése beso tiene que extraer del embeleso el embeleso y convertirse en una canción para, después, dar espacio al tiempo y volver a contemplar; recorrer con la mirada toda ésa figura que, aún arropada, da permiso a la imaginación; permitir que las manos de los ojos acaricien cada espacio adueñándose de la respiración… y entonces, volver a besar, vaciarse en ése beso para volver a llenarse con la magia y el ensueño de la posibilidad de una posibilidad…

Cuando las manos han cobrado vida propia es momento de soltar a tu persona y dejarla que navegue por los mares de su altar; no profanas el sagrado espacio de la diosa, lo recorres como recorre Tierra Santa el humilde peregrino, con la ternura respetuosa de quien se sabe en contacto con lo divino pero con toda la intensidad de los verdaderos amantes de la vida, de los verdaderos amantes del amor…

Una vez que has vertido cada espacio de la esencia de tu esencia en la seda de ése cuerpo que es perfecto, que es precioso, que no pareciera mortal, los ropajes van encontrando una salida al sentirse innecesarios, al saber que están demás; vuelves entonces a contemplar, como se admira la obra maestra de un maestro, como se admira el más imponente atardecer, el más espectacular amanecer, y te dejas llevar por ése paseo entre nubes que ha nublado tu entender y te embriagas con el vino que destila cada poro de su cuerpo al que besas sin dejar sin humedad, que recorres palmo a palmo, y te extiendes a lo largo de ése paraíso terrenal; te entregas con el absolutismo que te impide guardar algo de ti para ti, pues no amerita la ocasión dejar espacio que cuestione la totalidad de una totalidad…

La diosa entonces, sabedora de tu absoluta e incuestionable devoción, te condecora con la corona de laureles y te ofrece, en señal de bienvenida, el acceso a la tierra prometida; delicadamente te haces parte de ella, te permites pertenecerle; a una diosa no la posees, le perteneces, con una diosa no cohabitas, te entregas con toda tu imperfecta mortalidad… el éxtasis se llena de éxtasis, comprendes cabalmente la palabra belleza, la palabra vida, la palabra esencia, la palabra perfección… lo que alguna vez quiso decir el verbo del amor… y dedicas una oración a la poesía que te acaba de dar la posibilidad de ser escrita, y es entonces que comprendes lo sublime de éste mundo con la intensidad de un par de segundos y terminas de pertenecer…

Entregada la más reservada reserva de tus fuerzas, la contemplas, la acaricias y la admiras; le dedicas el tiempo y la atención que se debe dedicar a tan divina creación y, sabiendo que físicamente resultaría imposible hacerlo en la cama, vuelves a hacerle el amor con la mirada…”


Sobre esta noticia

Autor:
Sabinista (9 noticias)
Visitas:
3048
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.