Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Fue Henry Haggard pionero del género literario sobre mundos perdidos

13/05/2009 03:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Recordado por su célebre novela "Las minas del Rey Salomón", el británico Henry Haggard, quien murió el 14 de mayo de 1925, es autor de numerosos textos de historia, fantasía y aventura, cuyo legado literario retrata los paisajes y cultura del continente Africano. Escrita en 1885, relata una historia de aventuras en una región inexplorada de Africa por aventureros liderados por Allan Quatermain, fue la primera novela de ficción de aventuras situada en Africa en inglés, la cual es considerada como el génesis del género literario sobre mundos perdidos. El éxito de "Las minas del Rey Salomón" permitió a Haggard crear una saga de novelas que continuó en "Allan Quatermain" e incluso lo unió con "Ella y Allan", que reúne al personaje Ayesha de la novela "Ella" y al citado personaje, sin dejar de lado el éxito de sus demás obras. Henry Rider Haggard nació en Wood Farm, Norfolk, Inglaterra, el 22 de junio de 1856, en el seno de una familia netamente victoriana, de moral rígida, aptitud para los negocios y de religiosidad sólidamente protestante. Desde pequeño, Haggard empezó a leer enseñado por su hermana y sus primeras lecturas fueron los libros de aventuras de más éxito de la época como "Los tres mosqueteros", de Alejandro Dumas, "Las mil y una noches" y algunos libros de historia. Sus biógrafos refieren que los estudios de Haggard no eran muy fructíferos, por lo que su padre lo envió al reverendo H. Graham, mediante el cual obtuvo una apropiada instrucción de los clásicos, con nociones de latín y griego, sin llegar a la universidad. Sin embargo, de su estancia en la Grammar School en Ipseich, hizo notar su habilidad para escribir versos en latín a la manera de Virgilio y Horacio. A los 19 años salió de Londres, luego de que su padre lo enviará con Sir Henry Bulwer, sobrino de sir Edgard George Bulwer, autor de la novela histórica "Los últimos días de Pompeya", para que lo acompañe a Africa, donde éste había sido nombrado gobernador de Natal. Ahí, Haggard tuvo ocasión de recorrer ampliamente el país, donde conoció desde las costumbres de las tribus africanas hasta la práctica de la caza mayor, que más tarde serían el sello distintivo de su obra literaria. Sigue Fue Henry Haggard. dos. literaria. Cuentan que en uno de estos viajes asistió a la danza guerrera del mamut, escena que estimuló su vocación y dio pie a un artículo aparecido en el Gentleman"s Magazine de julio de 1877, titulado "Una danza guerrera zulú", que llamó la atención por su vigor narrativo. En 1882 publicó su primer libro "Cetywayo y sus vecinos blancos", al año siguiente el volumen de cuentos "Amanecer" y "La cabeza de la bruja". A principios de 1885 se mudó a Londres y terminó su primera gran obra de la saga africana: "Las minas del Rey Salomón", en la que aparece el cazador de elefantes Allan Quatermain, personaje que estaría presente en gran parte de su obra. El libro, tuvo tal éxito que además de decidir la suerte de su autor, se convirtió en un modelo del género a seguir. De ese mismo año es "Allan Quatermain", aun más ambiciosa que la anterior, donde terminan las aventuras de este personaje con su muerte. En 1885 concluyó "Jess" y un año más tarde escribió "Ella", que también trascurre en escenarios africanos, así como su segunda parte "Ayesha", que termina en 1905, en cuya época se trasladó al Asia Central. De un viaje a Egipto en 1888 surgió "Cleopatra". A su regreso "La venganza de Maiwaa", "El testamento de Mr. Meedson" e inicia con "Beatrice y el deseo del mundo", como un escritor imparable, cuyo éxito se ve empañado por una serie de desgracias familiares que le dejarían una gran crisis emocional. Primero muere su madre, ese año, luego desaparece un hijo que conoció en 1892 mientras viajaba por México, y después muere su padre, por lo que se recluye en su mansión de Ditchingham, a manera de aislamiento. No obstante, su vitalidad se impone y vuelve a escribir. Con su esposa Louise, quien murió tras un breve matrimonio, tuvo a su hija Lili, quien años después le escribirá un entrañable libro: "The Cloak that I Left". El escritor, que para entonces ya era sir Henry Rider Haggard, murió en Londres el 14 de mayo de 1925, quizá, refieren sus biógrafos, "soñando con las desiertas sabanas y bosques de Africa del Sur, a los que no había vuelto, pero que seguían a través de sus páginas".


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
532
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.