Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redliteraria escriba una noticia?

Híbridos

24/01/2012 00:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Jorge Cortés Ancona

A pesar de todos los avances científicos y tecnológicos, en el magma de nuestra personalidad persisten deseos de rebasar la realidad ordinaria, aunados a miedos profundos y supersticiones condicionantes de las conductas. Mucha distancia hay de estos tiempos al Neolítico y a la Antigüedad, mucha cercanía también en los sueños y creencias.

La apropiación de poderes animales y, aun más, las metamorfosis de humano en animal, las cuales existen en los relatos de tantas culturas pasadas y presentes, se han vuelto posibilidades más concretas gracias a los enormes avances en materia de biotecnología. El deseo de transformarse en algo distinto a lo que se es, aprovechando la fuerza y las habilidades de determinados animales, podría en lo futuro ser algo más que un mito.

image

Conforme a ello, en nuestros tiempos de hibrideces ya no sorprende que un ser humano se empeñe en encarnar el mito del centauro. Una centaura, para ser más exactos, pues se trata de la artista francesa Marion Laval-Jeantet (que junto con Benoit Mangin conforma el dúo denominado Art Orienté Objet). La revista de arte contemporáneo Fahrenheit, en su número más reciente (diciembre de 2011-enero de 2012), nos habla de ello en una breve nota sobre el festival Ars Electrónica.

La artista, luego de una preparación de varios meses, recibió inyecciones de plasma con sangre y anticuerpos de caballo, para producir cambios en sus sistemas inmunológico y nervioso. La acción se desarrolló ante público presente y a control remoto.

Más sobre

En internet, se pueden encontrar páginas y videos relativos a su performance, titulado "May the horse live in me" ("Que el caballo viva en mí"), que fue ejecutado en la galería Kapelica de Liubliana, Eslovenia, en febrero de 2011. En las imágenes aparece un caballo negro, llevado a la sala de la galería donde se realizó el experimento, y la propia artista portando unas prótesis de patas de caballo, para dar una vuelta por la sala junto con el equino. Todo el acto constituye un ritual, con una significativa incorporación del animal en el humano, haciendo que éste ya no funja sólo como el dominador y domesticador, sino que sea invadido interiormente por aquél.

image

Ha habido otras propuestas extremas de transformarse corporalmente por medios científicos. Como parte de tendencias actuales del arte en las que existe una intervención médica y de bioingeniería, un ejemplo ha sido la francesa Orlán, con sus cirugías plásticas para contar en su rostro con las partes más bellas de las más destacadas representaciones femeninas del arte (aunque el resultado está muy lejos de ser una síntesis de la belleza).

O bien, aunque sin tener intenciones manifiestamente artísticas, está el caso de Jorge Cuesta, al inyectarse hormonas para transformarse en hermafrodita. (Al respecto, algunas aclaraciones. La primera, que su intento de autocastración ocurrió en agosto de 1942, por lo tanto fue hace casi 70 años y no 80 como apresuradamente escribí en un artículo anterior. La segunda, que tenemos muy clara la diferencia entre el pene y los testículos así como también la certeza de que la condición masculina engloba mucho más que la pura anatomía, pero no podemos negar que en el curso de los milenios y en la actualidad subsiste la idea tan primitiva de hacer equivalentes los genitales activos con la virilidad. La mentalidad simbólica no siempre va acorde con las precisiones de nuestra ciencia actual).

Pero la acción de Laval-Jeantet es uno de los casos más radicales en la idea de hibridizarse, en un camino que se ve lejanísimo hacia la posibilidad de una total metamorfosis controlada.

Su idea conlleva valores éticos y ecológicos. A la vez, está muy lejos de las aspiraciones de crear un híbrido de humano con chimpancé, para dar lugar a un ente apto para el trabajo duro y nada propenso a los reclamos laborales. Tal cruza fue el objetivo de los fallidos experimentos del científico ruso Ilya Ivanovich Ivanov en los años veinte del siglo pasado y de historias no comprobadas que han circulado en décadas recientes en cuanto a un presunto éxito en el logro de una criatura humano-chimpancesca. La encarnación del centauro vibra más en sus armonías humanas.


Sobre esta noticia

Autor:
Redliteraria (173 noticias)
Fuente:
redliterariadelsureste.blogspot.com
Visitas:
495
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.