Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Goizeder Lamariano Martín escriba una noticia?

Un hijo, de Alejandro Palomas

31/10/2015 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Título: Un hijo Autor: Alejandro Palomas Editorial: Bridge-La Galera Año de publicación: 2015 Páginas: 283 ISBN: 9788494185755

Descubrí a Alejandro Palomasel pasado mes de abril con su maravillosa Una madre . Y ese mismo mes, aprovechando el Día del Libro, me autoregalé su nueva novela, Un hijo , que devoré nada más comprarlo. Me duró un suspiro, me dio muchísima pena terminarlo y tengo que confesaros que a punto estuve de releerlo nada más acabarlo.

No quería despedirme de Guille, no quería dejarlo marchar, tener que decirle adiós. Porque es imposible no cogerle cariño a este niño de nueve años después de conocer su historia.

Guille es introvertido, estudioso, imaginativo, un gran lector y apasionado de Mary Poppins. Y, por encima de todo, a su manera, sin importarle lo que piensen los demás, Guille es feliz, muy feliz. Guille solo tiene una amiga, Nazia, su compañera de clase pakistaní.

Él no es como el resto de sus compañeros. No le gusta el fútbol, de mayor no quiere ser deportista. Él quiere ser Mary Poppins. Porque su madre le ha inculcado su pasión por este personaje y se pasa el día disfrazándose y cantando sus canciones.

Pero su madre ya no está. Se ha tenido que ir a trabajar a Dubai y ahora vive solo con su padre, Manuel Antúnez, un hombre que, al contrario que su mujer, no sabe o no quiere o no tiene tiempo de jugar con Guille, de leerle cuentos, de contarle historias, de enseñarle bailes y canciones ni, mucho menos, de disfrazarse.

Pero esas cosas que a Guille tanto le entusiasman y que ve como algo absolutamente normal no lo es tanto para los demás. Por ejemplo, para su tutora, la señorita Sonia quien, preocupada por el comportamiento de Guille, decide pedirle ayuda a María, la psicóloga del colegio.

Los capítulos se van alternando entre estos cuatro personajes, Guille, Manuel, Sonia y María, y así vamos conociendo la historia desde distintos puntos de vista y formando el puzle con las piezas que nos van ofreciendo cada uno de ellos.

Página a página conoceremos cómo es la relación de Guille con su padre y con su amiga Nazia, las preocupaciones de Sonia y María respecto al pequeño, las sesiones de Guille con la psicóloga y, por encima de todo, conoceremos a este niño encantador, tierno, cariñoso y entrañable al que es imposible olvidar después de haber leído el libro.

Un niño que nos hará llorar conforme vayamos descubriendo su historia, que nos hará querer cuidarle y protegerle con todas nuestras fuerzas, pero que también nos hará reír a carcajada limpia con sus ocurriencias, sus ideas, sus planes, su forma de ver y entender la vida y el mundo e, incluso, con sus dibujos.

Sí, dibujos, porque en estas páginas hay sitio para todo, hasta para los dibujos que Guille hace a petición de María. Un libro protagonizado por un niño pero no por ello un libro infantil. Una historia triste y alegre, dramática y esperanzadora, dura y divertida, injusta y tierna. Una historia que lo tiene todo y que todos, pequeños y mayores, deberíamos leer.

Una historia que, aunque está protagonizada por un niño, no cae en los fallos de tratar al niño como si fuese un adulto en miniatura o, peor, como si fuese tonto. Los niños son niños, punto, y no podemos pretender que sean cualquier otra cosa que no son. No suelo leer muchas novelas protagonizadas por niños porque en muchas de ellas no me ha gustado nada cómo está construido el personaje, pero en este caso ocurre todo lo contrario.

Alejandro Palomas ha sido capaz de meterse en la piel, la mente y, sobre todo, el corazón del pequeño Guille a la perfección. Tanto, que al final es Guille el que se mete hasta el fondo en nuestro corazón.

Ahora que soy madre, conforme leía el libro no podía dejar de pensar en que me encantaría que, dentro de unos años, mi hijo sea como Guille. No dudéis en leer esta historia que, estoy segura que, como a mí, os va a cautivar. Tengáis hijos o no. Si los tenéis os va a encantar, la vais a disfrutar muchísimo. Y si no, también, y seguro que deseáis tenerlo. A Guille. Un hijo.

Si te interesa el libro puedes encontrarlo aquí.


Sobre esta noticia

Autor:
Goizeder Lamariano Martín (325 noticias)
Fuente:
cuentatelavida.blogspot.com
Visitas:
1492
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.