Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Yoshio Okubo escriba una noticia?

'Historia no oficial'

15/08/2011 15:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cualquier parecido con la situación actual de gobernados y gobernantes en México, es mera coincidencia.

Historia (¿)poco común(?)

Este era un hombre, común y corriente, con sus defectos y virtudes como todos. Un buen día conoció a una mujer hermosa, de valores y principios muy arraigados, al menos eso aparentaba por fuera ante el mundo, provenía de una familia con herencias culturales poco favorables para su desarrollo: sus ascendentes femeninas habían sido ultrajadas, maltratadas por sus esposos, desde hacía más de 10 generaciones todas ellas habían sido objeto de abusos, trabajos forzados, explotaciones de toda índole, etcétera. Sin embargo ellas siempre se mantuvieron firmes, fuertes y soportando, lamentablemente trasmitiendo este sentimiento de "sumisión" a toda su descendencia (femenina también).

Pues bien, este hombre, conoce a la bella dama y a toda su historia genealógica, inmediatamente se enamora de ella (se enamora de lo que podría hacer con una mujer con tanta riqueza interior y tan "sumisa" a la vez). Se casan y tienen tres hijos, dos varones y una mujer.

Al paso del tiempo, el mayor de ellos comienza a desviar su camino, empieza a consumir drogas, darle rienda suelta a sus instintos agresivos, lujuriosos y toda clase de comportamiento carente de principios y valores. Cada vez eran más en cantidad y frecuencia sus manifestaciones en contra de los demás y de sí mismo, consiguiendo lo que quería a como diera lugar. Su padre enterado desde casi un inicio de todo esto, se hacía de la vista gorda y en ocasiones hasta cooperaba con él, apoyando y solapando sus actividades.

El hijo varón menor, era todo lo contrario, desde niño fue responsable, honrado, sincero, consciente. Sin embargo padecía de una discapacidad, una enfermedad congénita (heredada por los genes maternos), la cuál no le permitía crecer y lo mantenía débil todo el tiempo. En ocasiones, ya teniendo una edad adulta, se dejaba llevar por la influencia de su hermano, robando, consumiendo drogas y resultando siempre en un malestar para él, para su formación y para su familia. Parecía increíble, pero a él se le hacía responsable de la mayoría de las desgracias de su familia, incluso la madre, prefería señalarlo y tomar acciones en contra de él, apoyada por su esposo, antes de que cada quién se hiciera responsable de sus actos destructivos.

El padre de familia, holgazán, vicioso y "vividor", repetía los actos de abuso, sin remordimiento alguno, sobre la madre, la explotaba en las tareas del hogar, hasta que ésta quedase casi sin fuerzas y en cuanto notaba algún indicio de sublevación por parte de ella, él le prendía la tele y le ponía sus telenovelas o llegaba a casa y le inventaba alguna tragedia en el vecindario, ó hacía la finta de que ahora sí las cosas iban a cambiar e iba a reprender los actos delictivos del hijo mayor (resultando en una reprimenda al menor, o en pequeñas llamadas de atención al mayor), con esto, la madre se quedaba tranquila y olvidaba esta situación que estaba destruyendo la vida de su familia y de ella misma. Él no trabajaba, sin embargo desde que se habían casado, diario comían y pagaban la luz, el agua, el teléfono, la televisión por cable, el internet y de vez en cuando les compraban ropa y calzado.

A él se le hacía responsable de la mayoría de las desgracias de su familia, antes de que cada quién se hiciera responsable de sus actos destructivos

El hijo mayor, debido a sus actividades ilícitas, tenía la oportunidad de estudiar en el "Tec de Montrrey" el menor, sometido a lo que su padre decidiera, estudiaba en escuela rural (con sus respectivas carencias). La verdad es que relativamente en la economía, no les iba tan mal, el hijo mayor hasta se daba el lujo de darle dinero a su padre y este en recompensa lo seguía consecuentando. Pero ¿como le hacía este padre de familia, para poder solventar los gastos de su casa?, simplemente, al inicio, empeñando los pocos valores que poseía la madre y posteriormente pidiendo fiado a los vecinos cercanos y luego a los vecinos, no tan cercanos.

Por cierto, su vecino más cercano, provenía de una familia que había tenido relación con esta familia, desde generaciones anteriores, siempre metiéndose en los asuntos de las demás familias y aprovechándose de ellas, explotándolas, vendiéndoles sus productos, bajo el pretexto de "ayudarles", cuando en realidad sólo se aprovechaba de los demás vecinos, la mayoría de ellos ya estaba harto de su comportamiento y empezaron a dejar de "pelarlo", esto ocasionó una grave crisis dentro de su familia... pero esa es otra historia. Lo que si es importante, es que el padre de familia de nuestra historia, siempre había sido un cómplice y "lamebotas" del "vecino metiche".

Continúo hablando entonces, de que este señor, mantenía a su familia de lo prestado. Su familia estaba conforme y hasta le celebraba cada que el señor les compraba zapatos o una televisión de segunda manos, de esas que gastan más luz y se descomponen a cada rato y terminan costando más que una moderna y nueva, sin embargo esto hacía feliz a la familia, aunque ellos tuvieran que ver de dónde sacaban dinero para las reparaciones de esa tele cada que se descomponía. A pesar de esta felicidad a medias, existía una incertidumbre en el corazón de la madre y sus tres hijos: "¿Qué pasaría, cuando este hombre abandonara ese hogar". Pues sabían que ese momento tendría que llegar algún día. ¿Cómo sería el siguiente esposo de la mujer? Que aunque ella deseaba que fuera mucho mejor que este y por fin ella pudiera VIVIR como un ser humano, sabía que la decisión del siguiente "padre de esa familia", sería elegido, de acuerdo a la conveniencia del hijo mayor.

Ah.! y de la hija menor, no he dicho nada. Bueno, pues podría resumir que su vida se centraba en ser una copia exacta de lo que era su madre: sumisa, sin voluntad, "hipnotizada" por la televisión, el internet y las noticias. O sea, que su futuro marido, tendría tarea sencilla en dominarla, como lo habían hecho con sus antepasados femeninos. Esta historia aún no tiene final, su desenlace parece muy predecible. Sin embargo a este señor, todavía le queda un periodo al frente de este hogar, (¿)veremos en el futuro qué sucede con esta desgraciada familia(?).

NOTA. Cualquier parecido entre:

La Madre y Nuestro México querido y nosotros los Mexicanos,

El Padre y el actual gobernante de México,

El hijo Mayor y la delincuencia, el narco, la corrupción en México,

El hijo Menor y la Constitución Mexicana, leyes y los que las hacen valer,

La hija Menor y el México del futuro,

El vecino metiche y EUA... (¿)es mera coincidencia(?)


Sobre esta noticia

Autor:
Yoshio Okubo (18 noticias)
Visitas:
517
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.