Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Hogar seguro, dulce hogar para los niños

10/07/2013 15:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hogar seguro, dulce hogar para los niños SyM - María Elena Moura

El hogar es el lugar donde comemos, dormimos, convivimos con seres queridos, realizamos actividades de esparcimiento y hasta damos rienda suelta a la creatividad artística. Prevenir accidentes en su interior y estar alerta ante imprevistos, sobre todo que pudieran afectar a los niños y ancianos, nos ayuda a que siga siendo el mejor lugar sobre la Tierra.

Por lo general, se piensa que dentro de casa se está a salvo de cualquier peligro, ya que es un lugar que hemos diseñado a nuestra medida o en el que conocemos todos los rincones. Sin embargo, también en este recinto se está expuesto a sufrir accidentes, sobre todo las personas de la tercera edad por su vulnerabilidad y algún impedimento físico de la vista u oído, y los más pequeños, por desconocimiento del peligro y su debilidad.

Si bien algunos estudios revelan que los accidentes más frecuentes en el hogar son caídas, intoxicaciones, quemaduras, descargas eléctricas y asfixias, cierto es también que se pueden emprender acciones para revertir tal situación, que a continuación mencionamos.

Golpes y caídas

Pisos mojados, recién encerados o con desniveles son causa frecuente de resbalones y golpes que pueden ser muy serios, por ejemplo, en quienes padecen osteoporosis, pues los huesos, al ser porosos, pueden romperse con mayor facilidad. Además, muebles, escaleras, puertas o ventanas suelen ocasionar impactos y heridas si nos descuidamos.

Para que estos accidentes no ocurran, mantenga el piso libre de obstáculos y utilice cera antiderrapante; asimismo, en escaleras, ventanas y balcones debe existir barandal de altura mínima de 90 centímetros en donde los niños no puedan introducirse para evitar que se atoren. También es muy útil colocar un tapete a prueba de resbalones en la regadera y que las escaleras o bancos que emplee para hacer reparaciones sean resistentes y se encuentren bien colocados en el piso.

Asimismo, procure cerrar con llave las puertas de estantes donde guarde objetos pesados y no deje abiertos los cajones del armario que puedan caer al suelo. Otras medidas adecuadas consisten en adquirir muebles o vidrios cuyos bordes sean redondeados, mantener bien iluminadas las zonas de circulación (pasillos o recibidores) y de trabajo (cocina o patio), no colgar macetas a baja altura y no usar herramientas en mal estado (rotas, oxidadas) y mantenerlas fuera del alcance de los niños.

Cortaduras

Éstas pueden ser causadas por el contacto de manos o pies descalzos con objetos cortantes. Evítelas resguardando cuchillos, tijeras, aspas de ventiladores, licuadoras, extractores de jugos, navajas de afeitar y agujas en lugares seguros; sobre todo, mantenga estos objetos lejos del alcance de los niños. Además, es conveniente colocar los utensilios filosos en un cajón con la punta hacia adentro o debidamente guardados en su estuche, así como deshacerse de inmediato de platos, vasos o botellas de cerámica o vidrio que se hayan roto. No olvide acomodar plantas como cactus y magueyes fuera de áreas de paso frecuente.

Intoxicaciones

Comer, aspirar o jugar con medicinas, productos de limpieza, pinturas, solventes, cosméticos, insecticidas, bebidas alcohólicas o combustibles son motivos de intoxicaciones diversas que ocasionan muchas víctimas anuales dentro de los hogares.

No deje que esto ocurra en el suyo adoptando los siguientes cuidados:

  • Guarde todos estos productos en un lugar seguro, debidamente etiquetados; no utilice envases de productos alimenticios (leche, refrescos o agua) para guardar sustancias tóxicas.
  • Nunca diga a los niños que las medicinas son dulces con tal de que las tomen cuando están enfermos, pues se crea el hábito de pensar que toda pastilla, cápsula u otro medicamento es inofensivo.
  • No aplique los insecticidas sobre las mesas, alimentos, trastes o camas, pues quien utilice estos objetos entrará en contacto con los residuos.
  • Use productos tóxicos siguiendo al pie de la letra sus instrucciones, y guarde medicinas o botiquín de primeros auxilios bajo llave.
  • Cuando utilice pinturas revise que haya buena ventilación, y trate de estar fuera mientras el lugar no haya secado.
Quemaduras

Las quemaduras pueden ser ocasionadas por contacto con objetos calientes como estufas, parrillas eléctricas, lámparas, horno o plancha; estos accidentes son prevenibles si se colocan protecciones alrededor de los objetos calientes, al utilizar recipientes que tengan asas aislantes y auxiliándose con guantes o manoplas que soporten el calor.

Al cocinar, procure que la sartén u olla donde prepare alimentos con aceite muy caliente tengan tapadera, aleje a los niños de la estufa y de la zona de planchar, evite que jueguen con hornillas, cerillos o encendedores y nunca deje solos en la estufa recipientes con agua caliente que llamen la atención de los pequeños.

Incendios y explosiones

Para que se cause un incendio sólo hacen falta tres elementos: aire, combustible y un foco de calor. Reduzca los riesgos al mínimo observando los siguientes consejos:

  • Apague perfectamente cerillos y colillas de cigarros; ponga ceniceros adecuados en lugares donde su uso sea frecuente, no fume en la cama y evite que los niños usen encendedores o fósforos.
  • Aísle las conexiones eléctricas, evite las instalaciones improvisadas y procure que los cables no cuelguen del techo o paredes.
  • Use los fusibles adecuados para su instalación eléctrica y recuerde que cualquier contacto flojo o en mal estado genera calor.
  • Almacene líquidos flamables y aerosoles lejos de fuentes de calor, y al utilizarlos procure suficiente ventilación.
  • Revise en forma regular sus instalaciones de gas; para hacerlo, aplique un poco de agua con jabón en las conexiones, de modo que la formación de burbujas revelará alguna falla.
  • Si hay una fuga de gas no encienda y apague luces; ventile la habitación lo más posible y avise a su compañía de gas. Si detecta olor a quemado localice el origen o compruebe que no sea un cortocircuito.
  • No deje nada cocinando si sale de casa.
  • Evite que los niños enciendan cohetes o fuegos artificiales, y no los deje jugar al escondite con velas.
Accidentes con electricidad

Los incidentes de este tipo pueden producir desde la sensación de "toques" hasta la muerte por descarga; tome sus precauciones evitando conectar aparatos mojados y tampoco los encienda si se encuentra descalzo, incluso si el piso está seco. Asimismo, evite tener electrodomésticos cerca de regadera o lavabo, trate de tapar los enchufes si tiene niños pequeños para evitar que introduzcan objetos en ellos, y recuerde que para realizar una reparación de su instalación eléctrica es necesario desconectar el interruptor general.

Accidentes por asfixia

Ocurren cuando las vías respiratorias se obstruyen o el suministro de oxígeno en el ambiente es insuficiente; dado que puede suceder cuando se atoran líquidos u cuerpos sólidos en la garganta, evite dejar al alcance de los niños objetos pequeños que puedan introducirse por nariz o boca, como canicas, botones o huesos de frutas, como ciruela o durazno.

Además, no instale calentador dentro del baño, ya que puede consumir el oxígeno; asimismo, procure que los niños no se queden solos en el cuarto de baño y cubra debidamente bañeras, tinaco o recipientes que estén llenos de agua.

Por último, cuide que los bebés no estén demasiado tapados con colchas y cobijas; vístalos con ropa cómoda. Evite colgarles el chupón con listones que se puedan enredar en su cuello, y nunca duerma a lado de un lactante, pues le puede aplastar; se recomienda provocarle el eructo después de las comidas y antes de acostarlo a dormir.

Más vale prevenir

Es aconsejable cumplir con dos últimos consejos: elabore y mantenga adecuadamente un botiquín de primeros auxilios que le permita atender heridas leves, golpes o dolores de cabeza y, por último, recuerde tener a la mano los teléfonos de emergencia o de asistencia médica en caso necesario; consulte los números de información para obtenerlos o cópielos de su directorio.

Recuerde, es mejor tapar el pozo a tiempo para que nadie se ahogue.

SyM

Última actualización: 07-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
89
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.