Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Homeopatía, suave acción contra las hemorroides

26/09/2012 02:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Homeopatía, suave acción contra las hemorroides image

Gaby Matus

Son problema muy común que surge por falta de actividad física o por hábitos alimenticios dañinos, sin olvidar que también pueden ser consecuencia del embarazo. Por fortuna, la Homeopatía ofrece respuesta suave, pero efectiva para este problema.

Dicen que uno de los dolores más intensos que puede experimentar el ser humano es el producido por las hemorroides, que son, en términos simples, grupo de venas inflamadas que rodean, en forma de "cojines", las paredes externas de la última parte del intestino grueso (ano o recto). Dicha condición aparece cuando se obstruye el flujo de sangre en dichos conductos.

Hay que tener en cuenta que las venas rectales cambian su estructura cuando se realizan esfuerzos o aumenta la presión intrabdominal (al interior del abdomen), lo que es común en individuos obesos o mujeres embarazadas. Es sencillo: las paredes del recto pierden su elasticidad y se inflaman, por lo que ya no pueden regresar a su dimensión normal, lo que a su vez genera deficiente irrigación sanguínea.

Las hemorroides pueden ser internas (se producen dentro del recto), por lo que no se ven a simple vista ni causan dolor, aunque las evacuaciones llegan a acompañarse de sangre. También pueden ser externas, en cuyo caso se caracterizan por aparecer en forma de pequeños bultos enrojecidos en ano o debajo de él; a diferencia de las primeras, causan dolor, comezón, ardor y sangrado.

El tratamiento convencional para esta disfunción se basa en el mantenimiento de buena higiene en la zona anal, lo que implica no rascarse ni frotar las hemorroides. Es recomendable comer alimentos con fibra (frutas con cáscara, cereales y pan integral) para facilitar las evacuaciones y ayudar a limpiar los intestinos, así como restringir al máximo el consumo de bebidas alcohólicas y condimentos. Hay muchas otras indicaciones, pero lo más importante es que se haga un diagnóstico personalizado para atacar las causas y eliminar el problema por completo.

Homeopatía en acción

El Dr. Jorge Luis Torres Cruz, originario de Colombia, establece que para la Homeopatía la causa real de una enfermedad reside en el propio paciente y en la suma de todos los factores posibles que afectan su organismo. "Nuestra forma de ser y de sentir nos influye orgánicamente, de tal forma que se altera la sincronización de todas nuestras funciones y se provoca un desgaste mayor para realizar tal o cual actividad".

Es por ello, afirma, que si queremos sanear realmente este problema de fondo "debemos tener en cuenta los síntomas de las hemorroides, pero también aquellas sutiles señales que se relacionan con el carácter del enfermo".

El Dr. Torres Cruz ejemplifica la manera en que actúa la Homeopatía con un caso real. Un día se presentó en su consultorio un hombre de 36 años, maestro de educación primaria que padecía hemorroides externas desde hacía varios años, las cuales en ocasiones eran sangrantes.

Más aún, este problema se complicaba porque también sufría constipación de la materia fecal, es decir, sus heces eran tan duras que necesitaba hacer gran esfuerzo para expulsarlas. "El paciente refería dolores ardientes ('como si hubiera fuego') y sensación punzante que sólo podía describir como 'astillas en el ano'. En ocasiones las heces eran menos duras, pero de cualquier modo los dolores del profesor eran muy agudos", rememora.

El Dr. Torres Cruz afirma que el análisis del caso empezó por averiguar los síntomas mentales. Así, quedó al descubierto que el paciente era aprensivo y se deprimía con suma facilidad; también que no le gustaba estar solo y era común que despertara sobresaltado en la madrugada. Por si fuera poco, tenía muchos miedos, era irritable y malhumorado, peleaba con mucha facilidad y cambiaba su estado de ánimo rápidamente.

En cuanto a los síntomas generales, el especialista descubrió que el paciente se sentía muy mal si se recostaba o se agachaba, aunque sentía cierta mejoría con el movimiento y al eliminar gases intestinales (flatos), o bien, al aplicar calor en la zona afectada o cuando se encontraba en un lugar al aire libre.

El especialista en Homeopatía recetó Rathania, medicamento que proviene de un arbusto que crece a las orillas de los Andes y que, se afirma, es ideal para aliviar ulceraciones en la piel, fisuras anales y la inflamación causada por las hemorroides.

Cabe señalar que otros medicamentos que habitualmente se prescriben en estos casos son Hamamelis, Collinsonia, Aloe yAesculus, los cuales son de utilidad para controlar las hemorragias, dolor, sensibilidad y comezón.

De acuerdo con el testimonio del Dr. Torres Cruz, el profesor regresó a consulta luego de 45 días y dijo sentirse mucho mejor de lo que estaba al principio: "Tenía muy buen ánimo y se le veía satisfecho por el tratamiento, pues las hemorroides no eran tan dolorosas y ya no necesitaba hacer el mismo esfuerzo para defecar".

El especialista decidió elevar la potencia del medicamento y, con ello, consiguió aliviar las dolencias del paciente hasta en 90%. "Como podemos observar, la Homeopatía cura lo que es curable, y en este caso se evitó una cirugía. También se cumplieron las leyes de sanación, logrando restablecer la armonía del enfermo (energía), y reducir de esta manera su vulnerabilidad natural".

Medidas preventivas

Las hemorroides se pueden prevenir, para ello hay que seguir los siguientes pasos:

  • Incrementar el consumo de fibra (principalmente durante el embarazo), ya que tiene la propiedad de ablandar la materia fecal.
  • Beber de 2 a 3 litros de agua al día.
  • Moderar el consumo de alimentos y sustancias irritantes, como: chile, especias, ajo, perejil, cebolla, mostaza, vinagre, quesos fuertes, grasas, alcohol, café y frutas no maduras o ácidas (naranja, limón, mandarina, toronja y piña).
  • Evitar esfuerzos excesivos durante las evacuaciones.
  • No permanecer sentado por periodos prolongados en el inodoro, ni reprimir el deseo de defecar.
  • Bajar de peso y hacer ejercicio al menos 30 minutos al día.
  • Evitar el uso de fajas y ropa demasiado ajustada.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

Última actualización: 09-2012


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
249
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.