Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Honrarán a Liszt todo el 2011 por el 200 aniversario de su nacimiento

03/01/2011 11:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hungría honrará en todo 2011 a Ferenc (Franz) Liszt (1811-1886) en el 200 aniversario de su natalicio, considerado como uno de los compositores europeos románticos más brillantes del siglo XIX, y quien no obstante tener raíces germanas, siempre se sintió húngaro o magiar. El lema del año conmemorativo es precisamente "Je suis hongrois" (soy húngaro, en francés), palabras que el músico pronunció cuando le preguntaron en París por sus orígenes. Orsolya Erdödy, directora de "Klassz", la oficina que coordina las actividades del "Año Liszt", dijo a la prensa que “se sentía muy orgulloso se ser hungaro”. El Año Liszt se inaugurará oficialmente el 22 de enero, en el Día de la Cultura Magiar, con un concierto de la Filarmónica Nacional de Hungría, en colaboración con el afamado pianista húngaro Zoltán Kocsis. En Hungría se realizarán varios festivales, como el de Miskolc, donde se representará "Don Sanche", la única ópera de Liszt. También en Miskolc, en el este del país, el pianista ruso Denis Matsuev ofrecerá los conciertos de piano de Liszt, justo el día del cumpleaños del maestro, el 22 de octubre. Un mes antes estarán en Budapest varios pianistas de primer nivel, como el alemán Rolf-Dieter Arens, el británico William Fong, el estadounidense Charles Rosen y el surcoreano Ick-Choo Moon, para interpretar obras de Liszt. “Queremos presentar una imagen completa del compositor de las 'Rapsodias Húngaras', por lo que también nos centraremos en otros aspectos de su obra, como los relacionados con la pedagogía musical y la música religiosa, que él quiso reformar", relató Erdödy. En este ámbito hay que destacar un concierto previsto en el Vaticano, el 27 de mayo, ante el Papa Benedicto XVI, con la participación de la Filarmónica Nacional de Hungría. También habrá exposiciones como la titulada "Liszt y Budapest" y una conferencia internacional con la participación de musicólogos sobre la obra del compositor. Una de las iniciativas más destacas del Año Liszt es el Día Mundial Liszt, el 22 de octubre, para cuando las salas de concierto de todo el mundo le conmemoren presentando su oratorio "Cristo". Por otra parte, el Gobierno húngaro ha decidido darle a partir de este año al aeropuerto internacional de Budapest el nombre de "Ferenc Liszt". Liszt está considerado como uno de los pioneros de la "música programática", que trata de evocar ideas, imágenes extramusicales o estados de ánimo, también destacó como pianista. Fue el precursor del recital para piano y, a través de sus numerosos discípulos, el pianista más influyente del siglo XIX. Nació el 22 de octubre de 1811 en la localidad de Raiding, cerca de Sopron. Comenzó a estudiar piano con su padre. En Viena recibió clases del pianista austriaco Carl Czerny y del compositor italiano Antonio Salieri. En 1823 marchó a París con sus padres, ciudad donde pronto se dio a conocer como pianista. Tomó lecciones de composición de Ferdinando Paër, compositor de óperas italiano, y de Anton Reicha, compositor y teórico checo-francés, también maestro de Berlioz y de César Franck. Su estancia en París durante 12 años le permitió conocer a numerosas personalidades de la cultura, desde compositores como Hector Berlioz y Frédéric Chopin a novelistas y poetas como Víctor Hugo, Alphonse de Lamartine, el alemán Heinrich Heine y el panfletista liberal Félicité Lamennais. Su amistad con Lamartine y Lamennais influyó de forma decisiva en su carrera, así como los conciertos que ofrecía el virtuoso violinista Niccolo Paganini en París a principios de 1831, que despertaron en Liszt el deseo de conseguir con el piano una técnica similar a la que había conseguido Paganini con el violín. En 1833 conoció a la condesa francesa Marie d'Agoult, escritora bajo el seudónimo de Daniel Stern, con quien estableció una relación que duró hasta 1844. Su hija Cósima se casó con el pianista y director alemán Hans von Bülow, y más tarde con Richard Wagner. Entre 1839 y 1847 realizó giras por Europa, desde Lisboa hasta Moscú y desde Dublín hasta Estambul, y consiguió una fama sin precedentes. En 1847 abandonó su carrera como virtuoso, y sólo en contadas ocasiones volvió a tocar en público. Ese mismo año conoció a la princesa rusa Caroline Sayn-Wittgenstein, quien permaneció a su lado para el resto de sus días. Desde 1848 a 1861 fue director musical en la corte ducal de Weimar, donde interpretó obras compuestas por Berlioz, Wagner y otros compositores, así como las suyas propias. En 1861 abandonó Weimar para irse a vivir durante 10 años a Roma, donde estudió teología y recibió las órdenes menores. Después de 1871 vivió entre Roma, Weimar y Budapest, y continuó con sus labores de director, maestro, compositor y promotor de la música de Wagner. Murió en Bayreut, Alemania, el 31 de julio de 1886, durante el Festival Wagner que allí se celebraba. Liszt fue una de las personalidades más importantes de su tiempo. Aparte de sus logros como pianista y director, dio clases a más de 400 alumnos, compuso unas 350 obras y escribió o colaboró en ocho volúmenes en prosa, sin contar su correspondencia. Además realizó más de 200 paráfrasis y transcripciones de otros compositores para piano. Fue uno de los innovadores de la armonía en el siglo XIX, sobre todo con el uso de complicados acordes cromáticos. También investigó nuevos procedimientos musicales con su técnica de variaciones temáticas, como se pude apreciar en la “Sonata en si menor” (1853); las sencillas notas del comienzo se van transformando para dotar a la obra del material temático necesario. Esta técnica y sus armonías cromáticas influyeron en Wagner y Richard Strauss. Sus composiciones para piano requerían una técnica difícil y revolucionaria que otorgó al instrumento un color y sonoridades completamente nuevas. Entre sus obras pianísticas destacan los 12 Estudios de ejecución trascendental (1851), las 20 Rapsodias húngaras (1846-1885; Número 20 sin publicar), los Seis estudios sobre un tema de Paganini (1851), el Concierto Número 1 en mi bemol mayor (1849; revisado en 1853), el Concierto Número 2 en la mayor (1848; revisado en 1856-1861), y las piezas que forman los tres volúmenes de “Años de peregrinación” (1855, 1858, 1877). Algunas de estas últimas anticipan el impresionismo del compositor francés Claude Debussy con su representación de escenas naturales. Las obras orquestales incluyen, aparte de las sinfonías Fausto y Dante (ambas de 1857), 13 poemas sinfónicos, género que inventó Berlioz y que Liszt bautizó con ese nombre. Les préludes (1854), el más conocido se basa en un poema de Lamartine. A pesar de que no se conoce el número exacto de obras, su originalidad está fuera de toda duda. La armonía y forma que empleó en sus últimos trabajos anticiparon la música de algunos compositores del siglo XX, como el austríaco Arnold Schönberg (en la atonalidad de obras como la Bagatela sin tonalidad) y el húngaro Béla Bartók con sus primeras obras nacionalistas.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
141
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.