Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

Hooters, Champions y Elbuenfutbol*

11/08/2012 00:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sí, aún recuerdo muy bien aquel día en que El Buen Jairo* me invitó a formar parte de este espacio tan importante y significativo, al menos para mi vida, llamado ELBUENFUTBOL*.

No podía ser de otra manera, y es que el futbol nos apasiona, nos mueve y nos motiva, y si a eso le aunamos que nos gusta escribirlo, gozarlo, comentarlo y hasta sufrirlo, pues la cosa estaba pintadia, sólo había que establecer unas cuantas reglas y listo.

Para ese entonces, el proyecto ya tenía algunos meses en marcha, sin embargo, aquella mañana del 10 de marzo de 2009, todo se acomodó. La idea del café tempranero consistía en tener una charla maratónica y que serviría también como previa del partido de vuelta entre Liverpool y Real Madrid de la Champions 2008-2009. La ida había sido ganada por los ingleses 0-1 en el Bernabéu, la vuelta, sinceramente lucía más que complicada para los merengues pero mi ilusión estaba intacta, creía en el regreso que sólo los grandes son capaces de lograr…

EL Buen Jairo*, amigo a quien ya tenía algunos años de conocer y con el que coincidía cada quince días en el Azteca, andaba como inquieto desde temprano, entre taza y taza me platicaba de un proyecto, de una idea que estaba en marcha pero que aún no tomaba la forma que él quería: ‘ya hay algunos textos pero… digamos que aún no está en marcha’, me explicaba.

La charla se extendía y el tema me atrapaba, la neta. Para entonces, los cafés cada vez se hacían menos recurrentes y las meseras del Sanborns ya nos veían feo, y miren que saben ver ‘re’ gacho esas damitas.

Un tercero en la mesa se moría de los nervios por el duelo de Champions, además, la falta de café y la indiferencia de las señoritas encargadas de rellenar las tazas, lo tenían como ‘león enjaulado’, ya era momento de emigrar y disponernos a ver, según yo, la proeza merengue, esa por la que aquel martes 10 de marzo la vida de este servidor tenía un nuevo sentido.

‘¿Qué onda, psss dónde lo vemos o qué?’, todavía nos preguntamos los tres cuando enfrente, solo del otro lado del periférico, teníamos el ya famoso Hooters, recinto ideal para ponerse loco viendo deportes, mujeres y abusando del alcohol. Y allá caímos, una hora antes del duelo, con promoción de cubeta de alitas y trago al por mayor.

El previo del partido lo vivimos al máximo, ¡emocionados en serio! Confieso que me tomé el día en mi antiguo trabajo, ya saben: ‘ando enfermo no puedo ir’, y es que la Champions, ¡es la Champions!

El lugar de a poco se llenaba, mucho canijo del Liverpool, quizás presagiaban una tarde inolvidable, como sea yo estaba ahí con el pecho por delante y seguro de la hazaña blanca.

‘¿Y cómo ves, te animarías a escribir en ELBUENFUTBOL*?’ Soltó así El Buen Jairo* ya directo y sin miramientos segundos antes de que el himno de la Champions me enchinara la piel y propiciara mis primeros gritos de apoyo al merengue. ‘Sí, va, yo le entro seguro’, respondí y agradecí la oportunidad… Bueno, la verdad es que yo ya estaba esperando que me lo pidiera ¿ehh? jajaja, y es que si no, ¿para qué tanta platicadera del tema?

¡Salud, Saluuud! ‘Mmmmta madre veo mal al Real, no agarra la pelota’, solté en la mesa, mientras las miradas atentas a la pantalla se desviaban repentinamente con el pasar de las chicas en patines que atendían en el sitio.

Dos aproximaciones muy claras del Liverpool y después Fernando Torrres, sí, ese que hoy juega en el Chelsea, no perdonó. 1-0, (2-0 global), aún habíamos algunos en esa mesa que creíamos en el regreso, Jairo no. ‘Va a ser goliza’, dijo seguro, mientras varios Reds enfundados con camisetas rojas y otras del Barcelona, festejaban ruidosamente el gol.

Ya para qué les cuento, fue 4-0 al final, (cinco global), la humillación fue total, la tristeza ni se diga, aunque ya para el tercero las copas nos tenían recordando anécdotas de siempre, del estadio, de la escuela de periodismo y claro, de mujeres. Así deben terminar este tipo de ocasiones, con festejo incluido para los ganadores o como en mi caso, con algo de frustración.

Ese 10 de marzo de 2009 mi día tuvo sentido desde que abrí los ojos, fue un día especial, fue el día que ELBUENFUTBOL* llegó a mi vida. Así nomás.

Y sí, días después nos vimos y el jueves 7 de mayo de ese año, publiqué mi primer texto: La tragedia de Matthias Sindelar: "El futbolista de papel", desde entonces acá andamos dando lata.

A cuatro años de ELBUENFUTBOL* solo puedo decir gracias a todos, lectores y colegas por hacer de este sitio toda una realidad.

¡Felices cuatro y que vengan muchos más!


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
201
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.