Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Excalibur escriba una noticia?

En el Hos­pi­tal Ge­ne­ral de Mé­xi­co, se roban una recién nacida

18/06/2009 12:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La pe­que­ña na­ció el día 16 de ju­nio a las 16:59 ho­ras, con un pe­so de 2 ki­los 410 gra­mos

Una be­bé de ape­nas un día de na­ci­da fue ro­ba­da ayer por una mu­jer que ves­tía co­mo en­fer­me­ra, lo cual ocu­rrió en el in­te­rior del Hos­pi­tal Ge­ne­ral de Mé­xi­co, per­te­ne­cien­te a la Se­cre­ta­ría de Sa­lud ubi­ca­do en la Co­lo­nia Doc­to­res, y quien con el pre­tex­to que iba a lle­nar un cues­tio­na­rio, se lle­vó a la pe­que­ñi­ta y desa­pa­re­ció con ella en cues­tión de mi­nu­tos.

Es­te ca­so de­sa­tó la mo­vi­li­za­ción de ele­men­tos de la po­li­cía y au­to­ri­da­des ju­di­cia­les, lue­go que se con­fir­mó el in­só­li­to ca­so que ocu­rrió en­tre las seis y seis y me­dia de ayer, y las au­to­ri­da­des no pro­por­cio­na­ron la iden­ti­dad de la ma­má o el pa­pá de la ni­ña.

En­tre las personas que se ha­cen car­go de las in­ves­ti­ga­cio­nes, tras­cen­dió que las au­to­ri­da­des del hos­pi­tal pro­por­cio­na­ron al­gu­nos vi­deos, don­de se ob­ser­va a una mu­jer, tal vez la mis­ma, que sa­lía con la ni­ña en sus bra­zos sin nin­gún con­tra­tiem­po. La be­bé ro­ba­da na­ció el pa­sa­do mar­tes a las 16:59 ho­ras, y pe­só 2 ki­los 410 gra­mos, y era nor­mal en to­do.

Ese vi­deo ya es­tá en po­der de las au­to­ri­da­des del mi­nis­te­rio pú­bli­co de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Dis­tri­to Fe­de­ral (PGJDF), y es ana­li­za­do por ex­per­tos con la in­ten­ción de cap­tar la me­dia fi­lia­ción de la has­ta aho­ra des­co­no­ci­da de­lin­cuen­te, a fin de ela­bo­rar un re­tra­to ha­bla­do que fa­ci­li­te su iden­ti­fi­ca­ción y cap­tu­ra.

Se in­for­mó que la ma­dre de la re­cién na­ci­da fue en­ga­ña­da, to­da vez que la fal­sa en­fer­me­ra se in­tro­du­jo a la ha­bi­ta­ción don­de se re­cu­pe­ra­ba del par­to, y con el cuen­to que de­be­ría plan­tear­le va­rias pre­gun­tas con res­pec­to a su es­ta­do de sa­lud, y el ti­po de ser­vi­cio que re­ci­bió en ese no­so­co­mio, se apo­de­ró de la ni­ña; di­jo que era mo­men­tá­neo.

Le di­je­ron que la úni­ca per­so­na que ha­bía en­tra­do a su cuar­to era una mu­jer, al pa­re­cer en­cues­ta­do­ra.

No obs­tan­te, a los po­cos mi­nu­tos la ma­dre de la ni­ña sos­pe­chó que la su­pues­ta tra­ba­ja­do­ra so­cial ac­tua­ba de ma­ne­ra irre­gu­lar, por lo que in­for­mó de los he­chos al per­so­nal so­bre la au­sen­cia de la ni­ña, por lo cual de in­me­dia­to co­men­za­ron a bus­car­la por to­do el hos­pi­tal, sin ser en­con­tra­da ni la mu­jer ni la be­bé por nin­gún la­do.

Ya pa­ra en­ton­ces se lan­zó la aler­ta ge­ne­ral, y aun­que se im­pi­dió la sa­li­da de cual­quier per­so­na que lle­va­ra a al­gu­na cria­tu­ra, to­do ha­ce su­po­ner que la la­dro­na de ni­ños con­tó con los mi­nu­tos su­fi­cien­tes pa­ra tras­pa­sar la puer­ta prin­ci­pal del hos­pi­tal y reu­nir­se tal vez con al­gu­no o al­gu­nos de sus cóm­pli­ces.

A pe­sar del her­me­tis­mo, el De­par­ta­men­to Ju­rí­di­co del hos­pi­tal re­co­no­ció los he­chos, en tan­to se dio ayu­da a los pa­dres de la ni­ña pa­ra que de in­me­dia­to pre­sen­ta­ran su de­nun­cia an­te el mi­nis­te­rio pú­bli­co, lo que de­sa­tó la mo­vi­li­za­ción a fin de tra­tar de ubi­car el pa­ra­de­ro de la ro­ba­ni­ños.

Ri­car­do, pa­pá de la re­cién na­ci­da, pi­dió a quien se la lle­vó que se la re­gre­se. "A quien ten­ga mi hi­ja, re­gré­se­me­la, se lo rue­go, se lo pi­do", di­jo el afli­gi­do hom­bre que so­li­ci­tó a to­da la so­cie­dad a que le ayu­den a en­con­trar a su hi­ja. Ri­car­do re­la­tó có­mo fue que se lle­va­ron a su be­bé.

"Mi es­po­sa fue al ba­ño y cuan­do re­gre­só ya no es­ta­ba la ni­ña". Co­men­zó a bus­car­la y pre­gun­tó a las se­ño­ras que en­con­tra­ban en su cuar­to hos­pi­ta­li­za­das, pe­ro no sa­bían.

Ri­car­do só­lo pu­do ver a su hi­ja una vez y, al re­gre­sar a su ca­sa, el di­rec­tor ge­ne­ral del hos­pi­tal le ha­bló di­rec­ta­men­te que su hi­ja ha­bía si­do se­cues­tra­da.

WritePostTexto()


Sobre esta noticia

Autor:
Excalibur (747 noticias)
Visitas:
272
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.