Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

Hoy no quedaron a deber nada

08/06/2012 23:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageCuando la crisis económica sacudió a Estados Unidos en 2007, uno de los primeros damnificados fue Grecia. A partir de entonces, y hasta la fecha, ese país sólo sabe de deudas, recortes y protestas.

En ese entonces el gobierno conservador griego emitió deuda pública para financiar el déficit público, y muy alta. El problema mayor fue cuando salió a la luz que los dirigentes habían ocultado el verdadero valor total de la deuda. Para decirlo rápido, era impagable.

Su solución fue sentencia. Pidieron un préstamo a la Unión Europea, que en buen cristiano significa ser rescatados. Por supuesto, de nada sirvió. A mitad del 2011 ya estaban solicitando un segundo rescate, lo que enfureció a todos los países miembros. Tanto la UE como el Fondo Monetario Internacional querían, o quieren, dejarlos a su suerte. No confiaban en ellos.

El enojo popular se encendió justamente cuando aparecieron las falsificaciones de los datos macroeconómicos de la contabilidad nacional. Decía el gobierno que el déficit era de 3.7%, y se sabría después que fue de 12.07%. Estaban quebrados. Y la gente se hizo ira cuando supieron que el gobierno había emitido deuda en monedas diferentes para no reportar el problema a Bruselas.

Papandreu llegó al gobierno en 2009, pero poco o nada había por hacer. Las agencias calificadoras de riesgo, que son el verdadero riesgo, dijeron que la calificación de Grecia era basura. Se devaluó la moneda, los inversores querían más rentabilidad y al gobierno no le quedó otra que endeudarse más para resolver, al menos por unas semanas, los problemas.

El pueblo griego entonces salió a la calle y, desde hace meses y años, no ha regresado a su casa. Marchas, huelgas y protestas son hábito. Y entre todo el problema económico-social, la bolsa se desplomaba. Nadie confiaba en Grecia.

Del fútbol, ni hablar, no tienen tiempo para pensar en ello. Tienen cosas más importantes que sortear, como las medidas de disminución salarial de más de medio millón de trabajadores públicos, el aumento en la edad de jubilación hasta los 63 años y el aumento del IVA y gasolinas.

Pero faltaba más. En septiembre del 2011 Grecia presionó para ser rescatado nuevamente. Habría más ajustes, más reducción a los salarios, recorte en jubilaciones y mayores impuestos. Dos meses después Papandreu renunció y llegó el tecnócrata Papademos. Y éste haría otro plan de ajuste apenas en febrero 2012. Se recortaron aún más los salarios.

En mayo pasado hubo elecciones y ningún partido obtuvo los escaños suficientes para poder gobernar. Han convocado a nuevas elecciones en este mismo junio. Los griegos, ya en pánico, han comenzado a retirar su dinero de los bancos. Los medios económicos ya ven la salida del euro como inminente. Nadie confía en Grecia, ni la UE, ni las calificadores, ni los bancos, ni los gobiernos de los países.

Grecia hoy, entonces, sólo es bienvenida en Europa gracias al fútbol. Ganó su lugar en la Euro con dignidad y le tocó, para no variar, debutar ante el anfitrión. Nadie confiaba en ellos, ni su país, que tal vez ni se detuvo a ver el partido.

Pero resultó que los jugadores sí confiaban en ellos. Este día, en su debut, rescataron el empate ante Polonia con todo en contra, y hasta pudieron ganar. Dejaron todo en el campo. Hoy, para sopresa de todos los desconfiados, no quedaron a deber nada.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
303
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.