Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Identifican en fotografía de 1880 la imagen del poeta Rimbaud

19/10/2010 02:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con un burdo bigotito de estibador portuario, párpados a media asta de borrachín de pueblo, mirada bobina, pelo corto y revuelto toscamente trasquilado y una expresión de cansancio que no dice nada, pero quizá, por eso, lo dice todo, es ni más ni menos que el poeta francés Arthur Rimbaud, nacido el 20 de octubre de 1854. Así se veía Arthur Rimbaud a los 26 años, como un hombre completamente vulgar. Una fotografía, publicada en el pasado número de la 'Revieu de Deux Mondes', tras meses de debate y el concurso de decenas de investigadores, finalmente ha sido dada por buena. Es el autor del 'Le bateau ivre', aunque cueste reconocerlo. Se le ve sentado en la terraza del Hotel de l'Univers en Adén (actual Yemen) junto a siete personas, entre ellas el famoso explorador Henri Loucereau, que moriría poco después de esa placa tomada en otoño de 1880. Hasta ahora se creía que Rimbaud y Loucereau jamás se habían cruzado en el Cuerno de África, no obstante, hoy es un hecho. El poeta francés Jean Arthur Rimbaud, quien fue uno de los impulsores de la escuela simbolista, autor de "El barco ebrio", "Las iluminaciones" y "Una temporada en el infierno", entre otros, nací en Charleville, ciudad del norte de Francia. Arthur fue un estudiante prodigio y un niño modelo, miembro de la familia Rimbaud-Cuif, aunque fue educado en un colegio laico, destacó también por su profunda fe religiosa, que le valió el sobrenombre de "El cochino santurrón". A muy corta edad inició su creatividad literaria, ámbito en el que a los ocho años de edad compuso sus primeros trabajos conocidos en prosa y a los 10 dio muestras de una gran precocidad intelectual, al empezar a escribir versos. En 1869, a los 15 años de edad, obtuvo el primer premio de versos latinos en un concurso, con el tema "Yugartha". Un año después, el joven profesor de retórica Georges Izambard lo introdujo en la literatura de autores "malditos", como Francois Rabelais, Charles Baudelaire, Víctor Hugo, Theodor de Banville y Francois Villon, quienes hicieron mella en su purificado espiritual. Ese mismo año, en la época de la guerra Franco-Prusiana, comenzó sus fugas y peregrinajes en busca de un trabajo como escritor, que dio como fruto "El Mal", "El durmiente del valle" y "La deslumbrante victoria de Sarrebruck". A los 17 años escribió un poema considerado sorprendentemente original, "El barco ebrio" (1871). Según sus estudiosos, su obra está profundamente influida por Baudelaire, sus lecturas sobre ocultismo y su preocupación religiosa. Su exploración sobre el subconsciente individual y su experimentación con el ritmo y las palabras, que empleó únicamente por su valor evocativo, marcaron el tono del movimiento simbolista (decadente) e impresionaron tanto a Verlaine que animó al joven poeta a trasladarse a París. Entre ellos se inició una amistad que se transformó en una tormentosa e inestable relación que duró de 1872 a 1873. Viajaron juntos por Inglaterra y Bélgica. Desde entonces, Rimbaud-Verlaine formaron un binomio indisoluble, criticado y sufrido por la esposa del segundo. Pero las disputas domésticas y las pataletas de su mujer enferma, poco pudieron aplacar las pasiones de esta singular pareja. Verlaine intentó en dos ocasiones matar al joven poeta por sus infidelidades, y éste resultó gravemente herido en el segundo intento: Rimbaud acabó en el hospital y aquél en la cárcel. El joven poeta ofreció un relato alegórico sobre este asunto en su obra "Una temporada en el infierno". A la salida del hospital viajó por Europa, se dedicó al comercio en el norte de África y residió en Harar y Shoa, en la Abisinia central. Verlaine, convencido de que Rimbaud había muerto, recopiló sus poemas en "Las iluminaciones" (1886), obra que contiene el famoso "Soneto de las vocales", en el que a cada una de las cinco letras le asigna un color. En 1891, Rimbaud regresó a Francia para ser tratado del cáncer de huesos que padecía, que le costó la amputación de una pierna y otros miembros, y que le postró como mero tronco inmóvil. Las inclemencias de la enfermedad provocaron su muerte el 10 de noviembre de ese año, a los 37 años de edad. La fuerza de los poemas escritos en su última década de vida, le hicieron figurar entre los más originales poetas franceses de todos los tiempos, con lo que ejerció una profunda influencia en toda la poesía posterior a él.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
227
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.