Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Igualdad disidente / Alejandro Díaz Pérez

14/07/2014 12:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageIgualdad disidente

Por Alejandro DÍAZ PÉREZ 1

La lucha por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres construida desde los movimientos sociales, políticos y filosóficos que surgieran fundamentalmente a partir del siglo XVIII, generaron ?entre mucho otros- debates en torno al matrimonio entre personas del mismo sexo. Sin embargo los debates contemporáneos sobre la igualdad de derechos, se siguen manteniendo casi en exclusiva en el campo de la ciencia jurídica, al analizar estos temas los juristas tendemos a simplificar nuestra visión a una cuestión de legalidad, sin tomar en cuenta una perspectiva transversal.

Se ha limitado la discusión a esgrimir razones a favor o en contra del matrimonio igualitario, sin embargo llama la atención la casi ausente critica frontal al matrimonio como una institución sociocultural. Se da por un hecho ?como si fuese obvio- que el matrimonio representa una expectativa incluyente para todos ?sea cual sea nuestra preferencia sexual- esto es, será el matrimonio en si mismo el que nos permita la igualdad sustancial. Existe un visión recogida desde la igualdad que da por descontado ?esa impresión da- que el parámetro de normalización tanto para heterosexuales como homosexuales será el matrimonio o la adopción de menores, es decir, se entra en el aparato de normalidad en la medida en que las parejas homosexuales puedan casarse y adoptar menores como ya lo hacen las parejas heterosexuales. ¿No acaso esta visión igualitaria al final solo forma parte de una expresión de heteronormatividad 2 ?

¿Que postura debería tomar el derecho respecto de este problema? ¿Valdría la pena empezar a plantearse seriamente la posibilidad -normativamente hablando- de adoptar una posición "neutral" y abolir el matrimonio civil?, esto es, que la cimentación del igualitarismo no se encuentre bajo la clásica exigencia de matrimonio universal -construida bajo la lógica de dominación heterosexual- sino intentar articular formulas disidentes de convivencia.

El tema del matrimonio homosexual es muy interesante abordarlo desde el contexto de la historia de la sexualidad. Las nociones de homosexualidad y heterosexualidad son invenciones del discurso médico (específicamente psiquiátrico) del siglo XIX, hechas para articular una diferencia entre normalidad y patología. Su intención era sugerir que existen estas dos categorías en la que los seres humanos podrían identificarse sexualmente. Existía una continuidad estricta entre sexualidad y reproducción en cuanto todas las prácticas que no tuvieran como fin la reproducción fueron consideradas como patológicas. Como consecuencia de ello, se han esgrimido razones basadas en rasgos anatómicos (o bioquímicos) de las personas para fijar identidades sexuales, sin embargo éstas en realidad son solo interpretaciones estrictamente culturales.

El matrimonio civil es la institución heterosexual por excelencia, es un producto cultural coincidente con el artefacto biopolítico ?noción acuñada por Foucault- del establecimiento normativo del binomio sexualidad-reproducción. Las luchas por el matrimonio igualitario se han centrado en la apropiación del discurso heteronormativo, se ha optado por la incorporación al sistema y no por la disidencia.

Es momento para que el derecho ?en cuanto ciencia y práctica- se ocupe con mayor empeño de construir discursos distintos a los convencionales. El derecho debe servir como un instrumento emancipador que articule espacios de desacuerdo con el discurso dominante, es un giro indispensable que debe darse para combatir concepciones que con el paulatino paso del tiempo se van convirtiendo en instituciones barrocas, añejas que en mi opinión ser acercan a su ocaso.

1 . Licenciado en Derecho y Ciencias Sociales, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo . Especialidad en Derecho Procesal, División de Estudios de Posgrado UMSNH . Master en Gobernanza y Derecho Humanos, Universidad Autónoma de Madrid , España. Visitante profesional Corte Interamericana de Derechos Humanos . Columnista de " Grupo Crónicas Revista".

2 Con heteronormatividad me refiero la manera en la cual muchas instituciones políticas, legales y sociales refuerzan ciertas creencias. Estas creencias incluyen la creencia de que los seres humanos caen en dos categorías distintas y complementarias, hombre y mujer. También que las relaciones sexuales y maritales son normales solo cuando son entre dos personas con géneros diferentes y que cada género tiene ciertos roles en la vida y la consideración de la heterosexualidad como única orientación sexual.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
347
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.