Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Imponen el nombre de Joaquín Rodrigo al Conservatorio de Valencia

05/07/2010 03:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Reina de España, Doña Sofía, presidió la inauguración del nuevo edificio del Conservatorio Superior de Música de Valencia, que lleva el nombre del célebre compositor español Joaquín Rodrigo, fallecido el 6 de julio de 1999. Esta sede, tras una inversión de 14 millones de euros, se convertirá en una de las mejores de Europa. Doña Sofía quedó "impresionada" por las nuevas instalaciones, ya que son de primera, aseguró el director de ese centro de estudios superiores de música, Eduardo Montesinos. La Reina estuvo acompañada en el acto inaugural, donde también se rindió un sencillo homenaje al músico y compositor Joaquín Rodrigo, por las autoridades y personalidades de la vida política, social y cultural valenciana, así como también por varios miembros del ejecutivo autonómo. Joaquín Rodrigo Vidre se hizo célebre por su pieza "Concierto de Aranjuez", con la que adquirió reconocimiento internacional, y quien sacó provecho de su ceguera para tocar los sentidos del público. Nació en Sagunto, población de Valencia, España, el 22 de noviembre de 1901 y cuatro años más tarde sobrevino una epidemia de difteria por la que varios niños fallecieron y aunque Joaquín sobrevivió, en forma paulatina perdió la vista. Su familia se trasladó a Valencia, donde Joaquín ingresó a un colegio para niños invidentes, en la que mostró especial interés en la literatura y la música. De ésta, pronto comenzó a recibir clases con profesores del conservatorio local, que hoy lleva su nombre. En esa etapa de su vida, grandes personajes influyeron en su formación musical, como Francisco Antich, Enrique Gomá y Eduardo López Chavarri. Rafael Ibáñez, empleado por la familia para acompañar al incipiente artista, fue sin duda su mano derecha, por lo que dicho músico llegó a decir que "Rafael me prestaba los ojos que yo no tenía". A principios de los años 20, Rodrigo ya era un excelente pianista y estudiante de composición en contacto con las nacientes corrientes vanguardistas del arte. En 1924 compuso su primera obra para gran orquesta y un año antes "Dos esbozos para violín y piano", "La enamorada junto al surtidor", "Pequeña ronda", "La suite para piano" y "La canoneta" para violín y orquesta de cuerdas. "Juglares", su primera obra para gran orquesta, fue estrenada con gran éxito por la Orquesta Sinfónica de Valencia en 1924. Al año siguiente escribió las "Cinco piezas infantiles", pieza musical que recibió mención honorífica. Al lado de su compañero Rafael, Rodrigo se trasladó a París, donde se alojó en casa del pintor valenciano Francisco Povo. Durante cinco años tomó clases con Paul Dukas, en las que contactó a Manuel Ponce y el director de orquesta vasco Jesús Arámbarri, quien más tarde sería su intérprete. En esa época, el talentoso compositor sembró gran amistad con Manuel de Falla, quien insistió para que en el concierto después de una ceremonia de la Legión d' Honneur se escuchara música compuesta por Joaquín, lo que le dio gran reconocimiento al compositor. Para 1933, contrajo matrimonio con la pianista turca Victoria Kamhi. La recién formada familia Rodrigo se trasladó a Valencia y Joaquín compuso "El cántico de la esposa" y el poema sinfónico "Per la flor del lliri blau", obra premiada con el "Círculo de Bellas Artes de Valencia". En el verano de 1934 el matriomonio se trasladó a Austria para comentar el Festival de Salzburgo como corresponsales oficiales de la revista "Le monde musical", de París, y del diario valenciano "Las provincias". Además, Rodrigo compone "Sonada de adiós". Durante 1936 la pareja dio clases de español y música en el asilo para ciegos de Friburgo, donde fueron acogidos como "refugiados españoles" debido al inicio de la Guerra Civil Española, que habría de terminar tres años después. Su obra más conocida a nivel mundial, el "Concierto de Aranjuez" lo escribió en 1938, luego de un encuentro que sostuvo en París con el guitarrista Regino Sainz de la Maza y el marqués de Bolarque. Además, durante más de una década y desde 1940 fue asesor de música de Radio Nacional y dos años más tarde recibió el Premio Nacional de Música por su "Concierto Heróico para piano y orquesta" . Asimismo empezó a trabajar como crítico musical de varios diarios. En 1948, las conmemoraciones nacionales dedicadas a Miguel de Cervantes Saavedra le inspiraron una de las creaciones que lo llevarían a recibir el Premio Cervantes, "Ausencias de Dulcinea". Tres años más tarde ingresó como miembro numerario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 1953 fue galardonado con la Gran Cruz de Alfonso X El Sabio y elegido vicepresidente de la Sección Española de la Sociedad Internacional de Música Contemporánea. Para 1960 fue nombrado Officer des Arts et des Lettres y tres años más tarde Chevalier de la Légion d'Honneur, por el gobierno francés. Hacia 1970 el matrimonio se trasladó a Estados Unidos debido al estreno del "Concierto madrigal" para dos guitarras y en los años siguientes fue nombrado doctor honoris causa por las Universidades de Southern California (1982) y Complutense de Madrid (1989), entre otras. En 1991 recibió el Premio de la Fundación Guerrero y el rey de España Juan Carlos I le dio el título de Marqués de los Jardines de Aranjuez. Cinco años más tarde recibió el Premio Príncipe de Asturias por su contribución a la música española. Victoria, esposa e inseparable compañera de Rodrigo, murió el 21 de julio de 1997 y dos años después, el 6 de julio de 1999, lo hizo el compositor, en Madrid.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
288
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.