Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Impresionó a Dumont algunos filmes de Buñuel y fotografía de Figueroa

07/12/2011 07:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El cineasta francés Bruno Dumont dijo hoy que los planos que vio en algunos filmes de Luis Buñuel, fotografiados por el mexicano Gabriel Figueroa, lo inspiraron para realizar en parte, su película, “Fuera de satán”. Añadió que en su visita de hace tres años a México, acudió a la Cineteca Nacional donde tuvo oportunidad de ver algunas películas y que le impresionó sobremanera la fotografía de Figueroa, con sus planos abiertos y sus tonalidades, “sin duda, ese encuentro visual con su trabajo, me impresionó y fue maravilloso”. Dijo que no conoce el cine mexicano actual, pero sabe de gente como Carlos Reygadas y Amat Escalante; apuntó que le encantan las películas mexicanas de los años 50, en blanco y negro, “no tanto sus historias, pero sí su fotografía que tiene una calidad impecable”. Dumont se encuentra en México, para hablar de su más reciente filme que se estrenará el 9 de diciembre con ocho copias en 35 mm y una en digital en diversas salas del Distrito Federal, y luego en otros complejos de la República Mexicana. La película de Dumont formó parte de la 64 edición del Festival Internacional de Cine de Cannes, Francia, donde impactó a la crítica y al público. En “Fuera de satán” Bruno Dumont elige narrar una historia minimalista en una reducida extensión de terreno y, para desarrrollarla, opta por la paráfrasis de los “Evangelios del Nuevo Testamento”, en que un ser masculino, interpretado por David Dewaele, y cuyo nombre del personaje no se menciona jamás, vive aislado en ese lugar. Este ser vive de la caridad de que una joven (Alejandra Lematre), quien se convertirá en su seguidora, aunque él siempre intentará mantener cierta distancia, evitando que ella lo vea más como hombre que como un consejero. La visión de Dumont es que este personaje aparece como Jesús, predicando el Evangelio; al contrario de lo que se ha hecho pensar, el Hijo del Hombre es una entidad exigente y radical, que pasa del amor al enfado violento de acuerdo a la manera de comportarse de la gente a su alrededor. En la historia, este ser no dudará en matar con una escopeta al padrastro de la chica, golpear con un tubo en la cabeza al vigilante del terreno, quien acosa sexualmente a la joven que le brinda caridad. Tampoco se mide a la hora de hacer el amor a una turista, mochila al hombro (Aurore Broutin), a quien se encuentra en el camino y le exige la haga suya hasta hacerla que explote de placer. Dumont pone a consideración del espectador a un ser de comportamiento contradictorio, que lo mismo, con sus capacidades místicas es capaz de sanar a una joven catatónica, a quebrar la cara de un ciervo con una piedra y hasta frenar el deseo sexual de una adolecente, además, la referencia más obvia a la cuestión religiosa es la resurrección de la joven (como “Lázaro”), luego de ser violada y asesinada. Bruno Dumont fue claro al señalar que “Fuera de satán” es una película sobre el exorcismo de una figura religiosa, donde el bien y el mal se mezclan, renuevan la espiritualidad, pues en el mundo antiguo, todo estaba separado. Insistió en que se debe de revolucionar la metafísica, reunir el bien con el mal, evitar la segregación social, y llevar la periferia hacia el centro de las ciudades. “El cine tiene algo sagrado y yo no me había dado cuenta hasta que hice ´La vida de Jesús´ (1997), y eso nos permite asimilar una experiencia espiritual”, añadió. Sin ser ateo, Dumont subrayó que lo sagrado está en el arte y que en el cine se encuentra la vida espiritual, por eso calificó a su personaje central, al ser, en “Fuera de satán”, como casi un Cristo alocado e irreverente. Señaló que lo sagrado ya no está en las iglesias desde hace tiempo, se ha refugiado en el arte, por tanto, propuso hacer una revolución estética que llevará a una revolución política, “el cine comercial es actualmente el cuerpo del cine político”. Dumont expresó: “A mí, mis películas me han emancipado, mi cultura me ha protegido de los embates de la televisión”. Comentó que su discurso es respetuoso de la religión, pero recalcó que es urgente una renovación de lo espiritual que motive a las sociedades a no abandonar su fe. Bruno Dumont adelantó que su siguiente película será sobre la escultora francesa Camille Claudel, y que el reto será una nueva propuesta cinematográfica, “eso va a cambiar mi forma de hacer cine, pues no quiero repetirme”.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
35
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.