Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Incapaces matadores de lidiar astados de corrida 21 en La México

11/03/2012 15:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A pesar de que los toros se mostraban bravos y nobles, los toreros que se presentaron este domingo en la vigésima corrida de la Temporada Grande 2012 de la Plaza México no lograron cortar una sola oreja. El penúltimo festejo de la presente campaña se complicó aún más con la fuerte lluvia que cayó previo a la corrida, lo que retrasó su inicio 35 minutos aproximadamente y dejó el ruedo muy resbaloso, tanto para los diestros como para los astados, y la lluvia dejó de caer en el cuarto toro. En esta ocasión, el cartel estuvo conformado por tres diestros ya veteranos, el jalisciense Humberto Flores quien tiene 42 años de edad, el capitalino Marcial Herce, de 38 años, y el neoleonés Alberto Espinoza “El Cuate”, quien ha deshoja do 36 calendarios. La tercia de coletas lidió un encierro bravo y difícil, pero bien presentado de la ganadería tlaxcalteca de José María Arturo Huerta. De los seis astados que se despacharon este domingo destacó el lidiado en segundo turno, el cual tenía un gran recorrido por ambos pitones y al que el capitalino Marcial Herce desperdició, pues no le encontró nunca ni la distancia ni la forma de torearlo. En primer término, Flores, quien lidió bajo la lluvia a su primer astado de este festejo, “Mirichar”, ejemplar que registró 466 kilos en la báscula, y a base de meterle la mano derecha logró algunos buenos pases, esto a pesar de su persistencia de hacer su trasteo en los medios, donde la arena estaba muy resbalosa. Al final de la lidia, el toro se rajó y buscó la querencia de las tablas, donde el diestro se tiró a la suerte suprema dejando una estocada completa que hizo efecto rápidamente y se retiró en medio de un completo silencio. En su segundo burel, “Es posible”, el más pesado del encierro que se lidió este día, al marcar 536 kilos en la romana, la situación se salió del control del diestro jalisciense. De arranque, el toro se brincó las tablas y fue devuelto rápidamente al ruedo, posteriormente sus subalternos fueron incapaces de colocar un solo par de banderillas. Para colmo, el burel fue muy áspero en la lidia, Flores no encontró nunca la manera de meter al astado en su muleta, por lo que decidió despacharlo, en su primer intento el diestro falló al hacer un “metisaca” y después despachó al burel con una estocada trasera. El segundo alternante, Marcial Herce, tampoco corrió con suerte y fue posiblemente el que más reclamos recibió por parte de los aficionados. En su primer burel, “Puedo Esperar”, de 470 kilos, a pesar de que la lluvia seguía sintiéndose, buscó hacer una faena pausada con ambas manos. El capitalino logró algunos buenos lances al ponerse prácticamente en la cara del toro, el cual mostró buen recorrido pero sus condiciones no fueron percibidas por el diestro capitalino. Se tiró a matar y dejó una estocada trasera y desprendida que tardó muncho en hacer su efecto, por lo que escuchó un aviso y se retiró en absoluto silencio. En su segundo burel, “Cariñoso”, ejemplar de 485 kilos, el mundo se le vino encima al matador capitalino, esto a pesar de que el inicio fue promisorio al cuajar las tandas de “naturales” más toreras de todo el festejo. El problema y la bronca de los asistentes se produjo a la hora de matar, ya que Herce pinchó en cuatro ocasiones, intentó hasta en 10 ocasiones descabellar y en medio de fenomenal rechifla e insultos oyó los tres avisos y fue en el tercero cuando por fin logró despachar al astado. El tercer espada de este cartel, Alberto Espinoza “El Cuate”, a pesar de mostrarse con ganas de agradar, tampoco tuvo una afortunada actuación. En su primer toro, “Silencioso” que dio 475 kilos en la báscula, tuvo bonito lance por chicuelinas. Sufrió un revolcón cuando el toro se enredó con uno de sus pitones con el capote haciendo que diera vuelta de campana y darse tremendo golpe contra el piso y de milagro el toro no hizo por él. Durante la lidia, el astado en par de ocasiones buscó al torero, quien evitó los pitones por muy poco. Escuchó un aviso y mató de estocada trasera. En el último toro de este festejo, “Ukito” con 508 kilos de peso, un tanto débil de remos, pues se resbalaba y caía en repetidas ocasiones, el neoleonés buscó por todos los medios de cuajar faena, pero simplemente no pudo, por lo que mató de dos medias estocadas y dos pinchazos. Finalmente se anunció que el cartel para la vigésima primera corrida de la temporada estará conformada por los diestros Christian Ortega, Fabián Barba y Víctor Mora, quienes lidiarán un encierro de la ganadería tlaxcalteca de Cuatro Caminos.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
50
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.