Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Incluyen relato de Poe en colección peruana de textos policiacos

18/01/2012 03:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El primer relato de detectives en la historia de la literatura, “Los crímenes de la calle Morgue”, del escritor estadounidense Edgar Allan Poe, forma parte una colección de relatos policiacos que buscan estimular la lectura entre los habitantes de Perú. Esta obra, que salió el lunes a la venta, es la primera de una serie de 12 textos de autores consagrados en el género, como Arthur Conan Doyle, Anton Chéjov, Robert Louis Stevenson, Jack London, G. K. Chesterton, William Collins y Nathaniel Hawthorne, entre otros. El diario electrónico peruano “La República.pe” precisa que la idea de su grupo editorial es introducir a su auditorio en el género policiaco con esta colección, en la que se incluyen también obras como “Sherlock Holmes en El misterio del Valle Boscombe”. Además, “Una noche de espanto”, “El asunto”, “La víspera del juicio”, “La puerta y el pino”, “El club de los suicidas”, “Las muertes concéntricas”, “Las pisadas misteriosas”, “Cazador cazado”, “La muerte repetida”, “En el bosque”, “En la plaza oscura”, “El ladrón” y “La larga búsqueda del señor Lamousset”. Al cumplirse este jueves 19 los 203 años del natalicio del escritor, poeta, crítico y periodista, “Los crímenes de la calle Morgue” rememora a Poe como “uno de los maestros universales del relato corto” e “inventor del relato detectivesco”. Nacido en la ciudad de Boston, el 19 de enero de 1809, Edgar Allan Poe quedó huérfano a los dos años de edad por lo que fue adoptado por un matrimonio que vivía en Richmond: Frances y John Allan, un acaudalado comerciante de ascendencia escocesa. Al cumplir los cinco años de edad, comenzó sus estudios primarios. Asistió a un colegió en Irvine, Escocia (el pueblo donde había nacido John Allan), durante un corto periodo, que fue suficiente para ponerlo en contacto con la cultura y el viejo folclore escoceses. Posteriormente la familia se trasladó a Londres (1816), donde estudió en un internado de Chelsea hasta el verano de 1817. Más tarde ingresó en el colegio del Reverendo John Bransby en Stoke Newington, que entonces era un suburbio del norte de la ciudad. Allí aprendió a hablar francés y a escribir en latín. De estas vivencias y de la contemplación de los paisajes y arquitecturas góticas de Gran Bretaña nacerían años después relatos como "William Wilson". Con todo, el recuerdo que conservaría Poe de su estancia en este país fue de tristeza y soledad, sentimientos compartidos por su madrastra. Recibiendo la esmerada educación sureña correspondiente a un caballero virginiano, conoció a los clásicos: Ovidio, Virgilio, César, Homero, Horacio y Cicerón, entre otros. Fuera de las horas de clase, ya desde pequeño gustaba de pasar el tiempo hojeando las revistas inglesas que encontraba en los almacenes de su padrastro; allí cautivaban además su imaginación las leyendas marineras que contaban los capitanes de veleros que se acercaban a Richmond. Se dice que algunas de estas leyendas inspirarían en su momento una de sus obras fundamentales: “La narración de Arthur Gordon Pym”. Tras enlistarse al ejército en 1827, Allan Poe publicó su primer libro, un opúsculo de poesía de 40 páginas que tituló “Tamerlane and Other Poems” (Tamerlán y otros poemas), firmado: “By a Bostonian”. En el prólogo afirmó que casi todos los poemas habían sido escritos antes de los 14 años. Sólo se imprimieron 50 copias y el libro pasó prácticamente inadvertido. De acuerdo con sus biógrafos, Poe fue el primer escritor estadounidense que intentó vivir de la escritura, para ello comenzó a abrirse campo en el periodismo, con mucha dificultad. En 1832, y después de la publicación de su tercer libro, “Poemas”, se desplazó a Baltimore, donde contrajo matrimonio con su jovencísima prima Virginia Clem, de tan sólo 14 años de edad. Por esta época entró como redactor en el periódico “Southern Baltimore Messenger” y más tarde en varias revistas en Filadelfia y Nueva York, ciudad en la que se había instalado con su esposa en 1837. Según Poe, la máxima expresión literaria era la poesía y a ella dedicó sus mayores esfuerzos. Es justamente célebre su extenso poema “El cuervo” (1845), así como las piezas líricas “Las campanas” (1849), “Ulalume” (1831) y “Annabel Lee” (1849). Pero la genialidad y la originalidad de Edgar Allan Poe encuentran quizás su mejor expresión en los cuentos que, según sus propias apreciaciones críticas, son la segunda forma literaria, pues permiten una lectura sin interrupciones y por tanto la unidad de efecto que resulta imposible en la novela. La obra de Poe influyó notablemente en los simbolistas franceses, en especial en Charles Baudelaire, quien lo dio a conocer en Europa. El 3 de octubre de 1849, Poe, quien padecía de alcoholismo desde años atrás, fue hallado en las calles de Baltimore en estado de delirio, muy angustiado y necesitado de ayuda. Fue trasladado al Washington College Hospital, donde murió el 7 de octubre de ese mismo año.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
149
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.