Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Indaga Paola Tinoco en los “Oficios ejemplares” de la ciudad

07/08/2011 06:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Agrupados bajo el título genérico de “Oficios ejemplares”, los cuentos de Paola Tinoco no buscan descubrir el hilo negro ni hacer reflexionar a nadie sobre lo soterrado de alguna profesión o lo complejo de la naturaleza humana, sin embargo, al contarlos logra que el lector redescubra la cotidianidad. Con títulos que develan en parte el sarcasmo del que es capaz la autora, transcurren por las páginas de su primer libro sui generis personajes de una humanidad tan abrumadora como pasmosa. A partir de ellos, destaca la capacidad de la autora para provocar que su lector se reconozca en su ficción como parte de una realidad compleja, muchas veces bizarra, capaz de producir sus protagonistas como producto de la más febril imaginación. Personajes construidos de carne y hueso, que lo mismo cautivan por sus posibilidades dramáticas que por la circunstancia en la que los inscribe la también promotora cultural. Una “cenicienta humillada”, un “ladrón de libros”, un “escritor”, un “buzo de cementerios”, o la “esposa de un escritor”, conmueven, hacer reír, provocan náusea y hasta indignación con sus historias, cargadas de un humor sutil, a veces irónico, a veces sarcástico, con el que la autora provoca pero también trastoca al lector. Se trata de 14 historias escritas en un lenguaje directo, sin metáforas ni rebuscamientos innecesarios, que llegan de manera fácil a cualquier lector dispuesto a enfrentarse a este espejo de una urbe que en su crecimiento desproporcionado ha creado y, en algunos casos, mantenido estos “oficios ejemplares”, para sus habitantes. Hijos de familias disfuncionales, empleados de la sobreexplotación laboral, herederos y reproductores de un sistema de consumo donde las relaciones interpersonales se hacen cada vez más conflictivas y difíciles, donde actitudes como la comprensión son cada vez más extrañas, son necesariamente el germen de estos “oficios”. Y es que cuántos lectores conocerán a uno o más “pedigüeños profesionales” o “rezanderas”, como las que describe Paola; cuántos “lavacoches” habrán limpiado las huellas del crimen como parte de su empleo, sin cuestionar su procedencia, y cuántos empleadas se habrán visto en la situación de sus “boleteras”. Porque los cuentos de Paola no son ficciones remotas, sino cotidianidades que ha sabido plasmar con maestría en esta colección de historias, aderezadas con mucho oficio, equilibradas, que atrapan al lector lo mismo por excitantes que por divertidas, e incluso, como dicen sus editores, por morbosas. Es cierto que hay una dosis de ambigüedad moral, pero ésta, como bien señalan sus editores, no estará peleada con el humor, la ternura, el sarcasmo, la maldad y hasta la compasión que despiertan los relatos publicados por “Páginas de espuma”. Porque quién podría no condolerse del “ladrón de libros” o de la “soñatriz”, cuyos finales, contrario a los cuentos tradicionales, no son felices. Para el escritor argentino Andrés Newman, el libro es “un debut que nos hace ansiar lo que vendrá”; mientras que para Ricardo Piglia, éste destaca por su elegancia e ironía, lo que le hace augurar a la autora un gran futuro.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
161
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.