Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cintia Campos escriba una noticia?

Las Industrias Culturales en México

11/05/2011 17:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las Industrias Culturales cada día tienen mayo importancia económica en el mundo, pero ¿Qué son las Industrias Culturales? que está haciendo el gobierno de México para apoyarlas?

En la actualidad las empresas no son valoradas únicamente por sus activos fijos sino también por el valor de sus marcas cuyo insumo principal es la creatividad. Estos bienes o servicios desarrollados bajo la inventiva son protegidos por los derechos de autor.

En materia de derechos de autor y conexos [1] , el auge en los últimos años del intercambio de bienes y servicios culturales protegidos, se relaciona con la globalización y al alto grado de desarrollo que han tenido las telecomunicaciones y las tendencias político-económicas al libre comercio.

Cada día son más los bienes y servicios culturales que se intercambian en el mundo, ya que el libre comercio ha ampliado el mercado y los adelantos tecnológicos en materia de comunicaciones, como el internet, han facilitado su difusión y promoción global.

Es así que podemos ver como la cultura y el comercio se han acercado, insertando productos culturales en el mercado libre generando una mayor riqueza para los sectores culturales y nuevos campos de oportunidad. En este contexto las Industrias Culturales adquieren vigencia y comienzan a formar parte de las políticas públicas en muchos países del mundo.

De acuerdo a Ernesto Piedras en su libro ¿Cuánto vale la Cultura? Contribución económica de las industrias protegidas por el derecho de autor, las Industrias Culturales se definen como: “Aquellas que combinan creación, producción y comercialización de contenidos que son intangibles y culturales en su naturaleza. Estos Contenidos están protegidos por el derecho de autor y pueden tomar forma de bienes o servicios”.

Para la Naciones Unidas, estas industrias son una fuente de desarrollo, entendido no solamente en términos de crecimiento económico, sino también como medio de acceso a una existencia intelectual, afectiva, moral y espiritual satisfactoria [2] .

En este sentido, los titulares de derechos conexos, desempeñan un papel fundamental para el desarrollo de industrias culturales, toda vez que su actividad central es interpretar, ejecutar, comercializar y comunicar las creaciones artísticas y literarias originales de los autores, haciéndolas accesibles y a disposición del público participando en la cadena de valor de las industrias culturales.

El Convenio de Berna para la Protección de Obras Artísticas y Literarias, protege los derechos de los autores de obras artísticas y literarias a nivel internacional, mientras que la Ley Federal de Derechos de Autor establece en su artículo 11 que:

“El derecho de autor es el reconcomiendo que hace el Estado a favor de todo creador de obras literarias y artísticas previstas en el artículo 13 [3] de esta ley, en virtud del cual otorga su protección para que el autor goce de prerrogativas y privilegios exclusivos de carácter personal y patrimonial. Los primeros integran el derecho llamado moral y los segundos, el patrimonial”.

La UNESCO advierte que la importancia de este tipo de industrias va en aumento, ya que por su dimensión internacional, resultan ser un elemento determinante para el futuro en lo que se refiere a la libertad de expresión, diversidad cultural y desarrollo económico.

La declaración Universal de la UNESCO sobre la diversidad cultural, establece que ésta es un facto de desarrollo al decir:

“Art. 3. La diversidad cultural amplía las posibilidades de elección que se brindan a todos es una de las fuentes de desarrollo extendido no solamente en términos de crecimiento económico sino también como medio de acceso a una existencia intelectual, afectiva, moral y espiritual satisfactoria”

De acuerdo a la Guía de la OMPI para determinar la contribución económica de las Industrias relacionadas con Derechos de Autor, las Industrias Culturales se dividen en 4 grupos:

1. Industrias que dependen principalmente del derecho de autor . Estas industrias son las que se dedican enteramente a la creación, producción, fabricación, difusión, comunicación, exposición y distribución de material protegido por derechos de autor.

2. Industrias interdependientes del derecho de autor. Son aquellas centradas en la producción, fabricación y venta de equipo y cuya labor es facilitar la creación producción y uso de material protegido por derechos de autor.

3. Industrias que dependen parcialmente del derecho de autor. En estas industrias, algunas de sus actividades se relacionan con los trabajos protegidos por derechos de autor y pueden implicar la creación, producción, fabricación, funcionamiento, difusión, comunicación y exposición, distribución y venta.

4. Industrias de apoyo. Son aquellas en las cuales una porción de sus actividades se relaciona con facilitar la difusión, distribución o venta de trabajos protegidos por derechos de autor.

De igual suerte, algunos autores consideran también como quinto grupo a la Economía sobre en Industrias Culturales que es la producción de bienes y servicios tanto informales como ilegales que escapan de la detección de estimaciones oficiales.

En México, derivado de la notable y creciente importancia de las Industrias Culturales, se considero necesario diseñar un modelo de políticas públicas amplio, preciso y consistente que identificara claramente los sectores vulnerables y orientase la producción, distribución y consumo de bienes y servicios culturales, desde expresiones del arte popular tradicional y contemporáneo, la edición y venta de libros, hasta los productos cinematográficos, televisivos, sonoros y turísticos, con criterios de suficiencia, excelencia y calidad, así como eficacia en la distribución, promoción y comercialización.

Como resultado de lo anterior, el Programa Nacional de Cultura 2007-2012 contempla como Eje 8 de su política cultural a las Industrias Culturales, reconociendo la importancia y elaborando un diagnóstico del cine, medios públicos, televisión, radio, producción editorial, culturas populares y el diseño.

El plan de acción consta de 16 objetivos que son:

1. Fortalecer el sector de la producción de cine mexicano y fomentar la actividad industrial cinematográfica del país.

2. Difundir la historia del cine mexicano y mundial de calidad entre el público nacional y la cultura cinematográfica mexicana en el extranjero, así como afianzar y ampliar los circuitos culturales y comerciales para la exhibición de cine de calidad en el país, habilitando espacios con la participación de municipios y estados.

3. Alcanzar el nivel de competitividad de los Estudios Churubusco requerido por el mercado en las áreas de negocio básicas.

4. Procurar, a través del Canal 22, la creación y apoyo a nuevos proyectos televisivos culturales que estimulen el desarrollo de nuevos lenguajes audiovisuales y cuyo contenido destaque los más diversos temas de la cultura nacional.

5. Lograr una mayor presencia nacional e internacional para convertir al Canal 22 en una opción atractiva para el televidente en el mayor número de hogares de México y de otros países, y mejorar sus fuentes de financiamiento.

6. Fomentar la calidad y la creatividad radiofónica en Radio Educación

7. Facilitar el acceso a la lectura con un cuidado escrupuloso y efectivo de la determinación de los tirajes y de los costos de producción; el enriquecimiento de los acervos de la Red Nacional de Bibliotecas de títulos en librerías y en ferias.

8. Incrementar el número de espacios de exhibición y venta con calidad y equidad para todos y lograr que la comercializadora del sector cultural mejore su proceso de comercialización y distribución (EDUCAL)

9. Impulsar el desarrollo de productos culturales populares en lo referente al diseño, elaboración y comercialización, en un marco de respeto a sus propios procesos culturales.

10. Destacar el diseño como una expresión cultural y artística de singular valía.

11. Estimular la creatividad en diseño en todas sus vertientes.

12. Expandir al diseño como un elemento de desarrollo creativo, económico y generador de empleos.

13. Establecer políticas que fomenten la consolidación de la industria cultural y la creación de empresas culturales.

En México, se diseño un modelo de políticas públicas amplio, preciso y consistente

14. Contribuir a la protección de los derechos de autor dentro de la industria fonográfica.

15. Poner los nuevos medios digitales al servicio de la información sobre las industrias culturales, así como de la difusión y transmisión de sus productos.

16. Incorporar al marco jurídico de las industrias culturales medidas y condiciones que favorezcan su desarrollo.

En este sentido, todos los organismos del subsector cultura, relacionados con las Industrias Culturales estableces programas de apoyo, dan donativos, incentivos y realizan distintas actividades para lograr cumplir los objetivos planteados por el Programa Nacional de Cultura, como es el caso de:

Instituto Mexicano de Cinematografía

Ha establecido los fideicomisos de apoyo a la producción: el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (FOPROCINE) y el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE) que han robustecido y perfeccionado sus mecanismos de fomento a través de sus respectivas Reglas de Operación generando una nueva relación de corresponsabilidad con la comunidad cinematográfica.

Además, en 2007, se integró el Comité Interinstitucional y se aprobaron las Reglas Generales para la Aplicación del Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción Cinematográfica Nacional (EFICINE), lo que representó contar hasta con 500 millones de pesos anuales para la producción de películas mexicanas. Este hecho marcó un hito en la historia de la cinematografía nacional. Con lo que se ha diversificado las fuentes de financiamiento para el cine nacional.

En 2010, quedó instalado el llamado Fondo PRO AUDIOVISUAL que otorga apoyos a proyectos de la industria cinematográfica y audiovisual que se desarrollan en México, este Fondo pone en práctica el Programa de Apoyo a la Industria Cinematográfica y Audiovisual de Alto Impacto. Con esta medida, se posiciona a México como un escenario de producción de primer orden, se fomenta el desarrollo regional y la atracción de divisas y, en el corto plazo, se originará la creación de empleos directos e indirectos y el fortalecimiento del sector cinematográfico.

Cineteca Nacional

De 2007 a 2010, la Cineteca ha presentado 356 programas abarcando ciclos, retrospectivas y festivales, de estos, 98 en 2010.

Año con año, la Cineteca organiza dos eventos fundamentales: Foro Internacional de Cine (14 películas de tendencia vanguardista) y la Muestra Internacional de Cine (selección de 21 películas de lo mejor del cine mundial).

Estudios Churubusco

De 2007 a 2010 se ha procesado 48 millones 478 mil 311 pies de película impresa y revelada. En comparación con 2007, para 2010 se imprimió y reveló más del 30.4% de pie de película.

Durante este periodo el presupuesto fiscal se ha incrementado un 52% al pasar del 29 millones 164 mil 2 pesos a 61 millones 433 mil pesos.

Canal 22

La misión de Canal 22 es divulgar las mejores expresiones artísticas y culturales de México y el mundo, producir televisión de la más alta calidad, colaborar en la creación de lectores y de públicos para las artes y fomentar una visión crítica de la realidad, con honestidad y eficiencia, en estrecha vinculación con los ciudadanos.

En el periodo 2007-2010 se han emitido aproximadamente 1 mil 519.5 horas de transmisión en vivo

Se creó la única agencia de noticias culturales en la página Web de Canal 22 y se ha llevado al formato televisivo la revista Arte y Cultura de México, como un lanzamiento adicional a la emisión en papel.

A principios de 2010 se iniciaron formalmente las transmisiones HD como un espejo de los contenidos análogos, que sin duda es uno de los grandes logros en esta administración.

El promedio de ventas durante los pasados 7 años fue de 13 millones 6 mil pesos, en el 2008 se obtuvo una venta de más de 26 millones, en 2009 se alcanzó una cantidad record de ventas que superó los 29 millones, y en 2010, la meta fijada fue de 26 millones 8 mil pesos.

Radio Educación

Con una inversión del Gobierno Federal superior a los 346.5 millones de pesos, entre 2006 y 2010, Radio Educación ha transmitido contenidos de la más alta calidad, beneficiando cada año a más de 18 millones de personas y manteniéndose como la emisora educativa y cultural más importante de América Latina.

La emisora consolidó exitosamente la certificación del proceso de la emisión de su señal al aire, de acuerdo con los estándares de calidad y evaluación de la norma ISO 9000, al tiempo que ha ido extendiendo el tránsito de todas las fases que suponen la producción radiofónica hacia soportes digitales.

La transición de la producción analógica a la digital ha significado también la implementación del sistema Dalet para la transmisión radiofónica y la utilización del Sistema Fono 1060, software desarrollado por personal de la propia institución, para la consulta del acervo musical de la emisora, la selección de la programación musical y el seguimiento de la programación al aire.

Radio Educación extendió su red de transmisión vía satélite en beneficio de las radiodifusoras culturales del país al poner a su disposición la señal de la emisora sobre todo en las transmisiones a control remoto desde los estados de la República durante los festivales culturales más importantes como el Festival Internacional Cervantino, el Festival de la Huasteca, el Encuentro de Jaraneros de Tlacotalpan, el Festival FMX, Son Raíz, Visiones Sonoras y la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, entre otros.

Dirección General de Publicaciones del CONACULTA

En los últimos cuatro años, la Dirección General de Publicaciones ha producido 291 títulos en ediciones propias para el fomento a la lectura y 300 en coedición como apoyo a la industria editorial mexicana.

En cuanto apoyos, se ha otorgado a la industria editorial mexicana un total de 23 millones 497 mil 355 pesos para apoyos editoriales y coediciones.

Se han donado 89 mil 807 libros a Bibliotecas Públicas de la Dirección General de Bibliotecas, Programas de lectura para cárceles, Salas de lectura organizadas por miembros de la sociedad civil, Escuelas, Centros Comunitarios, Programas de lectura de los Institutos de Cultura de los estados y Universidades indígenas.

En los últimos cuatro años el número de ejemplares almacenados ha pasado de 54 mil 913 a un promedio de 12 mil.

EDUCAL

Durante el periodo de 2007 al 2010, con el apoyo de la infraestructura comercial de la entidad, conformada por 104 puntos de venta a lo largo del territorio nacional, se puso al alcance de la población una oferta editorial de 22 millones 413 mil ejemplares.

A fin de apoyar a las instituciones públicas en la optimización de sus recursos destinados a la adquisición de materiales bibliográficos, se han suscrito convenios que les han permitido comprar mayores volúmenes, aprovechando la infraestructura y las condiciones comerciales preferenciales que otorgan las diferentes editoriales a EDUCAL.

Durante el periodo de 2007 a 2010, se han surtido 3 millones de ejemplares a instituciones públicas federales, estatales y municipales.

En este sentido, el gobierno mexicano ha destinado cada vez más recursos al sector cultural, promoviendo la construcción y consolidación de industrias culturales que aporten cada vez mayor porcentaje del Producto Interno Bruto al reconocer que este tipo de industrias, son las industrias del futuro.

[1] Para la OMPI, los derechos conexos son: “(…)derechos concedidos en un número creciente de países para proteger los intereses de los artistas intérpretes o ejecutantes, productores de fonogramas y organismos de radiodifusión en relación con sus actividades referentes a la utilización pública de obras de autores, toda clase de representaciones de artistas o transmisión al público de acontecimientos, información y sonidos o imágines (…)” Fuente: Glosario de derechos de autor y derechos conexos, OMPI, 1980, pág. 168

[2] Diagnóstico de la Organización de las Naciones Unidas sobre la situación de los Derechos Humanos en México: derechos culturales. 2003

[3] Artículo 13.- Los derechos de autor a que se refiere esta Ley se reconocen respecto de las obras de las siguientes ramas:

I. Literaria;

II. Musical, con o sin letra;

III. Dramática;

IV. Danza;

V. Pictórica o de dibujo;

VI. Escultórica y de carácter plástico;

VII. Caricatura e historieta;

VIII. Arquitectónica;

IX. Cinematográfica y demás obras audiovisuales;

X. Programas de radio y televisión;

XI. Programas de cómputo;

XII. Fotográfica;

XIII. Obras de arte aplicado que incluyen el diseño gráfico o textil, y

XIV. De compilación, integrada por las colecciones de obras, tales como las enciclopedias, las antologías, y de obras u otros elementos como las bases de datos, siempre que dichas colecciones, por su selección o la disposición de su contenido o materias, constituyan una creación intelectual.

Las demás obras que por analogía puedan considerarse obras literarias o artísticas se incluirán en la rama que les sea más afín a su naturaleza.


Sobre esta noticia

Autor:
Cintia Campos (3 noticias)
Visitas:
915
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.