Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lermanorberto escriba una noticia?

Iniciativa México, “el chou de la solidarida”

08/06/2010 10:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Según entiendo, ellos, quienes sean, no buscarán nada, esperarán tranquilamente sentados a que los que “ya levantaron la mano”, les lleven sus proyectos

Juan Norberto Lerma

Cuando vi los promocionales de Iniciativa México, me sentí identificado con todos ellos. Los personajes de alguna manera capturan, unos mejor que otros, el comportamiento de los distintos sectores de la población que intentan retratar. Sin embargo, me sorprendió que fuera Javier Aguirre quien apareciera a cuadro diciendo un monólogo que a primera vista pretende ser optimista, haciendo un recuento de los logros de otros mexicanos, los que nos antecedieron hace doscientos, cien, y digamos treinta o veinte años.

Quienes están detrás de la campaña Iniciativa México apostaron de nuevo a la desmemoria mexicana. Hace apenas dos meses, Aguirre era tildado por el “respetable público” de poco mexicano, algo así como “malinchista” y lo calificaban de cobarde y “pequeño traidor” por sus declaraciones a un medio de comunicación español. Sin embargo, las figuras de talla importante para encabezar una empresa de vastas dimensiones como la que se proponen estas personas deben estar devaluadas o el abanico de posibilidades ha de ser muy limitado cuando precisamente “El Vasco” tuvo que ser elegido para monologar frente a una especie de escenografía de un México aséptico, irreal y sin habitantes, y en el que como motivo decorativo aparece al fondo, a un lado, al otro, “como aleteando”, el Ángel de la Independencia.

Escuché atento el discurso vigoroso de Aguirre, me asombraron las verdades gigantescas que nos espeta frente a la cámara; la dosis de historia que nos receta en dos o tres frases contundentes me hicieron palidecer y hasta comencé a creer que si “El Vasco” no tenía toda la razón, por lo menos tenía una parte. Pero en México, “la tele” es así, nosotros, los mexicanos, le hemos conferido un poder hipnotizante capaz de hacernos ver una realidad que poco tiene que ver con la que vivimos todos los días y esa distorsión a la mayoría no le importa o piensa que no le afecta. Además, el discurso me sonó conocido, con aires de libro de superación personal, con ecos de la filosofía barata que utilizan todos los gobiernos cuando pretenden verle la cara a sus gobernados. Frases abstractas, pero contundentes, irrebatibles, pero sin sustento. De cualquier forma, me pareció interesante la propuesta de Aguirre y hasta me prometí apuntarme para ser mejor mexicano.

Sin embargo, cuando vi la presentación oficial de la Iniciativa México y me enteré de quienes la patrocinan y los métodos de los que se valdrán para espulgar en el país los mejores proyectos, mi sorpresa fue mayúscula. Los dueños de la tele encabezan la campaña. Precisamente ellos son quienes se han encargado de “educar”, “enrevesar”, envenenar, devaluar lo que somos, tergiversar, deformar, eso sí, de forma muy entretenida, el intelecto de millones de mexicanos de distintas generaciones. Me pareció que su mejor aportación a la Iniciativa México sería prometer o dar a entender, que mejorarían la calidad de sus emisiones, pero en ningún momento hicieron referencia al tema. A lo mejor nos están guardando la sorpresa para cuando se cumpla el Bicentenario de la Revolución, si no es que hay otra antes y entonces la promesa de la calidad será nuevamente diferida.

En cambio, durante su entrevista escuché varias veces la frase: “dejar de buscar culpables” (¿acaso uno será mal mexicano si busca castigo para quien comete o cometió un delito, del tipo que sea? ¿O a qué clase de culpables no hay que buscar para no caer en la injuriosa categoría de “mal mexicano”?). Quizá la frase correcta era: “Si eres culpable de algún delito no vas a participar en la Iniciativa México”. Siendo así, entonces quedaría clara la razón por la que no incluyeron en su proyecto a ninguno de los representantes oficiales del Estado.

"Todo parece indicar que se la Iniciativa México se tratará de un “chou” de solidaridad, generosidad, talento y, por supuesto, de compromiso social ciudadano bendecido por la televisión"

Según entiendo, ellos, quienes sean, no buscarán nada, esperarán tranquilamente sentados a que los que “ya levantaron la mano”, les lleven (utilizando Internet, correo postal, electrónico o caminando) por cuenta propia y sin compromiso su proyecto y, luego de ser meticulosamente seleccionados, tendrán la aberrante oportunidad de ser exhibidos, supongo que en rigurosa cadena nacional, para que “el público” vote para elegir el mejor proyecto.

Todo parece indicar que se la Iniciativa México se tratará de un “chou” de solidaridad, generosidad, talento y, por supuesto, de compromiso social ciudadano bendecido por la televisión. De tal forma, luego del mundial estaremos presenciando, mexicanos que somos, interminables horas de tele aderezadas con “solidaridad televisiva”, “generosidad televisiva”, “compromiso social televisivo”, cualesquier cosa que sea lo que todo eso signifique para ellos.

En suma, se trata de que las televisoras y sus comparsas, los demás medios, envilezcan con su exhibición los esfuerzos de los mexicanos que sí hacen algo por su país. Desde luego veremos jueces que argumenten, escucharemos opiniones de expertos, pero la última palabra la tendrá “el respetable público”, quien con sus llamados telefónicos o votos por Internet decidirán qué proyecto quieren que sea premiado. ¡Caracoles, cuánto ingenio! ¡Y pensar que a nadie en doscientos años se le ocurrió esa idea para transformar el país! Ellos mismos deberían llevarse un premio por generar tan brillante solución. Pobre Hidalgo; pobres de Zapata, Madero y Villa. Si hubieran nacido en esta época hubieran disfrutado de una larga e insulsa vida.

En fin, habrá que ahorrar para gastar nuestro dinero en votar en esta gigantesca “academia” del compromiso social, o en este gran “baile de la generosidad” para no ser tildados de “negativos” y “malos mexicanos”. En una de esas y hasta apareceremos en los libros de historia como miembros de una población que con una llamada telefónica para apoyar tal o cual proyecto ayudamos a transformar la realidad que le heredaríamos a la futuras generaciones.


Sobre esta noticia

Autor:
Lermanorberto (28 noticias)
Visitas:
858
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.