Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Injusto dejar fuera de la historia oficial a Saturnino Cedillo

12/08/2010 09:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El general Saturnino Cedillo no fue canonizado en el panteón oficial porque después de haberse iniciado en la Revolución, en 1912, al lado de Francisco I. Madero, y luego de haber apoyado a Obregón, Calles y Cárdenas, su vida terminó en una rebelión en 1938, la última armada en México, y eso le costó ser despojado de los atributos que pudo haber tenido como revolucionario. Así se expresó el historiador Carlos Martínez Assad, escritor e investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, al explicar las razones que lo llevaron a escribir su más reciente libro, “El camino de la rebelión del general Saturnino Cedillo”, obra literaria que ya se encuentra en las mesas de novedades de librerías en todo el país. “El propósito de este libro es demostrar “la otra historia”, o cuando menos los aspectos de la historia que no han sido suficientemente considerados, en particular por la historiografía oficial, generalmente más adicta a los héroes de bronce, a las esculturas que santifican hombres como si fueran personajes de la Iglesia Católica”, explicó el escritor en entrevista con Notimex. Destacó que su trabajo como historiador está alejado de esos personajes que la misma historia oficial ha purificado, despojándolos de los vicios, las traiciones y problemas que enfrentaron en vida. Sobre todo, dijo, trata que prevalezcan los ojos de la objetividad. “Yo no decido quién fue bueno y quién no, sólo recurro a lo que fue la historia y presento a los personajes tal cual fueron, como Saturnino Cedillo”. “El camino de la rebelión del general Saturnino Cedillo”, coordinado por Martínez Assad, relata en 172 páginas el devenir histórico de ese personaje y se da nueva luz a la leyenda de su vida y quehaceres, mediante datos hasta ahora desconocidos, numerosas fotografías de alto valor histórico y documental, y un formato de mediano tamaño cuya portada en color sepia da un toque de época a la obra. El entrevistado dejó ver que ese tipo de personajes “son parte de la historia nacional verdadera y por sólo eso, hay que ponerlos” en el aparador para que todo mundo los conozca. A los textos de historiadores de reconocido prestigio como Dudley Ankerson, Romana Falcón, Friedrich Katz, Rebeca Monrroy Nasr y el mismo Martínez Assad, se suma un acervo fotográfico, posible con el apoyo del Archivo General de la Nación. A lo largo de sus investigaciones en torno al personaje en cuestión, fue “el desprecio con que lo miran varios historiadores de entonces y de hoy, así como varios personajes de la época. José Vasconcelos lo apodó “El general huarache” no sólo porque era indígena, sino porque no quiso seguir a Vasconcelos, quien le prometió triunfos si lo seguía en sus movimientos e ideologías”. Martínez Assad logró traer a la actualidad a ese personaje, “hecho de lado por la historia”. A pesar de que Cedillo fue pieza clave en la Revolución Mexicana, en el Archivo de la Secretaría de la Defensa Nacional no se encuentra mucha información sobre él, porque a muchos generales les causa escozor pensar que Cedillo pertenece a la estirpe del Ejercito Mexicano”, dijo el investigador social. Cedillo, dice su texto, es una de las figuras más conspicuas de la historia de México, uno de los últimos caudillos revolucionarios que intentaron, mediante la fuerza militar, mantener un poder independiente al del gobierno central debidamente establecido y ahora, en el marco de los festejos del Centenario de la Revolución Mexicana, se publica la vida de esa figuras peculiares de la historia de nuestro país. Nacido en San Luis Potosí en 1890, Cedillo peleó durante la Revolución en contra de Victoriano Huerta. Fue gobernador de su estado entre 1927 y 1931, y desempeñó distintos cargos durante las administraciones de Ortiz Rubio y Lázaro Cárdenas, entre ellos la cartera de la Secretaría de Agricultura, la cual ocupó en dos ocasiones, y a finales de los años 30, encabezó una rebelión armada en contra del general Lázaro Cárdenas, acción que le costaría la vida.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
600
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.