Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Niove escriba una noticia?

Los Inmigrantes…….Sueños y Esperanzas

30/05/2012 00:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los inmigrantes son seres que buscan mejorar sus condiciones de vida, brindarles a sus hijos una oportunidad y la esperanza de un futuro digno, con calidad educativa y poder llenar las carencias económicas que a las que se enfrentan en sus países de origen

Cuando estamos del lado legal es tan fácil criticar a los ilegales, no sabemos ni comprendemos el sabor amargo de ser un ilegal mas, de las injusticias, miserias, soledades, vejaciones, tener que estar escondiéndose como si fuesen unos criminales. El miedo se apodera de la sangre, del cuerpo, del alma, no se sabe ser libres, ni de sus propias mentes.

Triste realidad de la vida, seres que tienen en el alma un sueño, una esperanza, y dejan todo en su patria, sus hogares, padres, hermanos, hijos, cargando solo en sus espaldas un sueño, el de “supuestamente” un mejor vivir.

Son explotados, humillados, marginados y hasta masacrados, solo les acompaña una fe inquebrantable y el deseo de un mejor porvenir, tienen tantas ilusiones, pero la realidad es cruel, muchos quedan en el camino.

Sufren, padecen y solo el recuerdo de lo dejado, los reconforta y alimenta para seguir la dura batalla, se aferran a esa pequeña luz de esperanzas.

¿Cuántos llegan a la meta?, ¿Cuántos perecen en el camino?, ¿Cuántas lágrimas amargas derramadas?

Pero nadie los entiende, serán siempre los incomprendidos, los del otro lado, los usurpadores, los que no merecen la oportunidad, porque no son la raza superior, ni reconocidos como hijos de esta nueva humanidad.

Sin embargo, esos inmigrantes, son los que les dan vida, calor, amor y humanidad a las tierras, que han regado con su sudor, sus esperanzas, ilusiones, sangre, lágrimas y oraciones, porque en sus almas poseen el don divino, que aquellos que lo poseen todo y piensan que por el sistema han perdido y dicen tener derechos propios y no reconocen los méritos de esos que tanto han luchado, para construir un camino, un mejor destino.

Los inmigrantes, serán siempre los que nunca pertenecerán a un cielo propio, llevarán en sus almas el recuerdo de lo abandonado, el tesoro de sus costumbres, el olor de sus campos, la sonrisa sincera de un fiel amigo, de un hermano, la mano que se extiende abierta, sin pedir nada a cambio, porque aunque pobres en lo material, son tan ricos en lo humano.

Inmigracion, trabajadores, marginados, denuncias, luchas por sus derechos

Aunque logren llegar a la meta, de obtener el triunfo del sueño dorado, nunca podrán olvidar, que al pasar el muro, los verán siempre como los mojados, los del otro lado, los usurpadores, los sin patria, siempre habrá alguien que los señalen como los marginales, los sin derechos, pero a pesar de todo, tienen tanto orgullo en su pecho, que alzando la mirada podrán gritar al mundo:

¡Somos triunfadores! Porque llevamos en el alma la marca de la vida, de la lucha, de la libertad y el sabor de la victoria.

Los inmigrantes, solos, en la apuesta por la vida, con hambre, sed, frio y miedo, alertas para traspasar la línea, esa línea, que los llevara al mundo de la esperanza, esa línea, que huele a muerte, esa línea, donde los cazadores con sus almas despiadadas, acechan como hienas hambrientas.

Qué tristeza que exista esa línea divisora, no solo es frontera, es el muro que separa la humanidad, olvidan que al llegar a esos tres metros bajo tierra, todos son iguales, ricos, pobres, blancos, negros, indios, latinos, nada los diferenciara, los gusanos por igual los devorarán.

Mexicanos, Cubanos, Venezolanos, Colombianos, Nicaragüenses, Salvadoreños, Puertorriqueños, Costarricenses, Argentinos, Africanos, Haitianos, Marroquíes, Árabes, de todas las razas y nacionalidades que sean inmigrantes, ilegales luchadores, que sientan que les falta el olor de sus bellas tierras, sus raíces verdaderas.

¡Todos, levanten sus banderas con honor!, que no es pecado ser mojados, ni inmigrantes, lleven como Cristo la cruz, con amor.

Pareciera que el pecado más grande, es la raza, el color de la piel, no la legalidad de un papel.

Inmigrantes, no abandonen su lucha, no olviden sus orígenes aunque abrasen el sueño dorado, mantengan en el alma, esa llama viva de sus antepasados, eleven la mirada, no dejen que su orgullo y su dignidad, por un trozo de pan sean pisoteados, que jamás nadie les diga, que por caridad o lastima los han amparado, hasta un animal se les cobija, para luego maltratarlos.

No olviden nunca que la vida sin honor…..es un fracaso.


Sobre esta noticia

Autor:
Niove (7 noticias)
Visitas:
2255
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.