Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Inmortalizó “La comedia humana” a Honorato de Balzac

17/08/2010 02:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Célebre por ofrecer una descripción realista de la sociedad francesa de su tiempo, el escritor Honorato de Balzac, fallecido el 18 de agosto de 1850, es reconocido por la realización de su proyecto más ambicioso, una obra gigantesca a la que llamó “La comedia humana”. Honorato de Balzac nació en la población de Tours, Francia, el 20 de mayo de 1799. Hijo de un campesino convertido en funcionario público, Balzac tuvo una infancia no muy feliz. Obligado por su padre, estudió leyes en París, entre 1818 a 1821; sin embargo, decidió dedicarse a la literatura, pese a la oposición paterna. Entre 1822 y 1829 vivió en la más absoluta pobreza, escribiendo teatro trágico y novelas melodramáticas que apenas tuvieron éxito. Posteriormente probó fortuna como editor e impresor, pero se vio obligado a abandonar el negocio en 1828, al borde de la bancarrota y endeudado para el resto de su vida. Para 1829, Balzac escribió la primera novela que lleva por nombre “Los chuanes”, basada en la vida de los campesinos bretones y su papel en la insurrección monárquica de 1799, durante la Revolución Francesa. Aunque en ella se aprecian algunas de las imperfecciones de sus primeros escritos, es su primera novela importante, marca el comienzo de su evolución como escritor, que produciría cerca de 95 novelas y numerosos relatos cortos, obras de teatro y artículos periodísticos en los 20 años siguientes. En “La comedia humana” (1834) Balzac concibió la idea de fundir todas sus novelas en una sola, su intención era ofrecer un gran fresco de la sociedad francesa en todos sus aspectos, desde la Revolución hasta su época. En una famosa introducción, escrita en 1842, explicó la filosofía de la obra, en la cual se reflejaban algunos de los puntos de vista de los escritores naturalistas Jean Baptiste de Lamarck y Etienne Geoffroy Saint-Hilaire. Balzac afirmaba que, así como los diferentes entornos y la herencia producen diversas especies de animales, las presiones sociales generan diferencias entre los seres humanos, de ahí que él se propuso describir cada una de lo que llamaba “especies humanas”. La obra incluiría 137 novelas, divididas en tres grupos principales: “Estudios de costumbres”, “Estudios filosóficos” y “Estudios analíticos”. El primer grupo, que abarca la mayor parte de su obra escrita, se subdivide a su vez en seis escenas: privadas, provinciales, parisinas, militares, políticas y campesinas. Las novelas incluyen unos dos mil personajes, los más importantes aparecen a lo largo de toda la obra, desafortunadamente Balzac sólo logró completar dos tercios de este enorme proyecto. Entre las novelas más conocidas de la serie figuran “Papá Goriot” (1834), que narra los excesivos sacrificios de un padre con sus ingratas hijas; “Eugenia Grandet” (1833), donde cuenta la historia de un padre miserable y obsesionado por el dinero que destruye la felicidad de su hija. Además de “La prima Bette” (1847), un relato sobre la cruel venganza de una vieja celosa y pobre, y “Las ilusiones perdidas” (1837-1843), un relato sobre las ambiciones de un criminal, “Vautrin”, dotado de una inteligencia única. Para Balzac, la descripción del entorno en sus obras es casi tan importante como el desarrollo de los personajes. En cierta ocasión afirmó que “los acontecimientos de la vida pública y privada están íntimamente relacionados con la arquitectura”, y en consecuencia, describe las casas y las habitaciones en las que se mueven sus personajes de tal modo que revelen sus pasiones y deseos. Para los expertos, los personajes de Balzac son perfectamente creíbles y reales, todos parecen más activos, vivos y desarrollados que sus modelos reales, por lo que esta superación de la vida es un rasgo característico de sus personajes. Además, Balzac convierte en sublime la mediocridad de la vida, sacando a la luz las partes más sombrías de la sociedad, confiriendo al usurero, la cortesana y el dandi la grandeza de héroes épicos. Entre sus numerosas obras destacan, además de las ya citadas, las novelas “La piel de zapa” (1831), “El lirio del valle” (1835-1836), “César Birotteau” (1837), “Esplendor y miseria de las cortesanas” (1837-1843) y “El cura de Tours” (1839). “Los cuentos extravagantes” (1832-1837), la obra de teatro “Vautrin” (1839) y sus célebres “Cartas a la extranjera”, que recogen la larga correspondencia que mantuvo desde 1832 con Eveline Hanska, con quien se casó en marzo de 1850, para después morir en ese mismo año el 18 de agosto.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
322
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.