Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Instala Museo Dolores Olmedo ofrendas en plazas comerciales

01/11/2010 04:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con el propósito de que un mayor público pueda tener un acercamiento a la celebración del Día de Muertos, pero sobre todo apreciar piezas únicas de la Colección de Arte Popular del Museo Dolores Olmedo, este espacio museístico exhibe cuatro ofrendas en distintos puntos de esta ciudad. En el marco de esta festividad de origen prehispánico que honra a los difuntos el 2 de noviembre, autoridades de ese recinto instalaron ofrendas “extra-muros”, con la intención de unirse a esta conmemoración y celebrar 16 años de su fundación. En el Centro Comercial Perisur se presenta la ofrenda “Las calacas que hicieron nuestro cine”; en Interlomas, “Los jinetes del Apocalipsis”; en Reforma 222 “Las calacas pintan sus murales”, y en el Hotel Sheraton María Isabel del Centro Histórico, se presenta “Pulquería La Rosita”. Carlos Phillips Olmedo, director de este espacio cultural, afirmó que las ofrendas del Museo Dolores Olmedo siempre han sido consideradas como ofrendas artísticas, ya que no sólo rescatan la tradición de los altares de muertos, sino que además brindan un homenaje al trabajo artesanal de México. En este caso, dijo, a la labor de artesanos chiapanecos, quienes este año participan en una muestra gastronómica y artesanal en ese recinto, así como al trabajo de la familia Linares, con sus elaboradas piezas de cartonería. Refirió que la tradición de las ofrendas la comenzó su madre, la coleccionista Dolores Olmedo Patiño (1908-2002), junto con el muralista Diego Rivera (1886-1957) en 1954, después de la muerte de la pintora Frida Kahlo (1907-1954). “En esa época había una enorme influencia de ´Halloween´ en México, fue cuando entraron al país estas religiones cristiano-americanas; era tanta la influencia, que se colocó la primera ofrenda y por cierto fue en el Anahuacalli. “Y de ahí, todos los años se coloraron ofrendas en el Anahuacalli y a partir de que se abrió el Museo Casa Frida Kahlo, también se hizo ahí; entonces se trata de una historia de 56 años y se hizo para, de manera específica, proteger las fiestas nacionales para que no se pierdan en este nuevo modernismo”, señaló el promotor cultural. Incluso, reveló que el citado museo cuenta, desde el 2009, con un amplio programa de festividades nacionales; entre ellos, la Semana Santa. “Ya tenemos la Semana Mayor, el Altar de Dolores, la quema de Judas, el próximo año agregaremos la Cruz de Mayo, y así durante los siguientes años vamos a ir incorporando fiestas nacionales que todavía sobreviven para no perder la tradición”, comentó. Por su parte, Josefina García, directora del área de Servicios educativos de ese espacio museístico, refirió que las “ofrendas-extramuros” fueron pensadas en dos aspectos: rescatar esta tradición y que la gente sepa de la existencia del Museo. “Pensamos que se tenía que llegar a plazas comerciales, que es donde hay una mayor cantidad de gente” “Se trata de una tradición de 56 años, a fin de que nuevas generaciones conozcan cuáles son elementos que caracterizan a estas ofrendas. Por lo que hace a la ubicada en el sur de la capital mexicana, ésta se encuentra dedicada a personajes de la época de Oro del Cine Mexicano; es el caso de Pedro Infante, Jorge Negrete, María Félix, Mario Moreno “Cantinflas”, así como a cineastas de la talla de Emilio “Indio” Fernández, todos ellos, elaborados en cartonería en forma de calavera. En Interlomas, la temática es la Revolución mexicana, cuyo personaje principal es Emiliano Zapata; en Reforma 222, se exhiben escenas que el Museo retomó de una ofrenda que hicieron el año pasado respecto al muralismo en México. Mientras que en el hotel del Centro Histórico se recrea “La Pulquería La Rosita”, uno de los primeros murales que pintaron los alumnos de Frida Kahlo, los llamados Fridos, y lugar que frecuentaba Diego Rivera en el Barrio de Coyoacán. Por lo pronto, el Museo continúa con las actividades del Día de Muertos, con una muestra gastronómica y artesanal, con la participación del estado de Chiapas. Asimismo, presenta una Ofrenda de Día de Muertos dedicada a las celebraciones del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución, en la que aparecen los protagonistas de estas gestas históricas elaborados en cartón. Por lo que hace a su Altar de Muertos, este año esta dedicado a la fundadora del recinto y a su madre, María Patiño. Hasta el próximo 5 de noviembre, un grupo de 18 artesanos de la entidad invitada, ofrecerán al público la oportunidad única de adquirir sus creaciones; además, el visitante podrá degustar de comida típica, elaborada de manera especial para los festejos a los muertos, así como platillos famosos de la región, como los tamales de chipilín. Sobresale además un tradicional concurso de disfraces de “La Calavera Catrina”, que en esta ocasión convoca a los participantes a que su traje sea inspirado en algún personaje de la Independencia o la Revolución. El certamen, que se celebra mañana, tiene dos categorías, de 6 a 17 años y de 18 en adelante, y los ganadores de los primeros lugares se harán acreedores a un viaje para dos personas al estado de Chiapas. En tanto que los segundos y terceros lugares recibirán una pequeña estatuilla y obsequios de los patrocinadores.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
317
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.