Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Intolerancia es barbarie

10/01/2015 01:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagePor Julio Santoyo Guerrero

La expresión extrema de la intolerancia es la barbarie. Y no siempre cabe en la cabeza de las sociedades modernas que tales conductas puedan ocurrir si hace alrededor de tres siglos que la razón como articuladora de la civilización se ha difundido con fuerza y como política educativa de los estados contemporáneos.

Llegamos a creer que la ruta hacia una mejor vida era lineal y que la humanidad caminaba desde la oscuridad de la barbarie hacia la luz de la civilización. Llegamos a creer que la razón era el instrumento para construir los saberes y técnicas que necesitábamos para ser humanamente mejores. Y nos hemos encontrado con que los instrumentos de la razón y sus creaciones están siendo volcados para destruir al propio hombre y a la naturaleza.

En los albores del siglo XXI el entusiasmo nos llevaba a creer que el nuevo milenio sería el tiempo y el espacio para que las libertades, los derechos de los hombres, el respeto a la vida, la colaboración solidaria, la coexistencia pacífica entre naciones, culturas y religiones, adquirieran carta de naturalidad y fueran la pasta valoral de otra humanidad, la humanidad del futuro.

El optimismo nos cegó la mirada sobre el horizonte. La barbarie, ese monstruo que se solapa oportunistamente detrás de ciertas razones modernas de la ciencia, la religión, las leyes, la economía, la raza, el Estado, está tan viva como en las épocas más oscuras de la humanidad. En proporción tal vez seamos menos bárbaros que nuestros ancestros medievales u otros, pero no menos crueles y sanguinarios. Cualquier brote de intolerancia siempre anuncia el advenimiento de acciones de barbarie que pueden provenir incluso del mismo Estado como creación de la razón: en todo el mundo hay naciones que lo ejemplifican.

La intolerancia y la barbarie, en sus acciones, siempre toman como blanco de exterminio la desaparición física de quien ejerce una libertad, como simbolizando en la muerte física la muerte misma de la libertad ejercida. Un crimen racista intenta matar la libertad a la existencia de un grupo racial; un crimen homofóbico intenta matar la libertad por la preferencia sexual; un crimen por la religión intenta matar la libertad de creencia; un crimen político intenta matar la libertad de la acción política; un crimen contra un periodista intenta matar simbólicamente la libertad de expresión.

El asesinato de los doce periodistas del semanario de humor francés "Charlie Hebdo" por extremistas musulmanes cae como balde de agua fría sobre la sociedad europea que por años ha intentado construir una cultura del respeto a las libertades y a los derechos humanos. Es un pésimo aviso de que la intolerancia y la barbarie están a la vuelta de la esquina incluso en sociedades tan tolerantes como la francesa. Lamentablemente para sociedades como la nuestra la noticia es un acto rutinario. No por algo México es uno de los países con mayor número de periodistas asesinados y en donde el ejercicio de la libertad de expresión es un riesgo.

Los gobiernos del mundo y las sociedades deberíamos hacer un alto en el camino para considerar la posibilidad de que muchos de los valores de nuestra modernidad están mal planteados y también obligadamente preguntarnos si nuestros sistemas educativos están caminando hacia los propósitos universales de una civilización comprensiva, tolerante y colaborativa. Es decir, replantearnos el perfil de la humanidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
122
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.