Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Invade la “Pasión por Inanna” al Centro Cultural Bella Época

05/08/2011 04:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Centro Cultural Bella Época fue la sede del encuentro multidisciplinario “Pasión por Inanna”, en el que se destacó la imagen e influencia de la primera y más antigua diosa que se tienen registro. Las actividades programadas en torno a la traducción al español del libro "Inanna. Reina del cielo y de la tierra", realizada por la doctora Elsa Cross, iniciaron con una mesa redonda, en la que participaron los escritores Elsa Cross, Julio Trujillo, Ursus Sartoris y Blanca Solares. En el cine Lido, de la librería Rosario Castellanos, la poeta Elsa Cross destacó su interés por el personaje de Inanna desde el descubrimiento de las tablillas cargadas de poemas dedicados a la diosa. Además de afirmar que “no es un libro para especialistas, es un texto que se lee con fluidez, que se está leyendo mucho… se trata de un clásico”. Cross dio una breve explicación sobre la historia de Inanna, sobre el trabajo que varios artistas e intelectuales han hecho teniendo como fondo a esta diosa y lo que en México se ha trabajado y fue capaz de reunirse, de alguna manera, en este centro cultural. El segundo en tomar la palabra fue el maestro y poeta Ursus Sartoris, quién se centró en el regocijo y poder simbólico que tuvo y tiene esta diosa sumeria, siendo una figura femenina con poder de decisión sobre una cultura, sobre la naturaleza, la energía y el universo. En su participación, la investigadora y escritora Blanca Solares describió a la diosa sumeria como “la primogénita de la luna, juez justa, la que perdona los pecados, la que abre el vientre, autora de todos los secretos, asombro del mundo, gran señora del cielo”. Manifestó su gusto por la manera en la que se ha rescatado una figura femenina con gran poder en el universo, además del interés y satisfacción que le ha traído este libro que narra de manera amena la historia de una cultura, de una civilización en torno a la deidad del cielo y de la tierra, de la vida, de la muerte, de la fertilidad y la esterilidad. Esta especialista comentó que el libro, que se divide en dos partes, “no pierde la maravilla de la narración”, sino que se complementan estas dos partes para entender primero la historia mitológica y después los comentarios del autor y de la editora. Después de estas palabras el poeta Julio Trujillo cedió el escenario a la representación de este mito sumerio, con miembros de la Escuela Nacional de Teatro, bajo la dirección de Lorena Maza. La lectura dramatizada de “Inanna”, contó con la participación de los actores Angelina Peláez, como la narradora; Renata Ramos, como “Inanna”; Erando González, como “Enki” dios de la sabiduría, y David Calderón, como “Utu” dios del sol, hermano de “Inanna”, entre los más cercanos a esta diosa. Además de Andrés Zuno, como “Isimud”; Emma Dib, como “Ninshubur”; Israel Islas, como “Dumuzi”; Terésa Rábago, como “Ningal” y “Sirtur”; Andrés Zuno, como “Neti”; Rosenda Monteros, como Ereshkigal”; David Calderón, como “Kurgarra”; Sonia Franco, como “Gálatur”, y Érika de la Llave, como “Geshtinanna”. Al término de esta actividad artística, se invitó a la galería Luis Cardoza y Aragón, para presenciar la interpretación de la pieza para piano y soprano, también titulada “Inanna”, de Mariana Villanueva, quien estuvo acompañada por la soprano Lorena Aguilar y el diseño sonoro de Galo González. Esta obra musical, se dijo, parte de una imagen de la música como experiencia altamente espiritual, tratando de conectar, una serie de tradiciones de diversas épocas que van desde el gregoriano hasta Manuel de falla y George Crumb. Su enfoque, se explicó, se dirige hacia el símbolo y los mitos como expresión velada de lo trascedente y la conexión hacia el fundamento de todo ser vivo, de ahí surge el título de la pieza. Para cerrar con broche de oro las actividades, se inauguraron las exposiciones: “La diosa de la estrella de la mañana”, de la doctora Alicia Montemayor García y “Ofelia Iszaevich: nuevos espacios poéticos”, de la maestra Ofelia Iszaevich, en la misma galería donde se llevó a cabo la intervención musical. La primera exposición está compuesta de 11 ilustraciones de Alicia Montemayor, en la que, de acuerdo a sus palabras, presenta “sellos, vasijas y tablillas de arcilla, objetos que nos permiten ver a Inanna como los hicieron los sumerios”. En los dibujos se presentan sellos de Mesopotamia norte, cerca del 6, 500 a.C., en donde se “aseguran bienes, se establecen su procedencia, marcan las tablillas escritas, en donde convive la imagen con la escritura, en escenas rituales complejas y animadas”. Estas ilustraciones acompañan el poema de “Inanna”, dijo la artista, “busco mostrar a esta diosa, paradójica y caprichosa, tal y como la concibieron los artistas de Mesopotamia; búsqueda arqueológica y descubrimiento de un mundo ajeno y cercano a nosotros”. Mientras que en la segunda exposición se pueden apreciar 19 obras plásticas de Ofelia Iszaevich, que de acuerdo con Miguel Ángel Muñoz, “la fuerza visible de las obras se centra, en esa pasión que comunican por la pureza de lo pictórico y su cualidad como luz, en esa obstinación en el salto mortal. Mucho más que en cualquier posible íntima reflexión que las haya originado”. Con esta actividad cultural en torno al libro “Inanna. Reina del cielo y de la tierra”, cerró este programa multidisciplinario, “Pasión por Inanna”. Aun así las exposiciones estarán abiertas al público en la librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica hasta el 21 de agosto próximo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
146
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.