Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Es invisible, inadvertible, la discapacidad auditiva: Miriam Kravzov

10/02/2012 09:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Miriam Kravzov Appel, directora operativa de Amaoir, institución que brinda atención a personas con hipoacusia y capacita a pacientes, familiares, médicos y educadores para alcanzar una mejor calidad de vida e integración social, presentó la “II Antología de cuentos. Escucharte más”. “Los textos reunidos en esta selección dan testimonio de pacientes y familiares sobre cómo llevan su discapacidad auditiva, que es invisible, porque a un ciego lo identificamos rápidamente, pero a un sordo no”, mencionó la benefactora entrevistada por Notimex con motivo del lanzamiento del nuevo libro. Informó que en el segundo tomo de la antología se dan cita cuentos y escritores consagrados, como Yudi Kravzov Appel, lo mismo que autores incipientes y personas que escriben por el puro amor a las letras. Los testimonios provienen principalmente de personas con hipoacusia o de sus familiares más cercanos. La antología “Escucharte más” fue presentada en una emotiva reunión en la que un paciente que está a punto de perder el oído leyó algunos textos, y otra más, casi sorda, tocó el violín, a pesar de que ya no tiene capacidad para oír el sonido de dos cuerdas de su instrumento musical. “Aprecio mucho el ruido del tráfico de la Ciudad de México; aprecio escuchar la sirena de la patrulla y de la ambulancia”, dijo la entrevistada, “porque hay personas que no pueden tener ese placer. Es importante que la gente sepa que siempre se escucha algo y que al no hacerlo, se pierde parte de la vida misma”. Explicó que cuando cerramos los ojos, podemos darnos una idea de cómo se siente una persona invidente al dejar de ver y admirar el mundo que la rodea, “pero es difícil compararnos con un sordo, porque aunque tapemos nuestros oídos, seguimos escuchando algo; siempre hay un sonido a nuestro alrededor”. Sobre la antología, dividida en cuentos y testimonios, Kravzov Appel mencionó que se lanzó la convocatoria previa para que escritores y público general mandaran sus textos, invitación extensiva a pacientes y familiares, “porque es un padecimiento que lo tiene una persona pero afecta a toda la familia”. Ejemplificó al apuntar que es común que en casa, el abuelo o la abuela estén un poco sordos. “La familia se desespera, se enoja y termina gritando o ignorando a los abuelos, y es entonces que inician los problemas colaterales a la discapacidad. Por eso es importante que pacientes y familiares saquen lo que llevan dentro”. Lo cual puede ser “a través de (la escritura de) textos cortos o largos en los que dejan ver su experiencia y la comparten con los demás. Deseamos que la persona que tenga algo qué contar, pueda exteriorizar sus sentimientos, por lo que previo a la convocatoria les ofrecimos dos pláticas de sensibilidad, para que puedan y quieran escribir”. Además, añadió la directora operativa de Amaoir, institución sin fines de lucro, se fomenta la cultura del paciente con problemas auditivos no sólo entre quienes tienen esa discapacidad y sus familiares, sino en la calle, la escuela, el trabajo, por todas partes, para que los pacientes tengan acceso a todo. Así, el libro tiene en sus cuentos el tema recurrente de los problemas que debe afrontar quien no escucha normalmente. “Es triste y lamentable que se les dice una cosa y entienden otra, y a los pocos minutos de conversación, paciente e interlocutor parecen estar teniendo, cada cual, una charla totalmente distinta”. La “II Antología de cuentos. Escucharte más” está disponible en las oficinas de la institución y se puede enviar a cualquier punto de la república, destacó la entrevistada. “Tiene un tiraje de tres mil ejemplares y contiene testimonios como el de la madre sorda que ha perdido el privilegio de escuchar a sus hijos. “Algunos testimonios de mamás reflejan su dolor al no poder escuchar las primeras palabras de sus hijos, sus risas y sus llantos. Una de ellas platica lo que le está pasando y cómo sus hijos se desesperan, porque no la escuchan bien; llora el bebé en la noche, no lo escucha y eso puede ser hasta peligroso”. Otro testimonio deja ver que existen adolescentes con esta discapacidad que han sido ofendidos, agredidos y hasta golpeados en la calle, porque alguien les pide la hora y al no recibir una respuesta, quien preguntó los toma por groseros y en seguida vienen los ataques, concluyó Kravzov Appel.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
259
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.