Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

En juego futuro de Opel al vencer plazo para proyectos de salvamento

20/05/2009 05:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El plazo para que inversionistas presentaran proyectos de fusión y de saneamiento de la empresa alemana automotriz Opel, aún filial de General Motors (GM), venció hoy entre rumores de que el gobierno ampliaría el período. El ministro de Economía de Alemania, Karl-Theodor zu Guttenberg, no quiso hacer declaraciones sobre la reunión que mantuvo este miércoles en Berlín el gobierno alemán sobre el futuro de Opel. En el encuentro sobre el futuro de la filial europea de GM, participaron la canciller federal Angela Merkel, el vicecanciller Frank-Walter Steinmeier y los ministros de Economía, Finanzas y Trabajo, Karl-Theodor zu Guttenberg, Peer Steinbruck y Olaf Scholz. Mientras, una delegación del gobierno integrada por representantes de los Ministerios de Economía y Finanzas y de la Cancillería, están ya listos para viajar a Washington este fin de semana en caso de que fuese necesario, para comenzar con las negociaciones. Como favoritos para participar en Opel se alzan el fabricante italiano de automóviles Fiat, así como el productor de componentes austriaco-candiense Magna. Sin embargo, el inversor financiero internacional RHJ también se perfila como posible candidato. Fiat quiere convertirse con la participación en el negocio europeo de GM en el segundo mayor fabricante de automóviles del mundo, por detrás de Toyota. Con ello englobaría las marcas de GM-Opel, Vauxhall y Saab, así como las que ya posee el consorcio italiano, entre las que destacan Fiat y Alfa Romero. Además, el fabricante italiano quiere expandir su negocio por Sudamérica. Sin embargo, los críticos advierten de un posible desmantelamiento de las plantas alemanas debido a que los negocios de Opel y Fiat se entrecruzan. El comité de empresa de Opel ve 18 mil puestos de trabajo en peligro. Por su parte, Magna, sólo ha presentado hasta el momento un "gran concepto". Es conocido, que el suministrador quiere adquirir Opel con la ayuda del fabricante de automóviles ruso GAZ y del banco estatal ruso Sberbank. Su intención es convertirse en el mayor fabricante europeo-ruso capaz de producir hasta cinco millones de vehículos al año, de los que un millón se venderían en el mercado ruso. Según este plan, Magna poseería 19.9 por ciento de la nueva empresa, el consorcio GAZ y el Sberbank 30.1 por ciento y GM hasta 40 por ciento. Por su parte, el consorcio matriz estadunidense de Opel debe presentar el 29 de mayo un proyecto de futuro al gobierno de Estados Unidos, aunque aumentan las señales que indican que GM se declarará insolvente, lo que desencadenaría graves consecuencias en la filial europea. Scholz declaró que "se debe tener en perspectiva una solución rápida que tienda un puente a Opel para que pueda superar estos problemas. Ya no se dispone de mucho tiempo". El ministro de Trabajo apostó por una solución positiva para Opel y sus trabajadores esta semana o principios de la siguiente. El gobierno alemán quiere conseguir una posibilidad que asegure las perspectivas de futuro de Opel y que mantenga todas las fábricas y el mayor número de puestos de trabajo posible. Para conseguirlo, el gobierno debería subvencionar la empresa a través de un modelo de financiación transitorio, para evitar que los problemas financieros de la empresa matriz estadunidense afecten a la parte europea de GM. Para impedir que la ayuda financiera del gobierno alemán acaben en manos de la casa matriz de Opel, GM, la administración de Angela Merkel quiere crear un fideicomisario que se encargaría de administrar los fondos que se concedieran a Opel, hasta que el plan elegido entrara en marcha. Pero para ello, alguno de los planes que se presenten este día debe convencer al gobierno. Opel necesita en los próximos meses una inyección de capital por valor de más de mil millones de euros (mil 376 millones de dólares), que sería avalado por el gobierno y los diferentes estados de Alemania. El ministro de Economía del estado de Turingia, Jurgen Reinholz, declaró que "el crédito deberá ser organizado por los bancos y avalado por el Estado". En el caso de Turingia, el banco TAB será el encargado, informó Reinholz. Mientras, crece el miedo en las cuatro fábricas alemanas de Opel en Russelsheim, Eisenach, Kaiserslautern y Bochum, ya que los planes que se presenten este día son decisivos para el futuro de los cuatro enclaves de Opel en Alemania. En Bochum existen tres plantas donde se fabrican los modelos Astra, Zafira, así como ejes y engranajes para los automóviles. Las instalaciones en Bochum abastecen a cuatro mil empresas con piezas de recambio. Sin embargo, la fábrica de Opel en dicha ciudad se encuentra en peligro debido a la crisis financiera y económica. Con sus cinco mil 170 trabajadores, la fábrica de Opel en Bochum es la empresa que más puestos de trabajo proporciona en la región. El presidente del gobierno del Estado de Norte-Westfalia, Jurgen Ruttgers, lucha desde hace meses por mantener la fábrica en Bochum. La planta de Opel en Eisenach es para la región de Turingia más que una fábrica de automóviles. Es un símbolo para la construcción del Este en un lugar tradicional de fabricación de coches. Desde 1896, se construyen automóviles en la zona. En 1928 BMW compró la empresa VEB Automobilwerk Eisenach, convirtiéndose así en fabricante de automóviles. En esa ciudad, llevó a cabo la producción de su legendario modelo V8 hasta después de la Segunda Guerra Mundial. Durante la época de la ex República Democrática Alemana (RDA) se construyó en Eisenach el famoso Wartburg. No fue hasta la caída del muro, cuando Opel se instaló en la ciudad. Desde entonces, Eisenach es la fábrica de automóviles más productiva del mundo. En esa ciudad, Opel proporciona trabajo a cerca de mil 650 personas. La planta tiene capacidad para fabricar 200 mil Corsa. El año pasado se construyeron 184 mil. En la planta de Kaiserslautern la inseguridad es también elevada debido a que puede que no haya sitio para la fábrica si se adopta el plan de Fiat, ya que se la fusión de ambas implicará modelos redundantes y podría ocasionar el cierre de la planta de motores de Opel, donde trabajan tres mil 500 personas. Por su parte, la sede de Opel en Russelsheim, cuenta con 18 mil 300 trabajadores. Esto obligó a Hessen a intentar buscar desde hace ya tiempo una solución para las dificultades del consorcio automotriz. El presidente del Estado Federal de Hessen, Roland Koch, es consciente de las fatales consecuencias económicas que tendría en la región el cierre de la planta. Por ello, desde diciembre de 2008 se ha mostrado a favor de una ayuda financiera por parte del Estado para la filial europea de GM.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
193
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.