Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Webpyme escriba una noticia?

La autoestima en el trabajo

02/12/2010 10:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nuestro sentido de valor personal y de confianza en las propias capacidades pueden verse afectadas y hacernos creer que vivimos a merced de las contingencias". Resumen Nos comenta psicologiayempresa.com. Que lamentablemente en el mundo en que vivimos, escasean los buenos trabajos y mucha gente tiene muy malas experiencias por lo que casi siempre van con un pensamiento negativo a un nuevo empleo incluso terminan con la idea que no deberían trabajar. También funciona a la inversa, es decir, que tal vez conseguimos un empleo en una empresa reconocida y de prestigio pero al ingresar a trabajar en ella resulta que no era como habíamos pensado llevándonos una decepción aun peor que el caso anterior. Al no cumplir con un buen trabajo una persona termina recibiendo llamadas de atención incluso gritos, una persona con una baja autoestima termina sintiéndose muy mal y asumiendo que toda la culpa es suya cuando en realidad intervinieron muchos factores ajenos a ella. Consideraciones básicas La gerencia en el tiempo presente debe garantizar que su liderazgo, acciones deben estar resguardado de una autoestima alta, positiva, capaz de motivar a los miembros de la empresa con los que está integrados. Se debe estar atento, que las acciones, desempeño conlleven a que los trabajadores mantengan siempre una autoestima alta. La autoestima es el sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad. Esta se aprende, cambia y la podemos mejorar." (García, 2005, ¿Qué es Autoestima? Considérese como cita sht.com.ar, que la vida misma nos pone a prueba permanentemente: el éxito profesional, la carrera, el empleo, la falta de trabajo, son factores que hacen fluctuar los valores de estimación, al igual que el enamoramiento (en lo personal y afectivo) y los objetivos cumplidos (en lo laboral y profesional). Estos otorgan gran satisfacción y aumentan el grado de estimación. Señala virtual5.com.mx/articulos/, que una valoración de uno mismo positiva facilita una mejor percepción de la realidad y de la comunicación interpersonal, por lo que ayudará a tolerar mejor el estrés, la incertidumbre y los procesos de cambio que pueden afectar a nuestro trabajo. Por tanto puede definirse la autoestima como la valoración positiva o negativa que uno hace de sí mismo. Es decir, cómo la persona se ve a sí misma, lo que piensa de ella y cómo reacciona ante sí. Es un punto fundamental para poder ser consciente de nuestras capacidades y limitaciones en nuestra vida. Si todo ello lo aplicamos al trabajo, la autoestima se revela como una punto fundamental para el buen desarrollo de una actividad laboral y las relaciones personales que se derivan. Nos aporta y recuerda Alicia María Matamoros Zelaya, que el concepto de autoestima involucra la impresión que cada persona tenga de sí misma, sus capacidades, sus potenciales y todas las características que conforman su manera de pensar, de sentir y de actuar. Esta imagen que tenga de sí misma puede ser positiva o negativa, según el grado en que la persona se considere valiosa y se acepte. Se dice que es algo que se aprende, ya que el concepto que de sí mismo se tenga se va construyendo poco a poco y se consolida de acuerdo a lo que se percibe desde lo físico hasta los niveles más profundos de la persona, se trata de reconocer las cualidades que se poseen así como la capacidad de cambiar las limitaciones que impiden ser, actuar y pensar de una mejor manera. Esta idea de aprendizaje de la autoestima es la que hace que las personas seguras de sí mismas, estén llenos de iniciativas y de ánimos para iniciar nuevos retos en sus empleos; y que les hace ver en una situación desfavorable en sus labores o en sus propias limitaciones una experiencia nueva por superar sintiéndose capaces de realizarlo. Asimismo la autoestima se considera cambiante porque gran parte de como una persona se percibe a si misma está relacionada con el medio en el que vive, de su convivencia con los demás que le trasmiten mensajes que refuerzan o pueden cambiar el concepto que se ha formado en las distintas áreas de su vida e incluso los roles que en un determinado momento debe desempeñar una persona condicionan su autoestima, los cuales pueden variar de un tiempo a otro. Nos agrega además, en su aportación, que la autoestima surge en un triple proceso: a) comparaciones que establece el individuo entre sí y los demás; b) como reflejo de la valoración de los demás; y c) captación que de sí tiene la persona" (Rosenberg, 1986 citado en Ciudad Real, Solórzano, Zepeda y Trejo, 1989, Enero-Marzo, p. 56). Esta idea muestra la interacción de tres componentes que conforman la autoestima, donde se pone de manifiesto la relevancia de las relaciones de un individuo con otros, en las que en primer lugar se ve la posición de la persona que toma como parámetro a los demás para contrastar su accionar y su rendimiento en las actividades. Como ejemplo se tiene el caso de los trabajadores que se sienten satisfechos cuando cumplen o rebasan una meta de trabajo más que el resto de sus compañeros; ya que alimenta su sentido de poder. En el campo de trabajo cuando una persona posee una adecuada autoestima, no ve a los demás como amenaza o como rivales, sino que aprende a valorar las capacidades de sus compañeros y a trabajar en equipo con mayor facilidad; se cree muy capaz de sacar adelante metas propuestas para mejorar su entorno laboral. Por su parte desarrollar el sentido del poder involucra la medida en que se cumplen las metas que se ha planteado una persona, que depende no sólo de la disposición, sino más que eso del desarrollo de las capacidades y de los esfuerzos efectuados por ella. Esto le hace saber que es capaz de cumplir con los objetivos propuestos para su vida mediante su empeño. Cuando esta condición no se cumple, las personas carecen de credibilidad ante si mismas y se muestran ante el mundo como inútiles e inconstantes, que es lo que a menudo les sucede a muchas personas en sus empleos, impidiéndoles sentirse satisfechos con lo que hacen y con lo que son. Por último, señala Clarence Francis, que podemos comprar el tiempo de las personas, podemos comprar su presencia física en un lugar determinado, podemos incluso comprar algunos de sus movimientos musculares por hora. Sin embargo, no podemos comprar el entusiasmo..., no podemos comprar su lealtad, no podemos comprar la devoción de sus corazones. Necesitamos ganarnos esto." Conclusiones Definitivamente debemos constantemente sorprendernos como actuamos, cuál es nuestra autoestima, que tanto hemos hecho por autoconocernos, respetarnos, ser auténticos, alcanzar una autoestima alta, positiva que nos permita interrelacionarnos adecuadamente y desempeñar todos esos roles que nos toca actuar mientras permanecemos en esta dimensión, roles que nos evalúan que tan definida esta nuestra autoestima y como la podemos gerenciar, de tal forma, que sepamos aprovecha ampliamente el tiempo de vida que se nos concede. Debemos evitar todo aquello que nos contamine y deteriore nuestra verdadera autenticidad, esta es un patrimonio personal y nos corresponde a cada uno cultivarla. * Anotaciones de Comportamiento organizacional, Aula virtual Programa de postgrado, especialidad Gerencia de la calidad y productividad, Universidad de Carabobo. Ing. Carlos Mora Vanegas


Sobre esta noticia

Autor:
Webpyme (127 noticias)
Fuente:
web-mix.ws
Visitas:
132
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.