Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Laura Velázquez escriba una noticia?

La Belleza

08/07/2011 11:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nada tan difícil de describir, de captar, de definir, como la verdadera belleza. Hace en el mundo su aparición, en forma invisible, pero impresionándonos a todos. Dejemos hoy la palabra a pensadores y filósofos, poetas y escritores:

Dijo Platón: "La belleza es el esplendor de la verdad". Séneca afirmaba: "Un rostro hermoso es una recomendación muda".

Goethe, el alemán inmortal, decía: "La belleza en las mujeres nada significa por sí sola, a no ser una máscara fría. Yo sólo admiro al ser en quien palpita la fuerza de la vida, ahí hay la verdadera belleza"...

Isócrates dijo: "La belleza es una tiranía de corta duración". Saavedra Fajardo por su parte, escribió: "La belleza del cuerpo es un viajero que pasa y la del alma, un amigo que se queda"...

Boileau: "No hay nada bello, más que lo verdadero". Campoamor: "La belleza sólo está en los ojos de quien la mira". Moliere: "La belleza del rostro es frágil, es flor que se marchita, la del alma, es firme y segura".

Y así podríamos seguir. Pensamientos sobre la belleza hay cientos, miles, millones quizá. Pero la belleza sigue sin ser atrapada. No se le puede fabricar sintéticamente. La belleza es don del artista, de la naturaleza, de Dios. Nosotros sólo somos espectadores de ese paisaje espléndido en el que el corazón admirar lo inefable. Lo indefinible. Lo hermoso al fin.

Aprendamos a descubrir la belleza, aun donde los demás afirman que hay fealdad. Víctor Hugo hizo un ideal de belleza del jorobado Quasimodo, el campanero de "Nuestra Señora de París". Porque a pesar de su horrible joroba, de su detestable rostro, de su mirada aterradora, el jorobado mostró un sentimiento de nobleza enfrente de la desgracia ajena, que ninguno había demostrado. La belleza de su corazón opacó la fealdad de su apariencia... Buen ejercicio para este y todos los días: Encontrar un instante de belleza en una palabra, en un rostro, en una acción sencilla. Encontrar un rasgo hermoso, aún en lo que consideramos despreciable a juicio de la opinión superficial...


Sobre esta noticia

Autor:
Laura Velázquez (122 noticias)
Visitas:
245
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.